arrow

Narcos: México (Serie de TV) (2018)

Narcos: México (Serie de TV)
Trailer
6,9
2.825
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
10 episodios. Cuenta la historia real del ascenso al poder del cártel de Guadalajara, liderado por Miguel Ángel Félix Gallardo (Diego Luna), y el inicio de las guerras de la droga en el México de los años 80. Por su parte Kiki Camarena (Michael Peña) es un agente de la DEA norteamericana al que trasladan desde California a Guadalajara para incorporarse a la investigación del recién nacido cartel mexicano. Gallardo comenzó su imperio traficando con marihuana y uniendo a todos los narcos del país con un propósito común, pero pronto su ambición le llevó a ver México como el mejor sitio para transportar la cocaína colombiana... Cuarta temporada de la serie de Netflix "Narcos", que cuenta con nuevo reparto, historia y showrunner (Eric Newman). (FILMAFFINITY)

El 5 de diciembre Netflix anunció una nueva temporada (2T) de Narcos: México.
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Narcos: Mexico (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Eric Newman, Carlo Bernard, Chris Brancato, Doug Miro, Scott Teems, Clayton Trussell
Música
Gustavo Santaolalla, Kevin Kiner
Fotografía
Luis Sansans
Productora
Gaumont Télévision / Netflix
Género
Serie de TV Thriller Acción Drama Basado en hechos reales Secuela Drogas Policíaco Años 80 Crimen Mafia
7
¿Orale qué pinche habláis?
Me confieso fan del subgénero del narcotráfico. Es un tema atrayente, saca a relucir cualidades y debilidades del ser humano y por ello frecuentemente se han obtenido grandes resultados en interpretaciones e historias. Esa aventura tan real de personajes de todo tipo, esa lucha entre el bien y el mal tan real; el poder, el miedo, el ascenso y caída de siempre... todo tan real.

En esta cuarta temporada de Narcos se intentan repetir patrones de las anteriores: el marco de la escena bien representado, el desarrollo de la historia didácticamente narrada, los personajes interpretados por actores y actrices norteamericanos y sudamericanos,caracterizaciones y localizaciones que te hacen sentir como verídica la historia que pretenden contarnos. Es todo muy parecido a las anteriores pero fallan algunas cosas según mi humilde opinión.

La primera, la peor para mí, esa moda de intentar que los personajes hablen como lo hacen en la vida real! De acuerdo, que hablen completamente en mejicano, sinaloense o lo que quieran pero E-M-I-T-A-N un sonido correcto, Lo primordial de las historias es que el mensaje llegue al espectador, si falla un canal de comunicación ¿qué diablos podemos comprender? ¿Cuántas veces debo reproducir una misma escena? ¿No ven que cortan la atención? ME ha recordado a la serie de "La Peste" oriunda de mi zona dialéctica y en la que también por ese sonido entremezclado me fue muy difícil de atender bien. A está última, los españoles la criticamos por tal aspecto. Imagino que con esta otra versión sonora mejicana ocurrirá tres cuartos de lo mismo. Para leer más que escuchar..

Lo segundo, los protagonistas. Diego Luna esta mal. Un tipo que pega un tiro y no da miedo , que negocia y no infunde respeto, que trata con quien trate parece el chico de los recados no ha conseguido dar forma a su papel ni en intensidad ni en profundidad. Michael Peña hace el papel cien veces visto antes de sabueso implacable. Pienso que un terreno tan sanguinario y con tan poca defensa el miedo podría haber sido una parte central de su papel. Pero no, muy previsible y americanizado. A ambos lo mejoran varios secundarios. En general el reparto coral es lo que enriquece más esta temporada para demérito de ambos protagonistas.
Y tercero se hace repetitivo el modus operandi. En este caso más simple en su presentación: este es el narco, estos somos los buenos o americanos, estos son los paisanoa del lugar y esto hicimos para apresarlos. En esta temporada guarda demasiada similitud a la anterior.

Era lógico que decayese el resultado en alguna temporada. Ya no esta Pablo, No está Pacho. No esta Pedro Pascal. La saga va perdiendo piezas y estas hay que reponerlas convenientemente porque el resultado claro que se resiente. Pero no deja de ser un trabajo de notable factura y entretenimiento para los amantes del género.
PD; espero que dure 6 ó 7 temporadas para ver un Narcos: Miami, Narcos: Galicia o Narcos: La Línea.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Una decepción moderada
La principal desventaja de esta temporada de Narcos es, según creo, su propia condición de temporada. Si no hubiéramos visto las tres anteriores seguramente juzgaríamos esta con más benevolencia; pero nos consta que saben hacerlo mucho mejor y eso hace que nos sintamos decepcionados.

De no existir las temporadas colombianas, supongo que Narcos México parecería una producción lujosa, con excelente ambientación, magnífica fotografía, acertada elección de música, etc; eso sí, con algunos fallos importantes, especialmente en cuanto a guiones, dibujo y desarrollo de los personajes y elección de actores protagonistas. Seguramente le daríamos una buena valoración global, disfrutaríamos sin exagerar y la veríamos con agrado. Pero al ser otra temporada de Narcos, los fallos resultan muchísimo más evidentes.

No apasiona en ningún momento y en algunos casi resulta aburrida, y eso es grave porque tienen entre manos una historia tan teóricamente apasionante o más que las anteriores. No llegamos a entender o ni siquiera a conocer realmente a los personajes, pues no nos describen ni bien ni regular su carácter ni sus motivaciones y, en consecuencia, no nos importan mucho sus peripecias; los protagonistas no generan ninguna empatía. Los acontecimientos están narrados con desigual ritmo y poca gracia en general.

Diego Luna interpreta a un Capo de Capos que no inspira ni siquiera respeto. El agente Camarena (Michel Peña) parece un tonto empecinado sin más. Personalmente tengo que decir que apenas recuerdo ya -y la terminé ayer- la cara de los demás agentes de la DEA ni de los demás narcos, con excepción de Don Neto y Caro Quintero (este sí tiene personalidad: resulta tan gilipollas que te pasas el rato deseando que le peguen un tiro, pero al menos te fijas en él).

Todos los defectos resultan más irritantes cuando recuerdas las temporadas anteriores: lo sólidos y atractivos que resultaban sus personajes (narcos o agentes), la tensión narrativa, sus estructurados y bien construidos guiones... Confiemos en que vuelvan a acercarse a ese nivel de calidad en la continuación (que pienso ver, la decepción no es tan grande como para abandonar la serie).
[Leer más +]
20 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil