arrow

Ataque al carro blindado (1967)

Ataque al carro blindado
Trailer
6,6
1.720
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Taw Jackson, un preso que disfruta de libertad provisional, quiere aprovechar la ocasión para vengarse de Frank Pierce, el hombre que unos años antes, le tendió una trampa que lo condujo a la cárcel. El objetivo de Pierce era quedarse con la finca de Jackson, en la que se había descubierto un filón de oro. Pero Jackson está decidido a desbaratar los planes de su enemigo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The War Wagon
Duración
101 min.
Guion
Clair Huffaker
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
William H. Clothier
Productora
Universal Pictures
Género
Western
"Simpático western con toques de comedia"
[Diario El País]
7
A classic comedy Western adventure (7.5)
Es asombroso lo bien que combinan estilos aparentemente tan opuestos como los de John Wayne y Kirk Douglas. El primero es tan seco que no debería hacer gracia, pero la hace; y el segundo tiene un físico inadecuado y un vestuario hortera en la mayoría de los papeles que ha hecho, y sin embargo se las apaña para salir siempre airoso.
La parte del asalto es muy entretenida y espectacular, mientras que en la preparación, la presentación de los personajes es lo que ofrece los chistes. El mejor de todos es sin duda la extraña relación entre los dos protagonistas: ambos son socios, ambos saben que uno de ellos ha aceptado una oferta por matar al otro, y ambos saben que el otro lo sabe –¡no sólo eso, sino que además se permiten bromear sobre el tema entre ellos!–.
La música es muy buena.

Son memorables las siguientes escenas: el indio haciendo una labor innecesaria como intérprete entre el jefe indio y Lomax –"Conozco a mi gente: seguro que nos matan"–; el robo de la nitroglicerina; algunos detalles de la pelea en el bar; el asalto al carro y la resolución final.
[Leer más +]
30 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¡El carro es mío!
Carro blindado: 6 caballos en paralelo, frenos traseros de zapata extra larga, amortiguación de ballesta. 3 plazas.
Y ahí va el odioso millonetis que le ha robado el rancho a John Wayne. Wayne es Jackson y regresa de la cárcel a por lo que es suyo. Ese rancho es una mina… Una mina de oro.
Jackson se junta para conseguir sus propósitos con Lomax, un pistolero, un viejo conocido al que le une una relación de amistad/enemistad. Os aseguro que no hay nada más.
Van además un indio con pinta de evangélico, un joven borrachín de la Unidad de Explosivos y un vejete con novia.
El vejete se agarra unos mosqueos de órdago y además es un raterillo, menos mal que Jackson le tiene echado el ojo. La joven no sabe ni cuantos años tiene pero el chaval de la Unidad de Explosivos está dispuesto a hacerla un reconocimiento exhaustivo para calcular su edad biológica incluso su peso molecular.
La película se sigue con interés, pero lamentablemente el interés adelanta a la película que llega a perder ritmo porque no es más que un mero entretenimiento. Lástima, podía haber sido mucho más, no obstante ahí están esos dos actorazos de los que siempre, siempre, algo se aprende:
Por ejemplo: incluso en calzoncillos, cuando va a arreglarse uno al cuarto de baño, es conveniente llevar la canana con el revólver.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil