arrow

Fuera del cuerpo (2004)

Fuera del cuerpo
Trailer
5,7
1.534
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Bruno es un joven guardia civil de tráfico que vive un momento de crisis personal y familiar. Una noche se encuentra con una antigua compañera del instituto a la puerta de un motel y se despiertan viejos sentimientos. Mientras su mujer decide abandonarle, Bruno, hundido, descubre una noche, por casualidad, un extraño pasadizo que le conduce a otro nivel de realidad. Entonces se da cuenta de que su vida (todo lo anterior) no es más que una película, y él un personaje dentro de la misma. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Fuera del cuerpo
Duración
110 min.
Guion
Vicente Peñarrocha
Música
Mario de Benito
Fotografía
José David Gonzalo
Productora
Creativos Asociados de Radio y Televisión
Género
Drama Comedia
7
¿ Dónde estoy ?
Esta película fue un verdadero descubrimiento para mi. Fui a verla casi como un favor, y al final acabé encantado. Una película notable para lo que resulta ser el cine español, y que sale de la mediocridad del conjunto que los directores noveles suelen ofrecer.

A pesar de pecar de pretenciosa en algunos momentos, el guión está bien llevado, aunque flojea un poco en las partes dramáticas. Peñarrocha conjuga un clasicismo a rajatabla con unas escenas de cámara al hombro durante algunos momentos que al principio pueden chirriar, pero que al final uno adiverte que era lo que el director pretendía crear: la diferencia entre la realidad y la ficción, separadas en esta cinta por una delgada línea que el propio protagonista no sabe diferencia a veces. El director sabe como conseguir que el protagonista se encuentre cómodo e incómodo conforme a la situación que le toque vivir, dándole la oportunidad de cambiar su ruinosa vida con un guión marcado, jugando constantemente con sus sentimientos. Y le hace una pregunta al espectador: Si te dieran control total sobre tu vida, la posiblidad de cambiarlo, ¿ Qué harías ?

Ciertamente, algo que me sorprendió de forma estupenda fue el reparto. José Coronado esta estupendo, al igual que Goya Toledo, a quien no tenía en demasiada estima, y que aquí tiene una vena cómica poco explotada hasta ahora. Pero realmente el que más me sorprendió fue un maravilloso Gustavo Salmerón, que realmente parece desquiciado dentro de su papel de guardia civil perdedor y asqueado de la vida. Está sensacional en cada plano, permitiendo al espectador identificarse, y reírse al mismo tiempo, reirse de este tipo que no sabe qué hará ni en cinco minutos. A partir de esta película empecé a seguirle la pista a este actor, y desde entonces, sólo en un par de películas me ha dejado mal sabor de boca. En el resto, estupendo siempre.

Quizás no pase a los anales de la historia por su calidad, pero si convendría echarle un vistazo como una película con ganas de renovación dentro del maltrecho cine español, tan falto de novedades como de talento.
[Leer más +]
23 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Los tópicos de la vida
Partiendo de una premisa en cierto modo original, Vicente Peñarrocha afronta su film con buen pulso y escasas falencias en parámetros más técnicos, haciendo uso de una buena atmósfera en determinados puntos, que aporta incertidumbre y desasosiego, una fotografía muy acertada, sumamente correcta y con un uso de la iluminación también atinado.
Partiendo de una base, cuanto menos curiosa y versátil, el cineasta agolpa en su trama tantos aciertos como desatinos, que dejan el resultado final en algo sumamente desaprovechado, pero que posee el suficiente interés y los precisos aspectos reflexivos como para dejar el producto en algo aceptable que, sin demasiadas ínfulas en su transcurso, entretiene y se agradece a partes iguales.

Tras un inicio verdaderamente afortunado, donde se nos presenta a Bruno, el típico personaje cuya vida no parece tener más que un camino, y cuyo camino se vislumbra del modo más amargo posible, la cinta adquiere un cariz serio y comprometedor, desde que nuestro descuidado protagonista empieza a vivir una experiencia nueva, única y sorprendente, que le trasladará a una especie de mundo paralelo donde hechos que para él cobraban suma trascendencia, allí se tornan acontecimientos simples y sin ningún tipo de condescendencia.
Y he ahí donde la obra toma vital importancia, cuando muestra las intenciones del periplo de nuestro compañero, ofreciendo una perspectiva totalmente distinta, a través de la cual todo se observa desde puntos tan diferentes como insólitos. Y puede que los momentos en los que se hallan dichas reflexiones sean harto escasos, pero la acidez de algunos diálogos logran mantener la estructura de un guión que se va diluyendo a medida que transcurre el metraje. Diluyéndose debido, en gran parte, a uno de los personajes que acompañan a un acertado Gustavo Salmerón en el papel de Bruno/Alex, Goya Toledo, en lo que es una interpretación blandita y determinados instantes que contraarestan los geniales diálogos del tándem Coronado-Salmerón.

Seguramente con un mayor atino en las formas en el momento de estructurar la propuesta, que pierde excesivos enteros cuando Toledo está en escena, se hubiese conseguido un resultado mucho más satisfactorio, sin embargo, y observando lo que realmente queda hacía la conclusión, se agradece el esfuerzo de una película con algunos puntos humorísiticos, un ritmo suficientemente ameno como para no sobrecargarla y distintos mensajes repartidos por todo el metraje a modo de reflexiones sobre el transcurso existencial.
Se le podría pedir mucho más, pero siendo una ópera prima, y deleitándonos con esas estupendas interpretaciones del duo masculino que soporta gran parte de peso de la propuesta, uno se puede dar por medianamente satisfecho sabiendo que, a día de hoy, pocas raras 'avis' como esta encontramos en el cine español.
[Leer más +]
15 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil