arrow

Simiocracia (Crónica de la gran resaca económica) (C) (2012)

Simiocracia (Crónica de la gran resaca económica) (C)
Trailer
7,2
6.831
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Mientras que las familias y las empresas están "fatal de lo suyo", por falta de crédito, Simiocracia cuenta su teoría de por qué nuestra burbuja inmobiliaria no dio paso a una bajada de precios tan acusada como la de Irlanda o Estados Unidos. No faltan sátiras de la orgía de administraciones públicas, cajas de ahorros e inmobiliarias y de las alegrías futboleras de 2008 y 2010. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Simiocracia (Crónica de la gran resaca económica) (S)
Duración
6 min.
Guion
Cómic: Aleix Saló
Fotografía
Animation
Productora
Productor: Aleix Saló
Género
Animación Comedia Documental Cortometraje (animación) Sátira Política Crisis económica 2008 Bolsa & Negocios Cómic
9
Desgraciadamente, muy real
A nivel artístico, un punto por debajo del de Españistán (sublime), aunque sigue siendo muy recomendable su visión, puesto que de forma humorística nos muestra la realidad de nuestra economía; una burbuja de crédito bancario que se va hinchando más y más, que recorta derechos para dárselos a los bancos, que a su vez hace que se restrinja el consumo... y vuelta a empezar.

Se están tomando las medidas exactamente contrarias a las que se tomaron para salir del crack del 29, y aún viendo que no dan resultado, siguen empecinados en seguir con ellas, más por avaricia que otra cosa. Hasta que el vaso se llene y reviente.

Desgraciadamente, lo expuesto es algo que algunos ya sabemos, y que los medios tradicionales se encargan de ocultar... vamos en caída libre y sin paracaídas. Agárrense, porque vienen curvas. Muy cerradas. Y con un terraplén justo detrás. España será la nueva Grecia, que puede desencadenar en un gran crack mundial. Tiempo al tiempo.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Alabado sea el simio
Mejor corto que el anterior, en el que también entra el PP con su gran representante en Valencia. Pero, no pasa nada, que seguimos alabando al simio. Al simio que de lo único de lo que se alimenta es de un papel creado por el hombre llamado dinero, y que, en principio es un hombre pero después se convierte en simio, al unirse a unos grupos de simios llamados partidos políticos. Mucha razón tiene en que esas cuantiosas sumas a los directivos de los bancos, y esas indemnizaciones multimillonarias a los bancos por algo son. Estamos gobernados por simios, pero porque votamos y le damos el poder a simios.
Corto necesariamente simplista, ya que estos asuntos es mejor echarle humor y reírse de la sociedad española y mundial que tenemos. Pero no pasa nada, siempre nos quedará la roja.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1