arrow

Jimmy Hollywood (1993)

Jimmy Hollywood
Trailer
3,9
465
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un actor en paro, que llega a Los Ángeles en busca de fama para acabar desengañado, encuentra el éxito pero detrás de la cámara: decide grabar a los criminales mientras roban, entregando las evidencias -y a los propios ladrones- a la policía. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Jimmy Hollywood
Duración
110 min.
Guion
Barry Levinson
Música
Robbie Robertson
Fotografía
Peter Sova
Productora
Paramount Pictures presenta una producción Baltimore Pictures
Género
Comedia Cine dentro del cine
"Comedia que amenaza en romperse en algo más serio, más cerebral y, por ello, más cargante. Los esfuerzos de Hershey se pierden entre el recital de una pareja entregada al empacho"
[Diario El País]
6
El papel de un actor
Película que no disgusta pero no llega a interesar en exceso tal vez por un tratamiento difuso y se olvida.

El argumento gira sobre la figura central de Pesci, un tío excéntrico y divertido, le acompañan su mujer y el colgado del amigo, en un batiburrillo de humor estrambótico cargado de estereotipos.

Jimmy Hollywood busca su momento estelar, busca su oportunidad en la vida, esa oportunidad que parece ser que en Estados Unidos es más fácil encontrar. Creo que eso dicen más o menos.

Aquí el triunfo no está en el trabajo diario, en los currículum, en las largas colas para un puesto o una actuación, parece que el mensaje que se nos da es que todo en la vida se debe a un golpe de suerte en el momento propicio. Y lo triste es que puede ser cierto. También hay quien dice que la suerte hay que buscarla. ¿Dónde? No lo sé.

Jimmy con la ayuda de su amigo busca su suerte sobre el terreno, pateando el asfalto, luchando contra la adversidad en la Meca del Cine, incluyendo la lucha contra la delincuencia, esto es porque surge así, por casualidad. Así nace el grupo SOS, un arma de protesta social. Al final sí va a ser cierto que la casualidad marca la oportunidad porque gracias al SOS, Jimmy podrá tener al fin un papel protagonista ante las cámaras y el querido público. ¿Triunfará al final?
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Mediocre entretenimiento
Hola, soy Troy McClure, tal vez me recuerden de películas como “Lo que el aire se llevó” o “Bebé araña: Terror en la guardería”. Hoy me encuentro aquí para presentarles la crítica de Rizzo hacía la película titulada “Jimmy Hollywood”.

La película es un producto mediocre de un director que sabe dirigir comedias no como una sucesión de varios gags sino como un material para contar una historia y eso es algo que el director ya ha demostrado en “Diner” o “La cortina de humo”. Pero aquí, aunque dicho sea de paso el punto de partida que nos propone Levinson es cuanto menos interesante, el resultado final aunque se deje ver, es bastante olvidable. Además, ver a Pesci y a Victoria Abril bailando al ritmo de Gloria Estefán es una imagen para vomitar.

Como fan que soy de Joe Pesci, su interpretación me ha hecho cierta gracia, aunque bien es cierto que en muchos momentos el actor resulta más que cargante. Si yo hubiera interpretado su papel, hubiera estado imponente aunque seguramente me hubieran puesto al mediocre de Rainier Wolfcastle de compañero y la película hubiese bajado enteros. Christian Slater en su papel de colgado que no se entera de nada, pero amigo de sus amigos, también agobia por momentos. Y Victoria Abril está más perdida que la delantera del Madrid. Pero cuando se pone la película, y entra en todo eso del SOS, de dejar grabaciones con Pesci hablando a la cámara la película gana algo, aunque se resienta en la relación entre él y la señorita Abril.

No está mal, pero por momentos para disfrutar de la película sería ideal ponerse las hamburguesas orejeras de mi buen amigo el profesor Frink. Aún así, el resultado final se aguanta. Y sin más que decir, se despide por hoy, vuestro fiel escudero Troy McClure al que próximamente podréis ver en películas como “Socorro, hay una lagartija en el cuarto de baño” o “No me pises que llevo sandalias”.
[Leer más +]
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil