arrow

Big Love (Serie de TV) (2006)

6,6
1.445
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV de 53 episodios (2006-2011). Bill Henrickson (Bill Paxton), dueño de una cadena de almacenes de artículos para el hogar, se desvive por satisfacer las necesidades financieras y emocionales de sus tres esposas: Barb (Jeanne Tripplehorn), Nicki (Chloë Sevigny) y Margene (Ginnifer Goodwin). Las tres viven en casas contiguas y unidas por un enorme patio interior con piscina y jardín. Ninguna trabaja fuera de casa y comparten a su marido por turnos. Las tres se esfuerzan por evitar los celos y por mantener en secreto su peculiar forma de vida. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Big Love (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Mark V. Olsen, Will Scheffer, Eileen Myers, Dustin Lance Black, Jeanette Collins, Mimi Friedman, Doug Stockstill
Música
Mark Mothersbaugh, David Byrne, Anton Sanko
Fotografía
Anette Haellmigk, James Glennon, M. David Mullen, Russ T. Alsobrook, Alan Caso, William Wages, Alex Nepomniaschy
Productora
HBO / Anima Sola Productions / Playtone Productions
Género
Serie de TV Drama Religión
Categorías 1
"Cautivadora (...) El resultado está a la altura de otras joyas de la cadena, como 'Roma', 'The Wire' y 'Deadwood'."
[Variety]
"Lo que la hace ser una serie dramática de primera clase es la seguridad con que traslada el exotismo de algo pasado al universo oridinario de la vida familiar."
[Time]
7
Típicas situaciones de una familia atípica
Ya no sorprende que HBO nos traiga series originales, rompedoras e incluso un tanto transgresoras. Se ha convertido en marca de la casa.
Así que la vida de una familia que practica la poligamia es el punto de partida de esta serie dramática que aprovecha lo extraño de la situación para plantear cuestiones que a priori nos aprecen mucho más comunes: el matrimonio, la familia, el sexo, la fidelidad, los celos, la religión, el poder, la corrupción, la traición.
Y lo que fascina de Big Love es que logra que, comparado con todo eso, el hecho de ser una familia tan atípica parezca totalmente irrelevante.

Para empezar, los Henrickson son un matrimonio de cuatro personas, con caracteres muy distintos y marcados, y las distintas relaciones entre ellos dan muchos matices a la historia. La familia se completa con los hijos de las tres esposas, con especial mención a los dos mayores, que se cuestionan de modos muy distintos las ideas con las que se les está educando.
Todos ellos se enfrentan a un mundo que rechaza su modo de vida, por lo que viven fingiendo, ocultando lo que realmente son, temerosos de ser descubiertos.

Pero lejos de quedarse en una historia sentimentalista sobre la familia, este lado amable de la poligamia se encara con otra realidad mucho menos dulce, la de las comunidades sectarias manipuladas por líderes con pretensiones de poder e ínfulas de santos.
En este caso, el profeta de Juniper Creek es además el padre de la segunda esposa de Bill Henrickson y el enfrentamiento es por algo tan terrenal como el dinero.

Familia, mentiras, intrigas, traiciones... Sí, has acertado, Big Love es un culebrón.
Pero un culebrón bien hecho. Con un guión trabajado y coherente. Con unos giros interesantes y en absoluto predecibles. Con un altísimo nivel por parte de todos sus actores. Con una producción esmerada en todos los aspectos.
Otra gran serie de la HBO.
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Poliamantes
Un hombre y una mujer se están acostando. Tras el breve polvo, él deja dinero sobre la mesilla de ella y se marcha. Unos segundos más tarde, él entra en otra casa, besa a otra mujer y ésta le pregunta que qué tal su día. Así comienza Big Love, y así se nos presentan nuestros propios prejuicios al dar por supuesto que la primera mujer es una prostituta y la segunda la esposa del protagonista. Un poco avergonzados, nos damos cuenta de que ambas son las esposas y, que, junto a otra tercera, forman la familia de Bill Henrickson.

Big Love cuenta la historia de unos polígamos mormones que viven en Salt Lake City, Utah. Las tres esposas de Bill tienen sus casas contiguas que se comunican a través del patio trasero, ya que su forma de vida no es ni legal ni conocida por los vecinos.
Sin dar moralejas ni falsas lecciones, la serie se adentra en situaciones habituales tales como los celos, el poder, la infidelidad, las relaciones padres-hijos, etc, pero todo desde una visión distinta, ya que parte de una estructura familiar poco común y nada tratada en pantalla, que creará conflictos curiosos e incluso paradójicos: infidelidades con la propia esposa o misma edad entre hijos y madres.



La religión, aunque sea un tema bastante secundario en el círculo en el que nos movemos, en muchísimas otras sociedades, es parte esencial de sus vidas. Aquí se demuestra tanto la armonía como el desequilibrio que ésta puede crear y la gran influencia que llega a tener, a distintos niveles, sobre todos los personajes.
La serie se centra, a su vez, en el oficio de Bill, donde se mezclan los negocios con los rencores familiares, presentándonos de esta manera a Roman Grant, el profeta del campamento de Juniper Creek, una especie de El Padrino que mantendrá una lucha constante de poder con el protagonista.



El único fallo que le encontraba a Big Love era la horrible banda sonora que tenía. Únicamente se salvaba el God Only Knows de los títulos de crédito, porque en lo que a los episodios se refiere, siempre se escogían canciones horribles que no pegaban para nada con el momento. El máximo ejemplo sucede cuando empieza a sonar Girlfriend de Avril Lavigne en la escena en la que por fin se besan dos de los protagonistas. Los creadores han debido darse cuenta de este fallo, porque a partir de la tercera temporada, hay un nuevo productor musical: Anton Sanko. Éste se ha dedicado a crear su propia música en vez de incluir canciones ya trilladas para estos casos (como el Hallellujah). Su banda sonora se basa en una melodía de piano que recuerda mucho a la de Philip Glass de Las Horas, para mi gusto, una de las mejores del cine.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil