arrow

Siniestro (TV) (2000)

2,8
234
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Seis cadáveres sin ojos, seis sin orejas, cuatro sin lengua... Estas son las únicas pistas que está dejando un asesino en serie. Los dos policías encargados del caso, Jim Renart y Dorothy Smith, no encuentran la manera de atraparlo. Mientras, la presión de sus superiores y de los medios de comunicación de la ciudad va en aumento. Por fin, Jim cree haber topado con el culpable. Se trata de Tom Turner, que supuestamente ha encontrado el cuerpo de la última víctima. Pero Tom es un respetable ciudadano, un triunfador conocido por ser un implacable tiburón de las finanzas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Sanctimony (TV)
Duración
87 min.
Guion
Uwe Boll
Música
Uwe Spies
Fotografía
Mathias Neumann
Productora
Coproducción Alemania-Estados Unidos-Canadá; Regent Entertainment
Género
Thriller Terror Crimen Telefilm
7
Antes de las adaptaciones de videojuegos Her Boll ya creaba arte
Quien diga ser admirador de este amante de la cerveza barata y del porno amateur tiene que ver esta película. Porque es tan sumamente mala y poco recomendable de ver, y está tan alejada del género de la comedia (aunque tenga algunas escenitas que vaya tela), que todo eso hace que "Sanctimony" sea un clásico. Y es que todo lo que realiza Uva son clásicos.

Este aborto de la naturaleza dirige una película que sentaria las bases de sus posteriores películas. Calificada como un descarado plagio de "Seven" y "American Psycho" no duden de que lo es. De la primera por lo menos si, ya que la segunda no la he visto. Y es que Boll del plagio hace arte.

Y la memorable música de Uwe Spies. La música es un factor a tener en cuenta en las películas de "El vizconde de los abismos". Uba, ese anormal amante de la música bakala, nos brinda con sus memorables gustos musicales y ya solo oir la canción de los créditos iniciales sirve para mandarte al psiquiatrico.

Escenas memorables las tiene a montón: la visita del malo al programa de televisión, las fotografías al protagonista en bolas totalmente injustificado, lo de las snuff movies con la tía, el tiroteo final totalmente a cámara lenta como si "El antipapa del celuloide" se creyera Sam Peckinpah, la escena de sexo entre el malo y su novia que empieza como una violación y la mujer al final se deja, eso si, no sin antes ver una memorable ostia del malo a su novia a cámara lenta.

El guión fue escrito por el propio y mugriento Uba. "Güe Voll" nos regala un guión que nos deja totalmente impresionados. Porque en hora y veinte existe una hora de película metida totalmente con calzador y que no aporta nada a la historia, que si se la ahorra daba exactamente igual. Pero así es el cine de "Bubba" Boll. Si no hubieran escenas memorables que no sirven para nada ya no sería una película made in Boll.

Y para ello "El maestro del error" cuenta con tres auténticos actores, reyes de la caspa. Actores que podían ser perfectamente sustituidos por piedras que harían el trabajo mejor que ellos. Actores que se rebajan hasta tal punto de trabajar con su idolo, "Mr.Videojuegos" y que por ello nos regalan interpretaciones antológicas. Michael Paré, Casper Van Dien y Eric Roberts, el hermano malo de la ya de por si nefasta Julia Roberts.

Y eso por no hablar del montaje y de la fotografía. Porque la fotografía nos muestra planos realmente malos y el montaje es tan jodidamente penoso que da risa ver la película aunque no sea en ningún caso una comedia.

Pues eso, nuestro querido y adorado Boll antes de sus tan aclamadas adaptaciones de videojuegos, realizaba películas tan recomendables y de tanta calidad como esta que nos ocupa.
[Leer más +]
28 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Uwe, ese gran genio incomprendido
Ahora que el Dr.Boll es conocido, no está de más echar la vista atras y recuperar sus primeros trabajos. El alemán, ahora tremendamente famoso por sus horribles adaptaciones de videojuegos al cine, comenzó en el mundillo con una película para TV protagonizada por Casper Van Dien, un actor en decadencia tras la peor aún "Revenant: Vampiros Modernos" y secundada por Michael Paré, un clásico de las policiacas. "Siniestro" es el resultado de la producción más desconocida de Boll, por suerte, aunque irónicamente quizá sea su mejor obra, al menos a la que más público puede dirigirse por enfoque y temática.

La coraza de un thriller de asesinos en serie sirve a Boll para perfilar, en la carátula, a "Siniestro" como un nuevo aspirante al trono del género. Un nuevo "Seven" que resulta ser una auténtica bazofia. No sólo eso. Boll se permite el lujo de coger al personaje de Christian Bale en "American Psycho", la misma estética y sus motivaciones, meterlo aquí exactamente igual en la piel de Casper, y presentarlo. El resultado, bueno, para qué decirlo. Casper intenta hacer algo con sus líneas, y la caga constantemente. Sólo entre los minutos 40-45 hay buenas frases. Fin.

La verdad, para qué negarlo, es que posiblemente "Siniestro" sea la mejor película del alemán. El guión -horrible- se nota serio, no es un despropósito queriendo, sino sin querer, y tiene algunas frases decentes... la fotografía es una mierda, y los clichés que Uwe arrastraría en sus siguientes obras también están aquí presentes: Ritmo videoclipero, tiempo bala y escenas de sexo sin venir a cuento.

Si queréis desperdiciar 80 minutos de vuestra vida, allá vosotros. No merece la pena, por que encima "Siniestro" se toma en serio y no pasa por comedia, como "House of the Dead" o "Bloodrayne", de Uwe ambas también.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil