arrow

Going Clear: Scientology and the Prison of Belief (2015)

7,2
1.591
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basado en el célebre libro homónimo de Lawrence Wright, este documental explora las prácticas y los supuestos delitos cometidos por la Iglesia de la Cienciología. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Going Clear: Scientology and the Prison of Belief
Duración
120 min.
Guion
Alex Gibney, Lawrence Wright
Música
Will Bates
Fotografía
Samuel Painter
Productora
HBO Documentary Films / Sky Atlantic / Jigsaw Productions
Género
Documental Religión Sectas
8
¿Dónde estás Xenu?
Documental que ahonda en la Iglesia de la Cienciología, un curioso culto que nació como corriente filosófica a mediados del siglo pasado, fundado por el prolífico escritor de Ciencia Ficción, Ron Hubbard. La obra recoge el testimonio de varias personas que pertenecieron a dicha iglesia, por lo cual de primera mano se ofrece el relato de quienes vivieron lo que acontece dentro del esquema que propone esta secta, además de las entrevistas se ofrecen tomas de archivo de dentro de la Iglesia.

De esta forma, el documentalista Alex Gibney, director y escritor del guion junto a Lawrence Wright, realizan un repaso detallado sobre la Cienciología, un repaso histórico demostrando la forma en como apareció (un culto para hacer dinero), como esta fue creciendo y evolucionando de manera desmedida, así como su funcionamiento y como las personas van adquiriendo conocimientos dentro del culto para ir avanzando, pagando “cursos” cada vez más caros.

Sin duda Hubbard, como fundador, y David Miscavige, quien se convirtió en la cabeza de la Iglesia tras la muerte del primero, tienen mucho talento, talento para embaucar a cientos de personas a seguirlos, así como para driblar todos los intentos del Estado por cobrarles impuestos, con todo y las dudas que se ciñen sobre la Cienciología y que precisamente, se van detallando en este largometraje.

Y es que la Cienciología ha tenido un éxito desmedido, es sin duda alguna un modelo de negocio abrumador, que ha ido perfeccionando cada vez más el control sobre sus creyentes, prácticamente llegándolos a aislar del exterior (de quienes no siguen el culto), si algún intrépido se sale, el hostigamiento de la Iglesia caerá sobre ellos. El Ser Humano atraído por lo material, la satisfacción espiritual únicamente llega mediante la entrega del dinero para acceder a un conocimiento propio de la ciencia ficción (literal), forjando una adicción como una droga.

Otro punto de mucho interés es la búsqueda constante de estrellas que funcionen para atraer gente, personas reconocidas que llevan la bandera del éxito y de la Cienciología, como son los casos de los actores Tom Cruise o John Travolta, o el mismo Paul Haggis, director ganador del Oscar con Crash (2004), quien precisamente ofrece testimonio como un antiguo miembro y que además, sufre del acoso de personas pertenecientes a la Iglesia al haber abandonado el culto.

Going Clear es un documental de denuncia de los atropellos en los que incurre esta organización, esta máquina de hacer dinero, queda claro que no es la única Iglesia que profesa una fe para sacarle dinero a sus seguidores, sin embargo, especial atención a esta por los puntos ya mencionados. Un trabajo minucioso muy bien armado, Gibney tiene mucha experiencia realizando documentales y eso se nota, una obra que va llenando al espectador de una desazón enorme. Locura, fe y mucho dinero, recomendado.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No apto para devoradores de placentas.
La cienciología no sólo es uno de los cultos más horteras que campan por el mundo, además resulta que es disparatado. Aún así miles de personas tragan durante años cuentos de extraterrestres vengativos que invaden el espiritu de los apacibles humanos, intoxicando sin piedad la pureza de la razón y el cristalino espiritu. De la mano de figuras de relumbrón, ahora arrepentidas y avergonzadas de su pasado, conoceremos a L. Ron Hubbard, padre de esta aparentemente alambicada farsa, su funcionamiento y el lado oscuro de primeras espadas como Travolta y Cruise. Este último, personaje aterrador. Destacan los testimonios de Paul Haggis, varios oscar por Crash (2005), o lugartenientes directos con mando relevante en la organización, que abandonaron por diferentes motivos aunque siempre bajo la sombra de terribles incognitas sobre una membresía tan prolongada. Al parecer la organización atesora un poderoso sistema de recopilación de información personal que disuade a los miembros más escépticos. Resulta cuando menos extraño, más aún cuando el documental se basa en un ensayo ganador del Pulitzer, que las prácticas expuestas no hayan acabado ya hace años con la disolución de la organización y el encarcelamiento de sus líderes.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil