arrow

Atlantis (1913)

Atlantis
Trailer
6,3
90
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Aclamada superproducción de la época, que fue bastante polémica por la novela en la que se basaba, que narraba como un gran transatlántico se hundía en el océano. Gerhart Hauptmann la escribió poco antes del hundimiento del Titanic en 1912, y cuando recogió el Nóbel de Literatura un par de años después fue considerado como un 'profeta'. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Dinamarca Dinamarca
Título original:
Atlantis
Duración
120 min.
Guion
August Blom, Karl-Ludwig Schröder (Novela: Gerhart Hauptmann)
Música
Película muda
Fotografía
Johan Ankerstjerne (B&N)
Productora
Nordisk Film
Género
Drama Catástrofes Cine mudo Orígenes del cine
8
EL NAUFRAGIO COMO SALVACIÓN
El cine, en su temprana edad, ya era un gran recurso dpnde se podían contar grandes historiad y algunas de ellas no exentas de moraleja o mensajes subliminales que dando rienda a la escenografía del espectáculo dejaba evidente la intencionalidad de que la película tuviera vida propia. D.W. Griffith le daría más enfásis acentuando el foco en el montahe como hilo narrativo pero anteriormente las secuencias quedavan condicionadas al plano fijo con lo cual la fotografía cobraba una vital importancia en el desarrollo de la película.

“Atlantis”, por el año en que se rodó y la técnica que se usó es anterior a los planes ambiciosos que seguramente el norteamericano Griffith (si lo cítamos como referente a dos años vista de su colosal “El Nacimiento de una Nación” (The Birth of a Nation, 1915)) ya tenía planeado en mente. Pero el danés August Blom solo podía utiluzar los ya mencionados planos fijos y recurrentes que se adueñan de un metraje que ya de por si es soberbio. Gracias a un guión que nos plantea de lo más apasionante en su época escrito por el Premio Nobel alemán Gerard Hauptmann: el viaje en transatlántico hacia América que lleva en su pasaje al Doctor Friedrich Kammacher (Ølaff Fonss), atraído por la bailarina Ingigerd (Ida Orloff), después de no poder superar el drama conyugal que ha llevado a su esposa a la locura aunque otra tragedia se cierne en alta mar.

Se ha hablado mucho de cierto malditismo que rodea ésta pequeña joya del cine mudo en su fase de pre-producción (se costeó durante la tragedia del Titanic) pero no estaba dada la intención porque si nos referimos a la moraleja del film la conclusión es otra: el dilema de un hombre desesperado como Kammacher en la búsqueda de sí mismo en un viaje accidentado que no deja de ser una prueba más de la realidad en la que debe enfrentarse. Y no solo el naufragio pero también la soñada norteamérica que lo recibirá como un héroe, merecedor o no, de ser.

Como anécdota en el equipo de rodaje, de ayudante de dirección, había un tal Mihály Kertész conocido más tarde como Michael Curtiz, director de la magistral “Casablanca” (1941), antes de emprender su carrera en Hollywood a mediados de los años veinte. Casi una década después de haber trabajado en un film como “Atlantis” quedando ya lejos en el olvido del no tan silenciado cine mudo.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Realismo excepcional.
1913, ese fue el año elegido por Blom y la Nordisk para realizar Atlantis, una superproducción que le genero prestigio internacional nunca antes imaginado a la Nordisk film, aunque ese prestigio vino acompañado de incontables criticas por su trama, esta basada en el hundimiento de un barco justamente un año después de la tragedia del Titanic aunque en realidad fue una adaptación de la novela "Gerhart Hauptmann" que relata un viaje a Estados Unidos. El elevado presupuesto de la película tiene que ver con la gran cantidad de paisajes que nos muestra Blom con una técnica de realismo excepcional a través trávelings exteriores que se mezclan con primeros planos de los protagonistas, como en la maravillosa escena del doctor en Berlin. Otros puntos sobresalientes pueden ser la actuación de Olaf Fønss y sus expresiones de dramatismo puro o el gran Johan Ankerstjerne que se encargo de toda la fotografía y luz.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica