arrow

Güeros (2014)

Güeros
Trailer
6,9
1.402
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Sombra y Santos viven afincados en un apartamento al que hace tiempo ya le cortaron la luz por no pagar la renta. Reciben la visita del hermano menor de Sombra, Tomás, enviado por su madre porque ya no se soportan. La llegada del chico cambia las cosas y deciden todos emprender un viaje para rendir homenaje a un músico mítico que oía el padre de Sombra y Tomás, que nadie conoce, y que según ellos pudo haber salvado al rock mexicano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ México México
Título original:
Güeros
Duración
107 min.
Estreno
8 de mayo de 2015
Guion
Alonso Ruizpalacios, Gibrán Portela
Música
Tomás Barreiro
Fotografía
Damián García (B&W)
Productora
Catatonia Films / Conaculta / Difusion Cultural UNAM
Género
Drama Comedia Road Movie Años 90 Adolescencia Comedia dramática
6
Ensayo para un cine diferente: ni carne ni pescado, ni chicha ni limoná
Siempre es grato comprobar que hay cineastas afanosos por reinventar el cine – ahora que conmemoramos el centenario de Orson Welles – y nos viene bien que nos recuerden que las reglas están para romperlas o saltárselas. Bienvenido sea ese aire fresco y esas ganas por explorar y experimentar con las imágenes, con el lenguaje cinematográfico, con la narración y con los personajes, de no dar nada por sentado y tener el arrojo y la valentía de no dar nada por supuesto, de no conformarse por recorrer caminos trillados y de no limitar la cámara a ser un mero y terco espejo de la realidad. Loable esfuerzo y afán.

Lo malo es cuando esas ganas de búsqueda, creatividad e invención no cuajan y nos ofrecen tan sólo un cúmulo de imágenes interesantes, una amalgama de personajes curiosos y encantadores, una trama descoyuntada y dispersa de esforzado ingenio, una falta notoria de dirección e intención y un exceso de ruido en detrimento de las nueces. Cuando el envoltorio es más interesante que su contenido, cuando las muchas ideas se agolpan sin ton ni son y desbaratan y entorpecen la narración, tan sólo podemos hablar de las muchas buenas intenciones, de las interesantes ideas que se abocetan a lo largo del metraje, de las imágenes alucinadas y de su textura entre el duermevela o el desvarío… pero el resultado final no es fecundo, no seduce y no convence.

Decir que se trata de una película interesante es ser veraz y atinado. Pero alabarla desproporcionadamente es hacerle un flaco favor, al crear unas expectativas que de ninguna forma es capaz de satisfacer. Resulta atractiva por la resuelta procacidad de sus personajes, por la valentía de su director y coguionista, por la falta de complejos que demuestra y por ciertos logros parciales que jalonan su metraje. Pero el conjunto deviene en desvarío, entre lo pretencioso y lo forzado (no hay ninguna propuesta o solución convencional, lo cual acaba siendo un demérito y hasta un despropósito), entre lo laborioso y lo estéril.

¿Recomendable? Lo dudo. Quizás su metalenguaje sobre el cine y la vida pueda impactar a algún iluso neófito, sus filosóficas reflexiones sobre la existencia resulten novedosas para algún televidente iletrado, pero carecen de fuerza y poso y resultan un adorno envarado. En definitiva, interesante, creativa y simpática… pero bastante aburrida y prescindible.
[Leer más +]
26 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Ser joven y no ser revolucionario es una contradición.
La ópera prima de Alonso Ruizpalacios es un sólido relato filmado en blanco y negro y en un formato 4:3 que es un verdadero soplo de aire que refresca la aletargada cartelera mexicana, donde los estrenos nacionales sólo buscan emular las fórmulas del cine venido de Hollywood.

El adolescente Tomás (Sebastián Aguirre), es enviado a manera de castigo por su madre de Veracruz a la Ciudad de México a que lo cuide su hermano Sombra (Tenoch Huerta) quien estudia en la UNAM, la cual está tomada en huelga por los estudiantes, y de la cual tanto Sombra como su amigo Santos (Leonardo Ortizgris) se declaran en “huelga de la huelga”.

Sombra y Santos no hacen nada durante el día, no tienen luz la cual le roban a los vecinos de abajo, se la pasan jugando con cartas y fumando mientras supuestamente realizan su tesis; luego que Tomás llega se enteran que Epigmenio Cruz, su ídolo musical heredado por su padre y al cual consideran que “pudo haber salvado al rock nacional” y que alguna vez conmovió hasta las lágrimas al mismísimo Bob Dylan, está enfermo en el hospital y deciden salir en su búsqueda con el fin de conocerlo, acompañados de Ana (Ilse Salas), el interés romántico de Sombra y parte del movimiento estudiantil.

Lejos de la solemnidad de la mayoría de los films arties nacionales, ‘Güeros’ pone el dedo en la llaga y lo mismo cuestiona las supuestas buenas intenciones de directores de cine que hacen películas complacientes para con los críticos extranjeros, así como también muestra sin juzgar los entretelones de la toma de la universidad y a los diversos personajes y roles dentro del movimiento estudiantil, muy parecido al sucedido en el año 99.

La película de Ruizpalacios se torna una road movie que cruza en una noche y parte del día y de polo a polo la ciudad de México, donde los personajes recorren lo mismo barrios complicados que fiestas en estratos altos y donde salen a relucir diferencias sociales mientras buscan al, para ellos, legendario músico que pudo haber tocado en el festival de Avándaro.

‘Güeros’ es una apuesta más que interesante del cine nacional, tanto desde lo visual como en su narrativa, que disecciona a una generación y su entorno despojada de falsos intelectualismos y sin discursos aleccionadores y si con bastante humor y sin tomarse tan en serio.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil