arrow

Da Vinci's Demons (Serie de TV) (2013)

6,1
1.795
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2013-2015). Cuenta la desconocida historia de la juventud de Leonardo Da Vinci, uno de los mayores genios no sólo del Renacimiento, sino de toda la historia de la humanidad. Muestra las vivencias de este desenvuelto y brillante artista, inventor, espadachín, amante, soñador e idealista, que a los 25 años explora su intelecto y su talento mientras afronta el hecho de vivir en los confines de la realidad y del tiempo. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Da Vinci's Demons (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
David S. Goyer, Marco Ramirez, Scott M. Gimple, Brian Nelson, Corey Reed
Música
Bear McCreary
Fotografía
Julian Court, Fabian Wagner, Owen McPolin
Productora
BBC / Starz
Género
Serie de TV Aventuras Intriga Fantástico Siglo XV
6
No hay que tomársela en serio.
Ya sabemos que Da Vinci tuvo un incidente donde fue acusado de sodomía y luego se hice célibe; no era un mujeriego; que era un ingeniero mediocre (los carros de combate que diseñó no había dios que los moviese, por ejemplo), no la leche en verso. Que la mayoría de sus visiones ya las habían tenido otros antes; que como pintor de frescos dejaba bastante que desear (su técnica de La última cena empezó a cascarse al poco de ser pintada). Además, era un anatomista brillante, su técnica del sfumato a mí particularmente me encanta y tiene cuadros de quitarse el sombrero junto con la cabellera...

Todo esto (lo bueno y lo malo) salta por la ventana al quinto minuto del primer episodio, donde se nos presenta como un ingeniero aeronáutico y ligón que ríete de Casanova. Y con chupa de cuero, claro, rodeado de guardias civiles tricornianos y místicos extranjeros que guardan un secreto ancestral. En el segundo, inventor prodigio de armamento y dueño de la lógica para descubrir un asesinato que parece Sherlock (parecía de procedimiento policial). En el tercero, descubre la deriva continental, Pangea y cura una epidemia al más puro estilo House.
Y yo, con una risa de asombro, me descubro viendo la serie y oye, como que me entretiene. No por el sexo, no por las escena de lucha, sino por loca. Es tan loca que precisamente la veo y pienso: ¿qué coño se han fumado los guionistas para hacer esto? Pero joder si es entretenida. Lo es y mucho y tiene la virtud de que cuando dicen «Leonardo» y sale el prota, ya hasta no me choca, que me parece normal, bien, sin sobresaltos.

Para pasar un rato agradable y la mar de entretenida, no pidáis más. ¡Ah¡, seguramente mucho cristiano se sienta ofendido por cómo retratan al Papa. Bueno, es que las familias papales y lo papas, de aquéllas, eran muy suyos. Basta con cogerse las biografías papales, dejar la fe a un lado y tirar de historia, para que la molestia deje de ser tal.

Yo estoy esperando el cuarto, qué queréis que os diga. Si hasta ahora he visto a House y a Sherlock, no sé si el siguiente será una de zombis, saldrá 007, será una cinta berlanguiana o será un thriller de submarinos.

Que la disfrute el que pueda. Yo, desde luego, pienso hacerlo.
[Leer más +]
40 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
¿De verdad que no es una adaptación de Assassin's Creed?
Cuatro capítulos emitidos, récords de audiencia, el premio de la renovación para una segunda temporada, unos suficientes brotes de muestras visuales… pero sobre todo una pregunta: ¿De verdad que no es una adaptación de Assassin's Creed? La juventud de Leonardo da Vinci por obra y gracia de David S. Goyer es un cóctel explosivo con sobredosis de pólvora, ojo de halcón y una Florencia que parece una versión renacentista de Gotham City. ¿En la segunda temporada saldrá El Jocker, los nazis o ambos? Podría definir “Da Vinci's Demons” como un cruce de la “Sherlock Holmes” de Guy Ritchie con “Las aventuras del joven Indiana Jones” en un mundo de intrigas y conspiraciones dentro de la Italia de la segunda mitad del siglo XV.

Los elementos fantásticos son tan visibles como ornamentales y su base histórica es… Perdón, ¿base histórica? Partiendo de que los años de la juventud de Da Vinci son ¿un misterio?, la idea de la serie es saber cómo el pintor fue «anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista» (Wikipedia dixit) pudo convertirse en un cruce de ‘Águila Roja’ y MacGyver atrapado en “Shakespeare in Love”. La serie nos dice que el talento no se puede contener pero no habla de nuestras sonrisas y carcajadas a lo Mona Lisa. ¡Lo que tenían que hacer los artistas en aquel entonces para ganarse el pan! ¡Qué aprendan los de ahora!

La ficción quiere ser tan entretenida como sorprendente y los propios creadores la definen como «las aventuras del polímata más excéntrico y espectacular del mundo». No me convence ni el enfoque y perspectiva del personaje pero entiendo que la producción de Starz y BBC Worldwide Productions quiere epatar a una audiencia (post)adolescente con trazos visibles de comercialidad y mecanismos de entretenimiento básicos, construyendo un espectáculo que suponga el renacimiento de las series de televisión populares siguiendo el legado de “Spartacus”: acción, diversión, sexo, violencia, sangre e intrigas.

La lucha entre la verdad y la mentira, entre la ciencia y la religión, entre la chulería y la resolución de misterios trascendentes y existenciales nos lleva a otro combate con la competencia actual focalizada en “Los Borgia” y “Game of Thrones”. La historia real mezclada con pasajes fantásticos y oníricos puede ser un aliciente para construir un entretenimiento exuberante y de sorprendente y pasajera trascendencia. Planos incrustados a golpe de clip facilón, flashbacks misteriosos y desconcertantes y mucha cámara lenta para retratar la captación del movimiento. No es que no me crea “Da Vinci's Demons”… porque sus instintos obviamente son más provocadores que reflectantes de una historia inédita. Pero todo parece tan gratuito como fuegos artificiales, agradecidos dibujos en movimiento de Da Vinci y la sensación de quedar atrapado junto al protagonista en un anuncio de cava navideño con un puñado de gadgets de regalo robados a los Power Rangers.
[Leer más +]
23 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil