arrow

La fuga de Tarzán (1936)

La fuga de Tarzán
Trailer
5,9
821
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El capitán Fry, un famoso cazador blanco, quiere capturar a Tarzán para exhibirlo enjaulado como un animal por todo el mundo. Llega a la selva para cumplir su propósito junto con los primos de Jane, Eric y Rita... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Tarzan Escapes
Duración
89 min.
Guion
Cyril Hume (Personajes: Edgar Rice Burroughs)
Música
William Axt
Fotografía
Leonard Smith (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Aventuras
Grupos  Novedad
Tarzán
7
Inolvidable episodio de Tarzán
Siempre que pienso en Tarzán me doy cuenta de que la esencia de lo que es el personaje en cuanto a nivel cinematográfico donde mejor representado está es en "Tarzán" de Disney y en la serie "Tarzán" americana del 2003, cuya Jane es Sarah Wayne Callies, la novia de pelo bonito de Michael en "Prision Break". Ése es Tarzán.
Las pelis y series del rey de la selva en otro formato se encuentra con una vuelta de tuerca, pero en el buen sentido, han hecho de Tarzán un personaje inolvidable, al que siempre tenemos presente en la memoria. En este episodio protagonizado por el nadador Weissmuller olímpico, narra como unos familiares quieren que Jane se pire de su lado. Desgarradora y con el mismo atractivo de siempre, con Cheeta y demás animales, el glorioso blanco y negro se desata en otra gran aventura de Tarzán y del amor de su vida, y la madre de su hijo, Jane.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Prodigio de montaje.
Tercera película protagonizada por Johnny Weissmuller y Maureen O'Sullivan, sobre el personaje creado por Edgar Rice Burroughs en 1912.
Esta vez, nos encontramos ante un filme mucho más modesto que los anteriores; perjudicado además, por la entonces reciente imposición del código de censura Hays. Aun así, la película es entretenida y sus imágenes, poseen una magia muy especial.

El guión.
En general, la historia sigue las mismas pautas que sus dos antecesoras, (expedición al monte "Mutia", traición de uno de los expedicionarios por motivos lucrativos, etc...) pero es menos violenta y trepidante; ofreciendo una visión idílica de la vida en la selva de Tarzán y Jane.
Otro aspecto a destacar, es el racismo que, según la creencia popular, transmite el guión de esta película y el de las demás de la saga. En su defensa diré, que todas las acciones o frases que sugieren una conducta racista, son dichas y efectuadas por quen vulgarmente se suele llamar "el malo de la película": en esta ocasión, el capitán Fry, un individuo conspirador y codicioso, que encabeza la expedición. Por lo tanto, creo que tal acusación carece de fundamento.

El montaje.
Es posible, que el título de mi critica resulte un poco hilarante, si no se tienen en cuenta ciertos aspectos.
Al visionar el filme, si se han visto los otros dos, no es difícil darse cuenta que muchas de las escenas más impactantes de La fuga de Tarzán, son insertos de "Stock footage" sacados de Tarzán de los monos (1932) y Tarzán y su compañera (1934). Este hecho, podria ser considerado com un terrible defecto, pero teniendo en cuenta que habian pasado dos años desde el estreno del último filme y que seguramente el púlico de la época (1936) ni tan siquiera podía imaginarse algo semejante, yo diria que se trata de un ingenioso truco, para ofrecer un buen filme de entretenimiento, con muy poco dinero invertido. Las secuencias en cuestión, están bien insertadas, lo que demuestra, que a pesar de que utilizaron un truco barato, lo hicieron con maestría. Al fin y al cabo, el cine no es más que eso; un engaño maravilloso.

La censura.
Establecido en 1930 pero aplicado desde 1934 asta 1967, por la asociación de productores cinematográficos (MPAA), el código Hays, describía lo que era moralmente aceptable. Fué escrito por William H. Hays, uno de los líderes del partido republicano de la época.
A causa de este código de censura, en La fuga de Tarzán, ya no podemos apreciar la hermosa anatomía de Maureen O'Sullivan, cuyo cuerpo fué vestido de una manera más pudorosa, dejando únicamente al descubierto sus bien torneadas piernas. La violencia, también fué reducida notablemente, dando como resultado un filme blando, pero muy entretenido y disfrutable.

En resumen.
La fuga de Tarzán, es una buena película de aventuras, aunque perjudicada por una falta considerable de presupuesto que, sin embargo, se salva por el buen hacer de su director (Richard Thorpe).
Para el recuerdo, siempre quedará esa idílica casa de madera construida en lo alto de enormes arboles selváticos, que hizo las delicias de los niños de varias generaciones.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil