arrow

Valerie y su Semana de las Maravillas (1970)

Valerie y su Semana de las Maravillas
Trailer
6,7
786
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Al pueblo de Valerie, una muchacha de catorce años que vive con su abuela, llega una compañía de cómicos ambulantes, entre los que se encuentra un hombre capaz de las más diversas metamorfosis. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Checoslovaquia Checoslovaquia
Título original:
Valerie a týden divu (Valerie and Her Week of Wonders)
Duración
77 min.
Guion
Jaromil Jires, Ester Krumbachová, Jirí Musil (Novela: Vitezslav Nezval)
Música
Lubos Fiser, Jan Klusák
Fotografía
Jan Curík
Productora
Filmové Studio Barrandov
Género
Fantástico Drama Surrealismo Adolescencia Vampiros Nueva Ola Checoslovaca
9
La embriagadora danza de la vida (Al Dr. Strangelove)
Tan complejo como cualquier material que se compone con la sustancia de los símbolos, una forma posible de abordar este maravilloso relato cinematográfico, consiste en seguir el periplo de la jovencísima protagonista, aún sin precisar dónde termina lo real y comienza lo soñado o imaginado. Así, a un pueblito medieval rodeado de un bosque, arriban un mismo día una legión de cómicos ambulantes y una procesión religiosa. Valeria es una doncella, en el cambiante pasaje de la niñez a la adolescencia. Vive con su abuela, nunca ha conocido a sus padres y sólo ha tenido vagas referencias de ellos. En sus momentos de ensueño invoca el amor
idealizado de Olrico, un joven misterioso que roba sus aros con forma de pendientes, emblema de sensualidad que su abuela le impide usar, alegando que no tiene la edad suficiente.
Valeria reza y teme, de acuerdo con un mundo de prohibiciones y misterios impuestos por su educación, pero también observa curiosamente al mundo que la rodea. Sueña, imagina y fundamentalmente desea. Los exteriores conforman un espacio edénico y silvestre, alejado del mundo urbano. Una naturaleza poblada de seres reales e irreales, donde la mirada de la joven descubre la vitalidad erótica de las robustas mujeres que lavan la ropa en el río y de un leñador-fauno que las corteja. Ella a su vez es hostigada por vampiros, hurones y misioneros lujuriosos, de los que suele rescatarla el personaje de Olrico que a veces llega hasta ella deslizándose por techos de cristal o enviándole cartas de amor con pájaros mensajeros. Luego de una serie de revelaciones, peligros y resurrecciones, Valeria abandonará su blanco cuarto adolescente para acostarse a dormir gozosamente en una gigante cuna, también blanca pero enclavada en el medio del bosque, mientras los personajes exteriores parecen arrullarla tanto como la envolvente canción de cuna de la banda sonora. Una gran alegoría que dibuja una gran pintura de sus cambios físicos y espirituales, ya que, más allá de su "formato", esta encantadora obra del realizador checo Jaromil Jires es básicamente un relato sobre el despertar a la vida de una adolescente, narrado como una alegoría embriagadora de belleza y ambigüedad.
[Leer más +]
37 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El despertar
El cine como fantasía, como fábrica de sueños, como Arte. Un coro, un clavicordio, música que se clava en el alma. Los colores: el rojo de una gota de sangre, el blanco inmaculado, el negro de una sotana, de una capa, de un vestido. La luz desbordante, la exuberancia del campo, el sexo incipiente, anhelado, temido. El miedo, la noche, el vampiro, una comadreja, una mofeta, el temor a envejecer. La religión.

El Amor. El deseo. La lujuria, la inocencia, unos pendientes más poderosos que un escudo. La niñez de la que nos queremos desprender y en la que nos queremos esconder. Un cuerpo floreciendo, un espíritu desbordando ese cuerpo, el fuego inflamando el espíritu.

El despertar. La belleza.

Valerie...
[Leer más +]
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil