arrow

La cruz de Hierro (1977)

La cruz de Hierro
Trailer
7,5
11.311
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En el frente oriental, un escuadrón de soldados alemanes, capitaneados por un duro oficial, se enfrenta a las temibles hordas del ejército ruso. El pelotón germano está liderado por el respetado sargento Steiner (James Coburn), pero también tendrá que hacer frente a las decisiones ambiciosas y suicidas del capitán Stransky (Maximilian Schell), un aristócrata prusiano recién llegado al frente que busca la gloria a cualquier precio. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Cross of Iron
Duración
119 min.
Guion
Julius J. Epstein, Walter Kelley, James Hamilton (Novela: Willi Heinrich)
Música
Ernest Gold
Fotografía
John Coquillon
Productora
Coproducción Reino Unido-Alemania; Incorporated Television Company / Rapid Film. Distribuida por AVCO Embassy Pictures
Género
Bélico II Guerra Mundial Ejército
9
!Steiner! !Demarcación!
A Orson Welles le pareció la mejor película (anti)bélica de la historia del cine, y desde luego no seré yo quién le quite la razón.
Estamos ante una de las mejores películas de Sam Peckinpah, si no la mejor, desde luego superior a "Grupo salvaje", su obra más famosa.
La excelente novela de Willi Heinrich, "The Willing Flesh" (ahora ya se titula "Cross of Iron" por influencia de la película) es suficiente para que la historia funcione sin contar con un guión depurado y ni siquiera bueno. Pero como digo con el material de la novela, la dirección de Peckinpah, las soberbias actuaciones y la fantasmagórica fotografía de John Coquillon (habitual de Peckinpah), además de un partitura emocionante y triste que hace que el film sea extraordinario.
A Sam Peckinpah le terminaron de hundir con el fracaso económico de esta cinta (tan sólo en Alemania tuvo una acogida destacada), y aunque es verdad que ya no era un director de moda -por eso tuvo que irse a Yugoslavia a rodarlo y a Alemania producirlo- es posible que si hubiera tenido el reconocimiento de lo gran película que es, alguna obra más de calidad nos habría dejado (aunque "Convoy" personalmente me resulta muy interesante y entretenida).
Una película adelantada a su tiempo que hace que "Apocalypse now", "El cazador", Platoon" o "La chaqueta metálica" le deban mucho al título de Peckinpah.
Un recuerdo para los actores como James Mason y David Warner, fantásticos como oficiales pragmáticos y desengañados con diálogos tan sensacionales como este:
General Brandt: -¿Qué haremos cuando termine la guerra?
Capitán Kiessel: -Prepararnos para la siguiente.
Y sobre todo a James Coburn y Maximilian Schell, que interpretan personajes antágonicos y que en una de las últimas secuencias mantienen uno de los diálogos más interesantes de todo el cine bélico.
Capitán Stranszky: -Le enseñaré como lucha un oficial prusiano
Sargento Steiner: -Y yo donde crecen las cruces de hierro.

Por críticar algo decir que falta algo de presupuesto a la película y eso se nota a veces, un guión en ocasiones un tanto descuidado con algunos detalles de enlace y un montaje al que se le ha cortado varios minutos que es una pena que no se edite la versión integra.

En definitiva magnífica película que hasta hace bastante poco era muy desconocida por el gran público y que personalmente me alegro que se vaya conociendo y estimando una de las diez mejores películas de los años setenta.
[Leer más +]
183 de 222 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Impactante.
“La cruz de hierro”, es un film impactante en muchos aspectos, la entrega del sargento Steiner hacia sus hombres, es magistral, conseguir mantenerlos unidos es toda una lección, de compañerismo, y sobre todo de humanidad, y de tantos otros valores difíciles de ver en otras películas. La cinta de Sam Peckinpah, no renuncia a lo desagradable, pues las guerras son todo eso. Nos describe la ambición, la traición, el sufrimiento, la agonía, las bajas pasiones, el heroísmo.

Steiner (soberbio y magistral James Coburn) es un soldado, porqué así lo quiso el destino, pero no le importa ni la política, ni los ideales de sus superiores, asimismo odia conseguir esa Cruz de hierro, que tanto ansía el capitán Stransky (excelente Maximilian Schell) para continuar con el honor de su familia, noble prusiana, eso sí sin salir de su escondite y sin importarle un ápice todo lo que les pueda suceder a los hombres de su compañía, incluso llega a traicionarlos. Son dos retratos perfectos de los muchos Steiners y Stranskys que existen en la multitud de guerras que han existido, que existen y que existirán. Muy buen trabajo de James Mason y David Warner en esos papeles de secundarios y que para ellos lo primordial es la guerra.

Peckinpah sabe muy bien filmar la violencia, y más si es una película bélica, la fotografía de John Coquillon consigue crear esa atmósfera fantasmagórica contribuyendo de forma magistral a crear ese ambiente del campo de batalla. Pero lo más importante a mi entender, es la pincelada perfecta de sus dos principales protagonistas tan diferenciados en ideales, honor y principios.
[Leer más +]
66 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil