arrow

Londres: Distrito criminal (2013)

Londres: Distrito criminal
Trailer
4,1
482
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Riley es un criminal que se verá atrapado en el particular juego del ratón y el gato entre los jefes de la policía y del crimen organizado de Londres. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Deadly Game (All Things to All Men)
Duración
81 min.
Guion
George Isaac
Música
Thomas Wanker
Fotografía
Howard Atherton
Productora
Cipher Films
Género
Thriller Drama Crimen Mafia Policíaco
6
Nada nuevo, nada malo
Previsible y entretenido thriller sobre policías corruptos y gansters ambientado en un estilizado Londres. No hay nada nuevo en “Londres: Distrito criminal” pero sus sólidos actores (Gabriel Byrne, Rufus Sewell, Toby Stephens y Julian Sands), su guión fácil de seguir y lo estilizado de la propuesta hace que “Londres: Distrito Criminal” se disfrute mejor de lo esperado. Si os gustan los thrillers este os encantará. No hay nada original en el lo que significa que tampoco hay nada malo (a excepción de la previsibilidad). Se disfruta como el que disfruta de una sabrosa manzana y luego se olvida de lo que ha comido de postre. Bien por los ingleses cuando hacen lo mejor que saben hacer. Recomendable a amantes del thriller sin demasiado nivel de exigencia y al resto de espectadores que disfruten mas con la forma que con el fondo.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Londres, plagio criminal
La película empieza bien, con la inmersiva atmósfera urbana del siempre atractivo Londres que enmarca una trama suficientemente enmarañada protagonizada por actores conocidos, solventes y hasta carismáticos (sobre todo el magnético Byrne). A los veinte minutos empiezan unos primeros síntomas de cutrerío, sobre todo por una música ratonera de peli porno y unas bruscas transiciones entre secuencia y secuencia: persecución, plano cenital de Saint Paul, pelea, plano de atardecer en el London Eye, cena en una cafetería, fundido a negro, diálogo clave… todo como muy a cuchillo, sin solución de continuidad, con un montaje abrupto que cose de mala manera unas secuencias con otras dejando entrever las carencias de guión.

La tragedia se masca a la media hora, cuando para tantas tramas empiezan a aparecer actores secundarios que no están a la altura y rozan el amateurismo (no me refiero únicamente a Elsa Pataky) y cuando el tufillo de “esta historia me suena, ya la he visto antes” se convierte en un “coño, esto me recuerda a Training Day” que termina cristalizando en “menudo plagio de Training Day se han marcado estos impresentables”. Para empeorarlo, meten también elementos plagiados (fijaos que no digo inspirados) en “L.A. Confidential”, quizás pensando que plagiar un poco de dos fuentes es menos grave que plagiar mucho de una.

Y es en la media hora final es donde la película revienta por las costuras y, además de la escasa originalidad, afloran las miserias de base: el asesino profesional no es que sea frío y calculador, es que tiene un problema de inexpresividad facial que se le extiende a un tupé del que no se mueve un pelo en toda la película; las peleas son de Bud Spencer y los tiroteos de cartón piedra, con gente que muere sin que se le dispare; las subtramas pasan de requerir concentración para no perderse, a requerir una oija para entenderlas; y el final… en fin, la película parece más que acaba porque se agotó el celuloide que porque se cierre la historia.

Mala película, de las que van de más a menos y dejan un pésimo regusto.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil