arrow

French Women (2014)

French Women
Trailer
4,3
635
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
París en primavera. Once mujeres, madres de familia, mujeres de negocios, solteras o casadas, encarnan las distintas facetas de la mujer de hoy: hermosa y paradójica, a veces desorientada, pero siempre llena de vitalidad. Alegres, explosivas, insolentes, incomprendidas, complejas, acomplejadas, celosas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Sous les jupes des filles
Duración
116 min.
Estreno
7 de noviembre de 2014
Guion
Audrey Dana, Murielle Magellan, Sallam Cecile, Raphaëlle Valbrune-Desplechin
Música
Imany
Fotografía
Giovanni Fiore Coltellacci
Productora
Fidélité Films / Wild Bunch / M6 Films / Palatine Étoile 11 / Orange Cinema
Género
Comedia
3
Un anuncio de compresas de 2 horas: ligera, fina y segura
Me gusta el cine que habla sobre las mujeres y se centra en ellas, sin embargo, en ocasiones también me aburre. De hecho, se podría decir que me ocurre exactamente lo mismo que con cualquier tipo de cine, sea del género que sea o de la temática que toque en cada momento. La diferencia estriba en cómo me muestren lo que me quieran ofrecer; así, puedo disfrutar con Frances Ha o Ida (por poner tan sólo dos ejemplos recientes de géneros dispares), y no hacerlo con cosas como Bajo el sol de la Toscana o Miss Sinclair. Por otra parte, soy bastante pro-cine francés —sólo si me comparan con otros españoles, no con los franceses—, por lo que en un principio la idea de ver una comedia sobre once mujeres en busca de la felicidad a lo Sexo en Nueva York, pero en París (como en Sexo en Nueva York) no tenía mala pinta.

Audrey Dana, actriz francesa a la que algunos recordamos por sus papel en el thriller policiaco Roman de gare y sobre todo en la estimable Welcome, del director Philippe Lioret, se lanza ahora también a la dirección y al guión con French Women, título extraído del original francés Sous les jupes des filles (literalmente: Bajo las faldas de las chicas), acompañada en la escritura del mismo por Murielle Magellan, Cécile Sellam y Raphaëlle Valbrune. Varios puntos de vista para contar las historias de distintas mujeres, en las que el denominador común es el exceso en los niveles de azúcar, incluso en escenas de sexo o tratando el tema de la infidelidad. Esto es especialmente sangrante en los momentos en que las guionistas pretenden transgredir o criticar determinados tics socialmente establecidos, pues al final parecen dar el mensaje opuesto al que se les intuye quieren dar. En este sentido hay dos escenas dignas de mención, no sólo porque una de las protagonistas critique o ponga en ridículo o en evidencia a otra, sino porque en esas escenas hay varias mujeres prestándoles toda su atención y siempre con sorna y prejuzgando.

El principal problema de la película es que, a pesar de las buenas intenciones, que se notan, de la correcta dirección y de las aceptables actuaciones, de entre los once personajes que protagonizan esta comedia coral, ninguno atrae con sus historias; aparte, por supuesto, de su incapacidad para apenas hacer reír en los 116 minutos de metraje. En este sentido, desde hace varios años se lleva dando en la comedia un fenómeno que antes ocurría con frecuencia en muchas series de televisión que llevaban bastante tiempo en antena y a las que la falta de ideas nuevas convertía a los personajes en caricaturas de sí mismos, pero que ahora está bastante generalizado desde el principio de las mismas. Esto es, crear caracteres planos y simples (cosa que ya se hacía), pero añadiendo que sean completamente exagerados en su personalidad, como si fuese requisito necesario para encontrar la carcajada en el público receptor, el cual está cansado de no encontrar personas reales con las que sentirse identificado o a las que creerse.

Conozcamos a los personajes (sin spoilers):
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
French women
Tengo un calentón y dos tetas que no dudaré en usar, ¿truco o trato?, lema que parece motivar toda esta charlotada de película.
¡Es estúpida!, un mercadillo estúpido de mujeres tontas, infantiles, patéticas, superficiales, ridículas y ..., estúpidas, con diálogos nimios, bobos, carentes, retrasados, pueriles y ..., estúpidos, escenas débiles, tristes, forzadas, lamentables, vergonzosas y ..., estúpidas de contenido vago, famélico, estridente, chirriante y ..., estúpido que ofende la dignidad de cualquier mujer que se aprecie, con un argumento lastimoso de cabeza cuadrada sin imaginación, talento o idea alguna que valga la pena, un continuo desfile atroz de mujeres chillonas, inmaduras, frustradas, obsesivas, desesperadas y el siempre sexual requisito inagotable de un hombre y su atractivo cuerpo como solución a todo problema, el antical contra todos los males, el Mr. Proper de todos los sueños, la monería aburrida de un llanto y berreo cutre de -las aquí retratadas como sexo andante- mujeres actuales activas, alegres y despiertas según la propia sinopsis de la película.
Inagotable el aguante, insoportable su visión, paciencia infinita de arduo trabajo las casi dos horas de un relato que se resume en guapa, tonta -porque para qué sirve una carrera y un intelecto si me pierdo ante el torso desnudo o la mirada insidiosa del fantasma de turno- y ¡siempre caliente para el hombre!, dispuesta a abrirse de piernas y que le toquen el culo cuando y como sea, ¡aquí tenemos a la mujer actual de siglo XXI!
Sexo que levanta las penas, alivia los fracasos, consuela el desengaño y compensa a la madre esclavizada de cuatro hijos, a la cornuda de la oficina, a la amante deseosa del ansioso anillo, a la solitaria empresaria de éxito, a la abogada novata, a la taciturna en espera, a la menopaúsica precoz etc, etc, etc, y un montón de memeces de ninguna gracia y muy mal empeño para una historia que es..., estúpida la mires por donde la mires porque ni siquiera sirve desde el punto extremo de comedia ligera de entretenimiento superfluo algo tan ignorante, aprensivo, vomitivo y ..., estúpido pues es lamentable, odiosa e indigesta, carente de todo sabor que no sea rancio, memo y banal, un artificio infumable de castigo para los oídos y sufrimiento para el alma, la mujer retratada como una histérica, neurótica, chillona alarmante a la que sólo le calma y contenta una buena po.. con su oportuno revolcón.
¡Y lo firma una mujer!
Paso de escribir un nombre que no se si pretendía explotar todos los clichés históricos atribuidos a su sexo, darles la vuelta pero le dio un calentón sudoroso y se quedó por el camino o cogió once personajes, tiró los dados y fue repartiendo cartas y estereotipos según le venía en gana.
Si quieres perder el tiempo, ¡enhorabuena!, ahí tienes casi dos horas a tu entera disposición.
Por cierto, he dicho que es ¡estúpida!, por si no lo había dejado claro.

http://lulupalomitasrojas.blogspot.com.es/
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil