arrow

La banda Picasso (2012)

La banda Picasso
Trailer
4,5
1.059
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
París, 1911. La Gioconda desaparece del Louvre. Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire son detenidos. Pablo recuerda que Guillaume le había presentado a un atlético joven llamado “el Barón” que, al enterarse de su fascinación por unas estatuas ibéricas, decide robarlas del Louvre y vendérselas a un precio ridículo. Aquellas estatuas fueron cuatro años antes la inspiración del primer cuadro cubista, “Las señoritas de Avignon”. Pablo es español, Guillaume polaco, el Barón, belga. Y la prensa habla de una banda internacional llegada a Francia para desvalijar los museos. Historia basada en un hecho real. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
La banda Picasso
Duración
101 min.
Estreno
25 de enero de 2013
Guion
Fernando Colomo
Música
Juan Bardem
Fotografía
José Luis Alcaine
Productora
Fernando Colomo Producciones Cinematográficas S.L. / FilmTeam
Género
Comedia Robos & Atracos Basado en hechos reales Años 1910-1919
4
La pandilla Picasso
Fernando Colomo nos presenta los inicios de Pablo Picasso, antes de su éxito internacional. Para recrear el París de principio del siglo XX rueda en Bucarest. El trabajo de ambientación y vestuario es muy veraz. El argumento, en cambio, no consigue plasmarlo en la pantalla con soltura, no resulta ameno. Se nota al visionar la obra que Fernando es un apasionado de Picasso, pero parece que no cuenta con que el gran público no lo es tanto. Al menos no tanto cómo para conocer tan al dedillo sus inicios. Parece cómo si diera por sentado muchas cosas en el planteamiento de la historia. Quiere presentarnos la efervescencia cultural de París en aquella época, la multitud de artistas provenientes de diversos países. Pero todo se queda a medias. La relación tempestuosa con Fernande no se plasma apenas. Las ambigüedades sexuales de Apollinaire apenas quedan en una sugerencia que sólo parece plasmarse al final de la cinta. Sólo el personaje de Manolo Hugué acaba bien retratado cómo un pillo con carisma, que cae bien a todo el mundo. El resto de los papeles son meros pastiches sin definir. Ni siquiera el trabajo de Ignacio Mateos acaba de convencernos, a pesar de ser Malagueño y hablar francés (la película está filmada en francés en la Versión Original).

La excusa que sirve de hilo de unión, el robo de la Gioconda, se nos presenta al principio, para retroceder en un único flash-back a los años iniciales de Pablo en París. Pero no se vuelve a saber nada del robo hasta bien pasada la primera hora. Y en todo este metraje no sabemos bien qué quiere contarnos Colomo, de que va la historia. Ni siquiera el supuesto misterio del robo (más bien sólo de la noticia del robo) nos engancha. Se nota trabajo y esfuerzo, pero faltan resultados, porque el cine, a fin de cuentas, es un entretenimiento. No tiene la tensión de una película de robos, carece prácticamente de comedia, no hay una historia de amor, sólo es un retrato de una época, de los inicios de un genio.
Una cinta para incondicionales de Picasso, que quieran ver en imágenes lo que han devorado en libros, pero que difícilmente podrá llenar salas de cine.
[Leer más +]
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El robobo de la Gioconda
En primer lugar, un consejo: si habéis olvidado ya las clases de Historia del Arte, poneos al día antes de verla. Buscad en la Wikipedia “Pablo Picasso” y “Robo de la Gioconda”. De lo contrario, os veréis arrojados a un universo bohemio de relaciones y de referencias que no sabréis apreciar, porque, entre otras cosas, Colomo es incapaz de introducirnos en él, de presentarlo de una forma comprensible y entretenida. Se da demasiado por supuesto.

Colomo reconoce que la versión final del guión está construida por sustracción, es decir, eliminando cosas de las primeras versiones por que no podía incluirlo todo en el metraje. Y se nota. El guión carece de una unidad narrativa, y se dedica a seguir, a la deriva, los hechos de aquel periodo de la biografía de Picasso (su amistad con Apollinaire, el retrato de Gertrude Stein, la ruptura que supuso “Las señoritas de Avinyón”, el encuentro con Braque, el robo de la Gioconda, etc.) en un pastiche narrativo que se bifurca continuamente en múltiples líneas a medida que se van añadiendo personajes y hechos sin que la historia acabe nunca de arrancar en ninguna de las direcciones. Una hora de película y uno aun no sabe muy bien de que va, cual es el conflicto, cual es la historia. El robo de la Gioconda no sucede hasta el cabo de una hora aproximadamente. Hasta entonces, idas y venidas de personajes y correrías varias sin objetivo claro ni, por tanto, interés.
[Leer más +]
16 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil