arrow

Ocean's Twelve (2004)

Ocean's Twelve
Trailer
6,0
52.567
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Danny Ocean (Clooney), Tess (Roberts) y su banda vuelven a formar equipo. Esta vez el golpe será múltiple: tres espectaculares atracos en tres lugares diferentes, Roma, París y Ámsterdam. En Ámsterdam, el premio es un Rembrandt. Mientras tanto, el propietario del casino de Las Vegas Terry Benedict (García), a quien Ocean y su banda robaron en una ocasión, no ha renunciado a vengarse de ellos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ocean's Twelve (Ocean's 12)
Duración
120 min.
Guion
George Nolfi (Personajes: George Clayton Johnson, Jack Golden Russell)
Música
David Holmes
Fotografía
Steven Soderbergh
Productora
Warner Bros. / Village Roadshow / Jerry Weintraub Productions / Section Eight / WV Films III
Género
Thriller Intriga Robos & Atracos Secuela
Grupos  Novedad
Ocean's
"Una película no sólo debidamente inversosímil, sino también demasiado enrevesada y demasiado larga. (...) Lo mejor: las interpretaciones de todos y algunos saltos en la narración que, por algo desconcertantes, despiertan la curiosidad."
[Diario El Mundo]
4
Truño coral en el que el duelo de egos intenta paliar la falta de un guión sólido
Otra película con a priori "un gran reparto"... Y efectivamente lo es, pero de millones de $ para el caradura de Soderbergh. Todos los puntos que hacían de Ocean's Eleven una película entretenida (similar a 'The Score' de Frank Oz) desaparecen en esta. Me explico: En la primera película, el guión indicaba claramente el objetivo (el atraco al Velaggio), y el interés de la película se centraba en la formación de un grupo talentoso de ladrones y de filmar cada una de las etapas del robo, siempre jugando con la sorpresa y basándose en el carisma de los protagonistas. Resultado: Una película sin pretensiones, agradable de ver y bastante entretenida.
Ocean's Twelve, por el contrario, basa su guión en dar giros a cada cual más irritante e inverosímil (plagiando el estilo de últimas modernHeces) que pretenden despistar al espectador sobre lo que está viendo hasta que, efectivamente, pierde el interés y le importa un comino lo que suceda. En esta película, los robos no son más que una excusa para ver lo "increíblemente listos" que son los protagonistas (Cassel y Clooney sobretodo). Su duelo de egos intenta compensar la falta de un guión que profundice en la psicología del resto de personajes o que desarrolle el papel de Andy Garcia o de Catherine Zeta-Jones. Además, en la entrevista en Amsterdam con el mafiosillo de turno, se intenta utilizar jerga de ladrones para parecer así más guays, y la escena termina siendo patética e ininteligible.
El montaje es horroroso, y de los actores salvo a Catherine Zeta-Jones, a Vincent Cassel y a Don Cheadle, que casi siempre está bien. George Clooney vale para hombre Bond, pero no para películas serias (y esta no lo es, por supuesto). Matt Damon está sobreactuadísimo como de costumbre, Brad "Caradepalo" Pitt es muy guapo, como siempre; Julia Roberts está a la altura de actrices como Sandra Bullock y el resto de los actores simplemente son circunstanciales en la película. La justificación de mi 4 está en:
- Catherine Zeta-Jones: Aunque está desaprovechada, actua de maravilla. Además, está espectacular vestida con cualquier atuendo.
- La canción de Nikkfurie 'Thé à la menthe' (Original de La Caution): Aparece en el baile de Capoeira que se marca Cassel. Tanto la versión instrumental como la hiphopera son cojonudas.
- El carisma de Vincent Cassel, perfecto como "El Zorro"; y de Andy García, que acojona con esa pose chulesca (aunque su aportación a la película es mínima)

En resumen, y viendo cómo funcionan este tipo de películas en taquilla, llegaremos probablemente a los 101 de Ocean. Si Milestone levantara la cabeza...
[Leer más +]
60 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Déjame el teclado chaval, que quiero hablar yo.
Hola amigos, soy Steven Sodebergh (no sé si he escrito bien mi propio apellido), y os voy a contar el por qué de esta película. Un puñado de productores de Hollywood querían ampliar su porche o solucionar a base de pasta sus asuntos de pederastía y me encargaron hacer esta secuela. Yo no tenía muchas ganas pero ya que estaba enmarronado dije: al menos, entretengamos a la toda la peña.

Y por eso cuarentonas os traigo a Clooney. Por eso jovencitas y treinteañeras os traigo a Pitt y Damon. Por eso cuarentones os traigo a la Roberts. Por eso chavales sedientos de MILF's os traigo a Zeta-Jones. Por eso mundo os traigo al star-system de Hollywood. ¿Preferíais a Kinnel, Persing o Salvez? ¿Que no los conoces? Ni tú ni su madre porque me los acabo de inventar y entonces no estarías leyendo esto. Esta cinta es como una cuchilla de afeitar: para el consumo masivo y desechable al primer uso. No quiero haceros pensar, no quiero reflexionar, no quiero inquietaros pesaos, para eso poneos una de Kurosawa o Lynch. Quiero que desconectéis un rato de facturas, oficinas y del IBEX 35 y os zampeís un kilo de palomitas mientras os evadís en una nube de glamour que solo véis en la alfombra roja.

Ya os he dicho que no tenía ganas de hacerla. Por eso la BSO es como la de Eleven. Por eso hago trampas de guión, pero aún así me he guardado a un amigo calvo para que me lo perdonéis y para que veáis que sigo empeñado en haceros pasar un buen rato. Por eso busco más gags y menos argumento. Por eso meto Capoeira, para que flipéis un rato con el cine y no con el precio del Sin Plomo 95.

Pero aún así os ponéis a buscarles los tres pies al gato y cuando me pongo a intentar trascender como en El Buen Alemán o The Girlfriend Experience me dais palos igual. No hay quien os entienda, sois más raros que mi apellido.
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil