arrow

Mi Idaho privado (1991)

Sinopsis
Mike Waters (River Phoenix) y Scott Favor (Keanu Reeves) son dos jóvenes chaperos que se ganan la vida prostituyéndose en las calles de Portland. Mike tiene una extraña enfermedad llamada narcolepsia, que le provoca un sueño repentino y profundo en cualquier parte. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
My Own Private Idaho
Duración
104 min.
Guion
Gus Van Sant
Música
Bill Stafford
Fotografía
Eric Alan Edwards, John J. Campbell
Productora
New Line Cinema
Género
Drama Homosexualidad Prostitución Película de culto Cine independiente USA Road Movie
"Sin ser un film total, deja bien a las claras la imponente personalidad cinematográfica del director, su dominio del lenguaje y su impresionante capacidad creativa"
[Imágenes de actualidad]
10
¡Que Tengas un Buen Día!
No había visto mucho de Gus Van Sant. Solo aquella maravillosa “Elephant”. Ese viaje maldito a través de los diferentes puntos de vista de muchachos (De mi edad) a los cuales ya les sabemos su suerte. Había escuchado muy poco de My Own Private Idaho … ni siquiera sabía quien era River Phoenix. Después de que vi esta película, todas estas cosas cambiaron.

La historia nos cuenta sobre Mike, un hombre joven que sobrevive en las calles de Portland. El, se prostituye. Pero Mike es narcoleptico, y solo tiene un vago recuerdo de su madre. Por otro lado está Scott, hijo del alcalde de Portland. El también se prostituye y espera la muerte de su padre para heredar una gran fortuna. Un día, Mike le propone a Scott a que le acompañe a buscar a su hermano, para empezar a buscar a su madre. El viaje comienza, por una carretera que tal vez, no tenga fin…

Esta road movie no es un cuento – aunque lo parezca, solo toca estos temas para desarrollar los verdaderos temas principales – sobre la prostitución, sobre la homosexualidad o simplemente sobre sexo. Este es un cuento sobre el amor, la vida y el hogar en un lugar caótico que hasta algunas veces parece no tener sentido. Y aunque parezca un poco repetitiva, rutinaria o hasta predecible… es porque la realidad así lo es (Así mismo lo dijo Buñuel una vez sobre su Ángel Exterminador).

Esta es una obra que nunca envejecerá, y aunque hay muchos que la aman, también hay muchos que la odian, precisamente porque retoma temas que en este momento –a pesar de ya más de diez años de su estreno – todavía son participes de prejuicio. Pero a pesar de que haya gente que no la aprecie por su verdadera belleza, es una película que se mantendrá en la memoria de muchas personas. De personas que aprecian este trabajo sobre el amor y la soledad (Además de una de las actuaciones más sorprendentes que he visto en mi vida, River Phoenix es fantástico. Además que también, esta película es una de sus mas reconocidas). Una obra sobre aquel camino interminable que todos debemos recorrer.
[Leer más +]
59 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Mi vida privada
Tercer largometraje de Gus Van Sant (Kentucky, EEUU, 1952), que para muchos es su trabajo más acreditado. El guión, del propio Van Sant, se inspira libremente en la adaptación al cine que realizó Orson Welles de la obra de teatro “Henri IV”, de Shakespeare (“Campanadas a medianoche”, 1965); en la novela “City of Night” (1963), de John Rechy; y en los hermanos Mike y Scott Parker, de Portland. Se rueda en escenarios reales de Portland (Oregón), Oregón, Seattle (Washington), Idaho y Roma (Italia), con un presupuesto estimado de 2,5 M USD. Gana la copa Volpi (mejor actor, River Phoenix) del Festival de Venecia. Producido por Laurie Parker para New Line Cinema, se estrena en septiembre de 1991 (Fest. Venecia).

La acción dramática tiene lugar en las calles, carreteras, varios edificios abandonados y el campo abierto de Portland, Idaho, Seattle y Roma, en 1991. Mike Waters (Phoenix) y Scott Favor (Reeves) son dos chaperos de Portland, menores de 21 años, que forman parte de una ruidosa familia de marginados que se dedican a los hurtos, las estafas y la prostitución juvenil. La lidera Bob Pigeon (Richert), un personaje con carisma, de mediana edad, que hace las funciones de mentor y chulo de los chicos. Mike, que lleva más de tres años en la calle, es tímido, cariñoso y soñador. Nacido y criado en Idaho, es homosexual y padece frecuentes crisis de narcolepsia, asociadas a situaciones de tensión, estrés, desánimo o añoranza de la madre, Sharon Waters, que le abandonó cuando era un niño. Scott, heterosexual, es hijo de una familia acomodada de Portland. Ha abandonado la casa de los padres por rebeldía, inconformismo y para molestar y humillar al padre, dominante, rico, superficial, autoritario, parapléjico y alcalde de la ciudad. Mike y Scott se hacen amigos y amantes.

El film suma drama, homosexualidad, prostitución y romance. Compone un retrato rudo y descarnado del mundo de los jóvenes chaperos, que trabajan en la prostitución (con hombres y mujeres), consumen drogas duras, roban y estafan, arrastran complejos traumas personales y habitan el submundo degradado y corrupto de las ciudades americanas medias y grandes. Son víctimas de estigmatización, marginación y exclusión social. La cinta habla de manera explícita y directa de la indigencia, la explotación sexual de jóvenes y la prostitución juvenil que se dan en las ciudades norteamericanas y en las del Primer Mundo en general. Se expresa con sinceridad y libertad, buscando formas experimentales e innovadoras de expresión y dejando de lado en la medida de lo posible las formas convencionales. Aborda sin rodeos temas tabú, como el sexo oral, la felación, el incesto, las manías de algunos clientes de sexo pagado, besos entre hombres, etc.
[Leer más +]
32 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil