arrow

Motín a bordo (1984)

Motín a bordo
Trailer
6,2
3.762
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1787, la Bounty, una fragata de la armada británica se hizo a la mar. El objetivo de su capitán, el Coronel William Bligh (Hopkins), era circunnavegar la Tierra siguiendo la ruta del Cabo de Hornos. Después de un larguísimo viaje (3.500 millas marinas), lleno de penalidades y peligros, el severo capitán accedió a que la tripulación descansara en una remota y paradisíaca isla, aunque quizá durante demasiado tiempo; porque, cuando ordenó reanudar el viaje, la indisciplina de la marinería era ya incontrolable. En esas circunstancias el segundo de a bordo (Mel Gibson) decidió encabezar un motín contando con el apoyo de la mayor parte de la tripulación. Basada en hechos históricos (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Bounty
Duración
132 min.
Guion
Robert Bolt
Música
Vangelis
Fotografía
Arthur Ibbetson
Productora
Dino De Laurentiis Company / Bounty Productions Ltd.. Distribuida por Orion Pictures
Género
Aventuras Aventuras marinas Siglo XVIII Histórico
9
La verdad histórica
Del motín que tuvo lugar en el año 1788 en el navío inglés Bounty existe una inmensa bibliografía histórica y también literaria con versiones más o menos fantasiosas. Las tres películas sobre el tema son la de 1935 de Frank Lloyd, la de 1962 de Lewis Milestone y ésta de 1994 de Roger Donaldson. Vaya por delante mi opinión de que cada una de ellas cuenta con elementos muy interesantes y que estamos ante tres buenos filmes para los cinéfilos y más si también son aficionados a los temas marinos.
Hoy día se exige en el tratamiento de los temas históricos una aproximación a la realidad conocida aunque se permitan licencias de pura invención pero dentro de unos límites. En los años 30 del pasado siglo la invención fantástica no tenía tales limitaciones. Así el guión de la versión de 1935 nos presenta a un capitán Bligh, magníficamente representado por Charles Laughton, como un repugnante sádico, mezquino y brutal. Frente a él un teniente Christian apuesto y simpático personificado por un sonriente Clark Gable.
En la versión de 1962 ya encontramos más matizada la oposición entre los dos personajes. Trevor Howard compone un Bligh ciertamente odioso, disciplinario al extremo pero más correcto y medido frente al excelente Christian de Marlon Brando, complejo, capaz de errores.
En esta versión última, por ahora, se ha buscado ir a la realidad histórica. Bligh interpretado por Anthony Hopkins es un excelente marino terco en sus decisiones, soberbio, pero no malvado ni cruel. Mel Gibson da el tipo de un joven Christian, en la realidad todos eran muy jóvenes, algo atolondrado, inseguro en ocasiones y precipitado en otras. El peso de la culpa del drama recae en ambos. (John Boyne, el autor del conocido relato "El niño con el pijama de rayas", ha publicado una excelente novela "Motín en la Bounty", donde ya sin paliativos presenta a Fletcher Christian como un villano y a Bligh como un héroe)
Y es que la verdadera proeza de todo este drama es la travesía de 3.500 millas marinas que durante casi 50 días realizaron los expulsados de la Bounty apiñados en un bote, sin apenas agua ni alimentos, consiguiendo llegar casi todos vivos a la isla holandesa de Timor, gracias a la extraordinaria pericia náutica y coraje del capitán Bligh. En tanto los amotinados parece que tuvieron un trágico final en la isla Pitcairn. En esta película se desarrolla muy acertadamente esta parte de la verdad histórica que en las dos anteriores se trata muy secundariamente.
En resumen que esta versión me parece muy interesante históricamente y muy amena y correcta en su realización aunque el guión naturalmente haya perdido la truculencia dramática de la primera versión y el romanticismo de la segunda.
Resulta sorprendente considerar que los auténticos Bligh y Christian han recibido un impresionante homenaje cinematográfico al haber sido interpretados por un plantel de actores como Laughton, Gable, Brando, Howard, Hopkins y Gibson. No cabe más.
[Leer más +]
40 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
En mi opinión
La película esta basada en hechos históricos. Narra los sucesos acontecidos en la Bounty. Una fragata de la armada británica que allá por 1787 emprende una larga misión dirigida por el severo y estricto teniente de marina Bligh, comandante de la nave. Las penalidades del viaje, la férrea disciplina de los mandos y las pasiones humanas desencadenarán unos acontecimientos que llevarán a su tripulación hasta sus límites.

La película ya tenía 2 predecesoras que con el nombre de rebelión a bordo se estrenaron en 1935, dirigida Frank Lloyd, y en 1962 de manos de Lewis Milestone.

Está va acompañada de un cartel de lujo, encabezado por Anthony Hopkins que interpreta al teniente de marina William Bligh, aportando gran calidad al metraje y respaldado por las no menos despreciables actuaciones de Mel Gibson, Daniel Day-Lewis y Liam Neeson.

Aunque la trama no deja de ser predecible no le quita interés e intriga a las misma, mostrándonos una apasionada historia de aventuras presentada con una preciosa fotografía.

Muy recomendable para los amantes de la náutica.
[Leer más +]
29 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil