arrow

Eclipse total (Dolores Claiborne) (1995)

Eclipse total (Dolores Claiborne)
Trailer
6,8
6.404
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dolores Claiborne es acusada del asesinato de Vera Donovan, la dueña de la casa en la que trabaja como asistenta desde hace más de veinte años. Selena, la hija de Dolores, vuelve a su pueblo natal para intentar probar la inocencia de su madre, pero allí ambas se tendrán que enfrentar a un implacable detective y a un sórdido pasado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dolores Claiborne
Duración
131 min.
Guion
Tony Gilroy (Novela: Stephen King)
Música
Danny Elfman
Fotografía
Gabriel Beristain
Productora
Castle Rock Entertainment
Género
Intriga Drama Crimen
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Stephen King
8
Cuando el dolor se adueña de la memoria.
En otros tiempos, los héroes luchaban contra basiliscos, esfinges, medusas, dragones, u otros entes igual de falsos. Perdida su inocencia primigenia, la humanidad ya sabe que los verdaderos monstruos no tienen varias cabezas, sino una sola que usan muy mal, y que los auténticos héroes no tiene una cara celestial ni cabalgan corceles blancos, sino que suelen ser seres de aspecto dolorido, que han sacrificado todo por vivir la vida con un mínimo de dignidad, cuando todo se les dió desde el principio cuesta arriba.

No habrá trovadores que canten sus gestas, ni se bautizarán calles con sus nombres, pero siempre habrá quienes les recuerden. Sobre todo, aquellos que supieron de su lucha diaria, y que fueron testigos de sus modestas hazañas, que nunca fueron más allá de proteger a sus seres queridos. Puede sonar a poco, pero es muchísimo, y muy valioso.

Los monstruos actuales no tienen un aspecto amenazador, escamas, o huelen a azufre. Son peores, porque pasan inadvertidos. Aunque detras de su normalidad escondan lo más bajo de la animalidad humana.

Ser marido, padre, amigo, compañero, no es una patente de corso sino que ha de ser de obligado ejemplo: nadie es marido o compañero si no le da todo el respeto y el cariño que se merece a quien decidió pasar su vida junto a él; nadie es un padre si no saber proteger, amar y cuidar el mayor regalo de la vida que pueda tener alguien, que es un hijo; y nunca se puede ser nada de eso si antes no se es un amigo, que es quien solo pretende tu bien, y se alegra por tu felicidad incluso cuando todo le vaya mal.

Sobre monstruos va esta cinta. Sobre monstruos verdaderos, de esos que saludamos por la calle, sonriendoles en nuestra ignorancia, y que hasta nos llegan a parecer personas estupendas. Auténticos monstruos, que utilizan la llave del dolor; ésa que entregamos inconscientemente cada vez que nos importa alguien, y le dejamos entrar en nuestra vida.

La maravillosa Kathy Bates, actriz de descomunal talento a la que su fealdad cerró muchas puertas en Hollywood -mientras se las abrian de par en par a destalentadas cuya única valia era que abrían de par en par sus piernas-, da vida a una heroína anónima, a una mujer de las que uno conoce a cientos pero que nunca son valoradas en su justa medida, con total convicción y certeza. Una prodigiosa interpretación la suya, mesurada y verosimil.

Un lugar de ensueño, fotografíado con un primor que sabe comunicar la tranquilidad, el reposo y el sosiego, resulta ser -como tantas veces en la vida real- justo allí donde se vive la tragedia más absoluta. La maldad y la belleza; el dolor en el paraíso.

Una verdadera lástima que el ser humano haya llegado a ser tan listo como para enterrar a unos dioses que jamás existieron, pero que no sea lo bastante inteligente para desterrar a los demonios que su misma naturaleza animal creó.
[Leer más +]
81 de 93 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
«HAY VECES QUE UNA MUJER TIENE QUE SER UNA ZORRA DE ALTOS VUELOS PARA SOBREVIVIR, HAY VECES QUE SER UNA PUTA ES LO ÚNICO A LO QUE UNA MUJER PUEDE AGARRARSE»
Muy buena, sobresaliente película, como mínimo merece una puntación de 9. El misterio de la historia es magistralmente conducido y se va desvelando lentamente a pequeñas y sobrecogedoras dosis que hacen al espectador no separar la vista de la pantalla ni un instante.

También hay que decir que la historia describe de manera muy fiel las características del abusador que abusa de un menor de su propia sangre y dentro de su familia, así como las consecuencias de ello, es decir:

+ Como el adulto abusador comete su delito para satisfacer sus propias necesidades, sin contar con la necesidades del menor.

+ Como tales abusos dejan horripilantes huellas en las mente y cuerpo del abusado para el resto de su vida, sobre todo en forma de pesar y de culpa psicológica, porque le causa a la víctima confusión, miedo, ira, vergüenza, sentimiento de mancha y pecado, dejándola con una mala opinión de sí misma.

+ Como el abusador sexual de menores se asegura casi siempre de que no haya nadie cerca cuando esto sucede: se busca la forma, el lugar y la manera para realizar sus abusos ocultamente e involucrando al menor en el mismo; pues comienza gradualmente ante la confusión del niño, quien no espera nunca que un adulto al que quiere, que es pariente próximo, de su confianza, etc., le haga daño. Por esto le es tan fácil a un abusador de menores persuadir a su víctima de que no hay nada malo en lo que le hace y de que no debe decir nada.

+ Y como luego, en una etapa posterior, la víctima trata de olvidar los abusos sufridos porque le pesan como una pesadilla horrorosa. Desgraciadamente, una de las cosas más lamentables del abuso sexual es que las víctimas guardan silencio porque siente culpa, miedo y asco, llegando a creerse, de un modo u otro, que todo lo que le sucedió se debió a un error suyo, y cargando con la vergüenza y la culpa que corresponden al agresor.

Mención especial para las actrices Kathy Bates (la sufrida Dolores) y Judy Parfitt (la repelente Vera Donovan), así como para el actor Christopher Plummer (haciendo de detective John Mackey).

Una película de las que nunca se olvidan, dirigida muy bien y con mucho talento para el supense por Taylor Hackford, director del también famoso y entrañable film "Oficial y caballero" (USA 1982).

Fej Delvahe
[Leer más +]
39 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil