arrow

Caza salvaje (1981)

Caza salvaje
Trailer
6,1
815
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1931, en el territorio del Yukón (Canadá), Albert Johnson (Charles Bronson), un trampero que vive en las montañas, se busca la enemistad de un poblado al rescatar un perro moribundo. El dueño del perro logra reunir un numeroso grupo para acabar con Johnson al considerar que se lo ha robado, pero en el encuentro con el trampero muere un hombre. Al final, el sargento Edgar Millen (Lee Marvin) y un cabo, ambos de la Policía Montada del Canadá, tendrán que comandar una partida de hombres para dar caza al trampero. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Death Hunt
Duración
97 min.
Guion
Michael Grais, Mark Victor
Música
Jerrold Immel
Fotografía
James Devis
Productora
20th Century Fox / Golden Harvest Company
Género
Aventuras Thriller Naturaleza Caza Basado en hechos reales Años 30
6
Ya no se estila.
Historia sobre tipos duros, de esos que no necesitan hormonas ni batidos proteínicos para partirte la mandíbula de un puñetazo. Y es que tesoros como Charles Bronson o Lee Marvin ya no son posibles en el cine andrógino de hoy. Por eso ver durante hora y media los paisajes de Yukon, acompañados de esos dos elementos merece más que la pena, es casi una obligación moral, sobre todo cuando se prepara el cisco padre por un perro. Por motivos menos nobles ha matado y mata el hombre.

La película es del 81, pero los diálogos son de la época clásica, secos, sinceros, sin adornos. En el retrato de los personajes no se anda con emotivismos ni con concesiones pueriles. Con una dirección más esmerada y con un final menos contemplativo es muy posible que hubiera sido una pequeña joya, pero el resultado final por lo menos da para una película que reivindica que lo más salvaje que hay entre el mundo de las bestias sigue siendo el ser humano con diferencia.

Cine crepuscular a tope.

Nota: 6,1.
[Leer más +]
28 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buena, recia y muy entretenida película de acción.
Arranca con una pelea de perros en algún lugar del Yukón en el año 1931 (en plena depresión pos crack del 29), cuyos dueños son duros tramperos de la zona que los están utilizando en una pelea con apuestas de por medio y la intromisión en esta de un tipo llegado a caballo que coge al perro perdedor y ante la mala reacción de su dueño, le voltea y le pisa la cabeza mientras le da 200 dólares por el perro y se va por donde ha venido, dejando al dueño del perro muy cabreado y rumiando venganza.
A partir de aquí y resaltado por una buena fotografía y los magníficos paisajes, tenemos una buena historia de venganzas y aventuras, de esas con inconfundible aroma a Jack London y basada en el parecer caso real que se cuenta en el libro “The Mad Trapper Of Rat River: A True Story Of Canada's Biggest Manhunt” escrito por Dick North (que yo sepa no está editado en español), en base a la recia y bien filmada película de acción que supone la persecución por parte del sargento de la policía montada del Canadá, Edgar Millen (Lee Marvin) y un numeroso grupo de jinetes (entre 10 y 15), entre los que se encuentran el dueño del perro, Hazel (Ed Lauter) y sus secuaces, estos últimos decididos a acabar a toda costa con el hierático, duro y silencioso (apenas habla durante toda la película) Albert Johnson (Charles Bronson), ya que no pudieron hacerlo en un primer intento a traición y que ahora con la falsa acusación de asesinato (defensa propia en realidad) cuando los planto cara antes de tirarse al monte, ven cada vez más cerca.
Súmese a todo esto la existencia de un trampero loco arranca los dientes a sus victimas después de matarlas y un final de esos por su camino y tenemos una buena, recia y muy entretenida película de acción.
Sigue en spoler por falta de espacio:
[Leer más +]
18 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1