arrow

El color púrpura (1985)

El color púrpura
Trailer
7,4
20.768
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Principios del siglo XX. Narra la historia de Celie, una adolescente negra de catorce años que está embarazada de su propio padre, un hombre despótico y cruel. A partir de entonces su vida estará llena de dolor y humillaciones. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Color Purple
Duración
147 min.
Guion
Menno Meyjes (Novela: Alice Walker)
Música
Quincy Jones
Fotografía
Allen Daviau
Productora
Warner Bros. / Amblin Entertainment
Género
Drama Melodrama Racismo Años 1900 (circa) Años 1910-1919 Años 20
10
INOLVIDABLE VIDA DE UNA MUJER NEGRA AVASALLADA POR UN NEGRO
Cuando vi esta película, en Sevilla, a principios de los años ochenta, repetí a los pocos días con un grupo de jóvenes con los que trabajaba, para que contemplasen lo que puede ser una persona libre hundida en una vida esclava, para que vieran como a veces no hay peor cuña que la de la propia madera, o sea, en la historia que cuenta esta película la mujer negra (Whoopi Goldberg) de quien recibe peor trato, esclavización y desconsideración a lo largo de su vida, no es de los blancos sino precisamente de un hombre negro (Danny Glover) de su misma escala social; así pasa casi siempre en este mundo: al enemigo más que tenerlo lejos, lo solemos hallar dentro del propio clan de iguales, familia o grupo de personas cercanas que se supone son las que mejor nos conocen y por ende nos deberían comprender. Tiene que ser una mujer venida de fuera la que le abra los ojos y le transmita espíritu de liberación a esta negra humilde, esclavizada y sufriente, una mujer venida del ánimo desobediente, de la diversión vitalista, del atrevimiento para decir "NO".

Toda la filmación es conmovedora de principio a fin. No sé ya cuantas decenas de veces habré visto "El color púrpura", pero da igual cada vez que la sigo lloro irremediablemente y más o menos le ocurre igual a casi toda la gente que la ha visto y vuelve a ver. ¿Resulta esto una rémora para una película? Pues parece que sí, porque cuando una historia es realmente excelente, entrañable y provoca nuestro enternecimiento más profundo, entonces están los avergonzados de tener alma que suelen ridiculizar despectivamente ese sentir como "lacrimógeno". ¿Cómo no llorar por ejemplo cuando la hija pródiga cantando el blues "Dios quiere decirte algo" marcha hacia los brazos de su padre?

Tanto unos como otras, uno por uno, magníficos los actores negros de esta maravillosa obra cinematográfica. Todos en verdad, con sus interpretaciones prácticamente perfectas y su bellísima piel morena, hacen excelsa y memorable esta narración sin igual.

Significar también el enorme acierto de Spielberg al apuntillar en la parte más significativa del filme, cuando uno siente gran animadversión hacia el protagonista que hace de malo y odioso maltratador (Danny Glover, en el papel más grandioso de toda su carrera), que "los pecadores también tienen alma", cosa que reivindica haciendo posible que de las manos del tipo "satanizado" surja una acción noble y buena, determinante para devolverle algún bien a la persona a la que causó tanto mal.

Se trata de una espléndida y excelente filmación, de las mejores de la historia del cine, una película que honra este arte y nos hace agradecer a Steven Spielberg su maestría sensacional y conmovedora. Gracias por siempre.

Fej Delvahe
[Leer más +]
72 de 83 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Su obra maestra / Steven Spielberg toma 9
El color púrpura dicen los entendidos que es la primera "obra seria" del director estadounidense. A mí modo de entender fue Encuentros en la tercera fase, pero éso es otra historia. A Spielberg le ocurrió aquí como al bueno de Clint Eastwood tres años después con la magistral Bird. A los dos les nominaron y a los dos les dieron pal pelo como novatada por su primera "aproximación" a las "obras serias". Con el rey midas se cebaron más si cabe, ya que el film competía nada menos que en once categorías y no se llevó ninguna. Así las gastan por allí.

La película nos cuenta un dramón que te fija en la butaca, y además te da esplendor. El reparto elegido por el cineasta fue un acierto total. Todos sus componentes lucharon por una estatuilla y aunque no la consiguieron, obtuvieron por derecho propio el reconocimiento de expertos y gentiles. Alejado aquí de sus otras producciones, la adaptación de la famosa novela de Alice Walker está muy lograda. La trama pivota sobre las poderosas actuaciones de Danny Glover (qué papel tan chungo) y de Whoopi Goldberg (una desconocida). Los secundarios realizan su trabajo con maestría y otorgan a la película un empaque que quizá con otros actores hubiera deslucido el resultado final.
Que un truño como Memorias de África (película torpe, aburrida y desgraciada dónde las haya) dejase no a Spielberg, sino a todos los que hicieron posible esta gran obra con un palmo de narices... tiene un delito criminal impagable. Todos a la cárcel, vamos...

DESTACO la magistral música de Quincy Jones, la pija blanca hija de lucifer, las dos escenas del afeitado a navaja, el vestuario, la secuencia del beso entre las dos mujeres, el reparto y el sonido.

SUSPENDO el último plano en el que aparece Danny Glober (sobraba mucho) y a la Academia de los cojones.

Cine de diez estrellas ganadas a pulso cada una de ellas. 9.5

"Las mujeres son como los críos. No hay ná mejor cuna paliza pa que sepan quién manda."
[Leer más +]
87 de 114 usuarios han encontrado esta crítica útil