arrow

Las cosas cambian (1988)

6,6
625
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una banda criminal de Chicago le hace una propuesta a un anciano zapatero de origen italiano: si se declara culpable de un delito que no ha cometido, tras una breve estancia en la cárcel, recibirá una importante suma de dinero. Un sicario de la banda se encarga de custodiarlo durante un fin de semana, antes de entregarlo a la policía. Entre los dos surge una curiosa amistad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Things Change
Duración
100 min.
Guion
David Mamet, Shel Silverstein
Música
Alaric Jans
Fotografía
Juan Ruiz Anchía
Productora
Columbia Pictures / Filmhaus
Género
Comedia Drama Mafia Amistad Crimen
"Irónica mezcla de policiaco y comedia"
[Diario El País]
8
Una deliciosa comedia.
Cuando te tropiezas con una película como ésta, de escasa relevancia en la historia del cine, puedes llevarte una agradable sorpresa: comprobar que en la sencillez también puede esconderse el arte. Gino (Don Ameche), un humilde y casi anciano limpiabotas consigue el milagro, tal vez de forma análoga a como trabajó y triunfó Peter Sellers en la memorable "Bienvenido, Mr. Chance", con la que creo que existe cierto paralelismo, pues en esta última es también un sencillo y analfabeto jardinero quien logra crearse, impensadamente, una aureola de experto político. En "Las cosas cambian", es la imagen de honradez y simplicidad de Gino quien se gana la admiración de otro "capo" de la mafia, y esto le salva de una muerte anunciada, tramada contra él de forma ignominiosa*. Película de ritmo sosegado, pero amable e interesante, gracias no sólo a Don Ameche, sino también a la buena interpretación de Joe Mantegna, matoncillo que no es tan malo como podría suponerse; encanta asimismo la consistencia de la historia, dirigida por un David Mamet al que debemos tantas magistrales lecciones de cine.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
amable comedia de un excelente narrador
Si algo distingue a los trabajos del director David Mamet es la maestría de sus guiones. Lo curioso es que nos e trata de una película ostentosa o pretenciosa. Es más. Luce muy simple en apariencia. Pero se trata en realidad de una historia consistente, variada, que a cada paso ofrece giros y detalles que la enriquecen. Lo que hace que se siga con gran interés. Con unas cálidas y entrañables actuaciones de los dos protagonistas. El veterano Don Ameche encarna su papel con dignidad y carisma, en tanto que Mantegna, esta perfecto como su casi sicótico guardián, que no puede evitar sentir simpatía por el anciano. La historia entretiene y satisface. Merecería ser mucho mas conocida. Es altamente recomendable. Si le interesa otro trabajo de este director, le recomendamos que no se pierda la excelente "Casa de Juegos" (traducción literal de su título en inglés "House of Games")
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil