arrow

Colorado Jim (1953)

Colorado Jim
Trailer
7,4
2.703
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Durante la guerra Civil (1861-1865), Howard Kemp (James Stewart) pierde su granja mientras lucha en el frente. Con el fin de reunir el dinero suficiente para recuperarla, trabaja como cazarrecompensas en el territorio de Colorado. Su primer objetivo será Ben Vandergroat (Robert Ryan), acusado de asesinar a un sherif. Tras acorralarlo en las Montañas Rocosas, se unen a él dos hombres que buscan compartir la jugosa recompensa: un viejo buscador de oro y un miembro del ejército de la Unión. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Naked Spur
Duración
91 min.
Guion
Sam Rolfe, Harold Jack Bloom
Música
Bronislau Kaper
Fotografía
William C. Mellor
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Western
"Magnífica producción, típica de los años cincuenta, con un excelente reparto y una envidiable puesta en escena. Tensión y emoción para todo un clásico totalmente imprescindible"
[Diario El País]
8
A GOLPE DE PURA ESPUELA
Un héroe crispado, Howard Kemp (James Stewart, perfecto en el registro exigido por la historia), intenta enderezar su destino, turbio por un episodio del pasado. Como cazarrecompensas ocasional, persigue a un bandido que vale una fuerte suma. Aunque metido de lleno en tal empresa, se ve que está fuera de su sitio —tiene torpezas, se cae, enferma— pero se espolea pensando en los objetivos. En su calvario sufre pesadillas, delirios; revive en sueños un trauma amoroso.
El antagonista, el asesino Ben (R. Ryan), cínico y taimado, maestro en añagazas y tretas, tiene puesto precio a su cabeza: ‘Wanted, dead or alive’.
El coro es muy escueto, de tres personajes: el viejo buscador de oro, el oficial renegado, la novia del delincuente.
Por azar o destino, todos ellos quedan reunidos en un viaje complicado.
La balanza de la tensión entre protagonista y antagonista oscila a cada instante, a golpe de contradicciones e intentos de fuga.

“Colorado Jim” transcurre toda en espacios naturales, al aire libre entre bosques y montañas, sin un vestigio de civilización: ni una casa, ni un carromato, ni un poblado a lo lejos.
Es un escenario humanamente desnudo. Mann no se entretiene en anécdotas. La supervivencia se da por resuelta: no es el tema. Los personajes no necesitan mostrar cómo arman una fogata y preparan los frijoles. Moverse consiste en vadear ríos, explorar cuevas y rutas, aguantar tormentas. Llevan la soga arrollada en la silla de la montura, la culata del winchester asomando en su funda, un pañuelo anudado en la nuca, camisa de franela a cuadros, sombrero con cordel para dejarlo caer hacia atrás…
Sobre los cimientos aventureros del 'western' se levanta un esbozo de tragedia americana, que incluye concesión comercial al tópico, la matanza de indios que el género se complace en mostrar, convertida la naturaleza en galería de tiro al pielroja: todos mueren, uno a uno, y a todos se les cae el caballo encima. Los blancos, apenas un rasguño.

Howard Kemp se espolea para alcanzar sus fines. Pugna en el nivel de la acción y de lo físico. Pero tal vez no sea ése el plano de su heroísmo y, acuciado por los escrúpulos de la chica, deba plantearse un dilema moral: ¿Basta con reunir una fuerte suma para enderezar profundamente el pasado? ¿Es suficiente con obligarse a conseguir esa suma?
Respondiendo poco a poco a esas preguntas, Mann teje la grandeza del drama, que resuena con fuerza imponente en la amplitud de un paisaje vivo y majestuoso.
[Leer más +]
37 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La decisión de Lina Patch
Quinto de los 11 westerns realizados por Anthony Mann y tercero de los 5 en que colaboran Mann y James Stewart. Escrito por Sam Rolfe y Harold Jack Bloom, desarrolla un argumento original. Se rueda íntegramente en exteriores de Lone Pine (CA) y de Durango y Montañas Rocosas (Colorado). Es nominado a un Oscar (guión original). Producido por William H. Wright para la MGM, se estrena en febrero de 1953 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en 1868, poco después de la Guerra Civil (1861-65), a lo largo de una decena de días, en un territorio selvático, rocoso y abrupto, de Colorado. Howard Kemp (Stewart), apodado "Colorado Jim", granjero de Kansas, de unos 30 años, durante su participación como soldado en la Guerra Civil, fue abandonado por su novia Mary, que vendió sus tierras y desapareció con otro hombre. Para recuperar la granja perdida decide trabajar eventualmente como cazarrecompensas, lo que le lleva a perseguir a Ben Vandergroat (Ryan), asesino del sheriff de Abilene (Kansas). En el camino se asocian a su empresa el viejo Jesse Tate (Mitchell), buscador de oro sin suerte, y Roy Anderson (Meeker), ex-teniente de Caballería, despedido del Ejército por indaptación y desequilibrio. Localizan a Ben, que va acompañado de Lina Patch (Leigh). Jim es un antihéroe frustrado y amargado, vulnerable y vacilante, desesperado y obsesionado. Dispuesto a todo para recuperar su granja, vive al límite de sus fuerzas físicas y psicológicas. Lina, hija de un forajido fallecido, compañero de Ben, no tiene ni casa ni familia. Se opone a los planes criminales de sus compañeros y desea establecerse en California.

El film es un western dramático, itinerante y de grupo. Reúne a 5 personajes, unidos transitoria y accidentalmente por intereses crematísticos. Tras capturar a Ben, marchan en dirección a Abilene, en el marco de unas relaciones personales nada armoniosas y poco pacíficas. Por la supremacía y el liderazgo del grupo luchan Jim y Ben. El primero lo hace para mantener el control de la situación y garantizar el éxito de la operación. El segundo lo hace para desunir al grupo y debilitarlo en provecho de sus oportunidades de fuga y supervivencia. Las dificultades del grupo y el ambiente de tensión que se vive en él, quedan simbolizados y expresados a través de un paisaje escarpado, hostil e inquietante, que con inusual habilidad Mann integra en la acción.

La causa principal del drama radica en la codicia, el egoísmo y la avidez de los tres captores, ansiosos de cobrar una recompensa y compartirla con el menor número posible de socios. La desconfianza que se apodera de todos respecto de todos crea una atmósfera dominada por el temor a perder la vida a manos de los compañeros de viaje. La tensión aumenta cuando la simpatía que siente Jim por Lina deviene un motivo complementario de celos, envidia y desquite.
[Leer más +]
23 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil