arrow

El extraño amor de Martha Ivers (1946)

7,4
2.230
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tres amigos de la infancia, Martha, Walter y Sam, comparten un terrible secreto. Con el paso del tiempo, la ambiciosa Martha (Stanwyck) y el pusilánime Walter (Douglas) se han casado: ella es una brillante y fría empresaria, y él es el fiscal del distrito; una combinación perfecta para dominar a su antojo la ciudad de Iverstown. Pero el inesperado regreso de Sam (Heflin) a la ciudad, después de muchos años de ausencia, perturba profundamente la vida de la pareja. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Strange Love of Martha Ivers
Duración
116 min.
Guion
Robert Rossen (Historia: John Patrick)
Música
Miklós Rózsa
Fotografía
Victor Milner (B&W)
Productora
Paramount Pictures | Productor: Hal B. Wallis
Género
Cine negro Drama Años 20
7
Trono de sangre
Creo que en la única época de nuestra vida en la que somos felices es la infancia. Es una impresión, pero de la que no me fío demasiado porque, a pesar de que la tengo muy cerca, la nostalgia puede engañar y disfrazar el pasado de feliz, pero de lo que estoy seguro es de que el mío no era triste. Es una época en la que somos inmortales, en la que la Navidad es un acontecimiento, y en la que el dinero, poder y demás gilipolleces de los adultos no significan nada. Por eso la amistad es verdadera en la infancia, porque no existen traiciones de ningún tipo. Pero esa amistad habría que verla muchos años después, como en "El extraño amor de Martha Ivers".

Habla de tres amigos de la infancia, dos de ellos criados en un mundo de riqueza y el otro al que el dinero nunca le ha dicho nada. Éste último vuelve al pueblo donde crecieron juntos tras muchos años fuera. Allí se encuentra con que sus antiguos amigos son los dueños de la ciudad, que están casados y que gozan de prosperidad. A partir de ahí se ve metido en un entramado de traiciones, miedos, palizas, chantajes, pasiones... todo debido al miedo del matrimonio a que su imperio se desmorone.

Es una película que ha envejecido bastante en algunos aspectos, pero cuya trama se mantiene impoluta. Como dijo el gran Bloomsday en una de sus críticas: "las grandes películas envejecen en los detalles pero no en el fondo". No recuerdo si ésas eran las palabras exactas, pero es una gran frase que a se ajusta a la perfección a esta película. Cuenta con grandes interpretaciones de Van Heflin y Barbara Stanwyck, actriz que poseía una enorme capacidad para dejar entrever un mundo interior sombrío, con una fuerza y una mirada volcánicas.

La escena final, en la que el matrimonio se ahoga en su propia codicia y corrupción, en un imperio que está podrido desde su misma gestación, posee una fuerza digna de Shakespeare, dramática, sobrecogedora y magistral. Aunque al final se pretenda atenuar la tragedia con una conclusión en principio alegre (parece ser que acabar las películas con una nota de color era casi obligado, supongo que por la taquilla), es imposible mostrar un final más trágico que ése, el de olvidar, a lo que supongo que ayudarán muchas noches sin dormir y muchas botellas de alcohol, aunque por suerte tengas a la tía que quieres a tu lado. Pero por mucho que se intente borrar el pasado, siempre quedará en su memoria aquella mansión en la que sus amigos quedaron atrapados. Final que hace veinte años seguramente no podrían ni imaginar.
[Leer más +]
42 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Ambiciosa
El film combina cine negro y melodrama. Lo realiza Lewis Milestone (1885-1980) (“Sin novedad en el frente”, 1930), a partir de un guión de Robert Rossen, que desarrolla un argumento de John Patrick titulado “Love Lies Bleeding”. Se rueda en Paramount Studios (Hollywood, L.A., CA) y en un cruce de vías de la Southern Pacific Railroad. Es nominado al Oscar al mejor argumento. Producido por Hal B. Wallis para Paramount, se estrena el 24-VII-1946 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar, en 1928 y en 1946, en la pequeña ciudad norteamericana imaginaria de Iverstown. Los caracteres principales se presentan bien definidos y diferenciados de manera que la interacción que se establece entre ellos resulta creíble y verosímil, pese a los toques de cierta exageración que caracterizan a los personajes y sus actitudes. Martha Smith/Ivers (Stanwyck) es una joven huérfana, que ha heredado una fortuna considerable. La gestiona provechosamente con la ayuda del antiguo administrador (Bohnen) de su tía (Anderson), fallecida en extrañas circunstancias. Martha es autoritaria, dominante, carece de escrúpulos y de principios morales y es desmesuradamente ambiciosa. Su marido, Walter O’Neil (Douglas), pusilánime y aficionado en exceso a la bebida, vive dominado por la esposa y desea ser elegido fiscal del distrito en beneficio de los intereses de su mujer. Sam Masterson (Heflin) regresa a su ciudad natal tras 18 años de ausencia. Es jugador profesional y convive con Antonia “Toni” Marachek (Scout), que tiene antecedentes carcelarios por robo.

El relato construye un melodrama de pasiones desatadas, con incorporación de crímenes, asesinatos, corrupción, chantajes, engaños, maquinaciones y ocultaciones. El desarrollo de la acción se ve rodeado de una atmósfera enrarecida y opresiva, que inquieta y ahoga. Contribuyen a ello la perversidad de la protagonista, sus amigos y colaboradores, la pulsación de la impunidad de los poderosos, la explotación de los débiles, la codicia y la ambición de poder de los líderes del lugar, la ausencia de referentes morales y el recurso al crimen y al asesinato. El ambiente destila aires de fatalismo y de inexistencia de vías de salida. La lucha atávica entre el bien y el mal, la ha ganado ampliamente el mal, presente en todos los rincones de la ciudad. De cara al futuro, los proyectos que se plantean y las expectativas que se manifiestan, añaden factores de pesimismo y desesperación. Ante semejante panorama deciden huir no tanto los buenos, que no aparecen en la historia, sino los menos malos, unos pocos que, como el demonio de la puerta de Rashomon, abandonan el lugar ante el horror que les produce la inmoralidad de los humanos.

.../
[Leer más +]
32 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil