arrow

Ocho apellidos catalanes (2015)

Ocho apellidos catalanes
Trailer
4,4
31.452
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Las alarmas de Koldo (Karra Elejalde) se encienden cuando se entera de que su hija Amaia (Clara Lago), tras romper con Rafa (Dani Rovira), se ha enamorado de un catalán (Berto Romero). Decide entonces poner rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que lo acompañe a Cataluña para rescatar a Amaia de los brazos del joven y de su ambiente. Secuela de "Ocho apellidos vascos". (FILMAFFINITY)

Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Ocho apellidos catalanes
Duración
99 min.
Estreno
20 de noviembre de 2015
Guion
Borja Cobeaga, Diego San José
Música
Roque Baños
Fotografía
Juan Molina
Productora
Telecinco Cinema / Lazona Films
Género
Comedia Romance Comedia romántica Secuela Bodas
1
Explotar lo inexplotable
Segunda parte del mayor éxito comercial del cine español de todos los tiempos: "Ocho apellidos vascos". Lo que en esta era ingenioso, ahora es totalmente desastroso. No funciona nada. Ni una pizca, ni un atisbo de la frescura y simpatía de la aceptable película original, que conocía bien sus modestas ambiciones y sus limitaciones y resultaba un agradable entretenimiento para el gran público teniendo más calidad que otras películas de su género. En la secuela todo es infinitamente inferior. No hay ni un solo momento que me arranque no ya una risa, sino una simple sonrisa. Todo suena forzado, falso y carente de buenas ideas.
Desde el minuto uno de película me invade la vergüenza ajena (destacables esos espantosos títulos de crédito "Google Maps feat. Star Wars") y tengo claro de que lo voy a pasar bastante mal durante los 98 minutos restantes. Probablemente haya gente a la que le haga gracia o encuentre diversión en estos personajes histriónicos y nada interesantes. Yo, desde luego, no. Pero ya no es solo que particularmente no me divierta, sino que la historia es tan pobre, tan previsible y está contada de forma tan automática que es desesperante. Aunque esto no sería tan grave si en los diálogos, situaciones y personajes hubiera algo de ingenio o de inteligencia, como en su predecesora.
Los actores tampoco salen bien parados, ya que la mayoría están pasados de rosca o sus personajes son tan insulsos que es imposible que tengan un mínimo de lucimiento. Especial mención a un bochornoso Berto Romero, incapaz de resultar creíble y mucho menos gracioso. El único que se salva de esta generalización es Karra Elejalde, que hace lo que puede con su personaje pero en vano.
En el apartado técnico tampoco hay nada que se pueda rescatar. La dirección es rutinaria y propia de una sitcom mala. También la fotografía es digna de las peores series de televisión, y es un festival de fallos de raccord de luz y cromas cutres.


No me gusta ser tan crítico, pero es que de donde no hay no se puede sacar. Lo que era gracioso y funcionaba en la primera, aquí agota hasta la extenuación y hasta resulta aburrida, que es una de las peores cosas que se pueden decir de una comedia.
Irá mucha gente a verla y sus creadores ganarán mucho dinero. Solo espero que no sigan haciendo más películas sobre estos personajes, ya los han explotado más que suficiente.
[Leer más +]
203 de 244 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
La habéis cagado.
Lo siento por todos vosotros, pero habéis cometido el mismo error que cometí yo cuando con 10 años empecé a poner la excusa de que no había hecho los deberes porque me encontraba mal. La primera vez coló, pero al repetir la farsa y elaborar cada vez menos mis pícaros pretextos acabé recibiendo una justa y merecida regañina.

Arrasasteis con la primera parte pese a sus infinitas carencias, conseguisteis colar vuestro producto a millones de personas e incluso ganasteis unos cuantos Goyas.

La trama es simple y absurda. La comedia brilla por su ausencia o se limita a la exageración del acento andaluz. Si en la primera por lo menos teníamos un par de secundarios que servían de excusa para ver la película en esta no tenemos nada. Se hace una caricatura del actor caricaturizando a una caricatura, es decir, una tontería. Ni las nuevas incorporaciones aportan nada ni los que repiten sacan adelante esta película.

Amigos míos, sé que el dinero huele muy bien y que lo que buscabais con esta segunda parte era dar gusto a vuestro olfato, pero la habéis cagado.

Sí, que os quiten lo bailado, lo entiendo (a mí me pasó lo mismo), pero no volveréis a colar nada a nadie. Habíais conseguido una misión imposible, hacer creer a mucha gente que Dani Rovira era todo un actorazo, que incluso hacía gracia. No amigos no, es hora de ir al rincón de pensar a recapacitar sobre lo que habéis hecho.
[Leer más +]
154 de 194 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1