arrow

Moolaadé (Protección) (2004)

Moolaadé (Protección)
Trailer
7,2
1.272
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Collé Ardo vive en un pueblo africano. Hace siete años no permitió que su hija fuera sometida a la ablación, una práctica que le parece una barbarie. Hoy cuatro niñas huyen para escapar del ritual de la purificación y piden a Collé que las proteja. A partir de ese momento, se enfrentan dos valores: el respeto al derecho de asilo (el moolaadé) y la tradición de la ablación (la salindé). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Senegal Senegal
Título original:
Moolaade
Duración
119 min.
Guion
Ousmane Sembene
Música
Boncana Maïga
Fotografía
Dominique Gentil
Productora
Coproducción Senegal-Francia-Burkina Faso-Camerún-Marruecos-Túnez; Ciné-Sud Promotion / Centre Cinématographique Marocain / Cinétéléfilms / Direction de la Cinematographie Nationale / Filmi Domireew / Les Films Terre Africaine
Género
Drama Drama social
"Es un filme claramente deudor de formas de hacer a las que estamos poco acostumbrados, pero que se ve con prístina claridad, que se comparte sin esfuerzos; que constituye, en fin, una imprescindible herramienta de denuncia y conocimiento."
[Diario El País]
"Una película bien accesible (...) el desarrollo de la acción no tiene nada de naif (...) Semben aplica una mirada sabia, serena y colorista a sus personajes. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
9
ESTIMABLE Y VALIENTE PELÍCULA AFRICANA SOBRE EL DEBER DE IR SUPERANDO LAS TRADICIONES BRUTALES QUE NO MERECEN RESPETARSE
Muy buena película del Senagalés Ousmane Sembene, viejo director nacido en 1923, que siendo joven emigró a Francia donde trabajó como obrero en distintas profesiones, que en 1960 escribió una novela maravillosa titulada "Los trozos de madera de Dios" y que al año siguiente marchó a Rusia a estudiar Cine en los Estudios Cinematográficos Gorki, donde logró hacerse un excelente director y rodar posteriormente películas tan sensibles y artísticas como "La muchacha negra" (1966) o "Xala" (1974), entre otras creaciones. ¡Lástima que Ousmane Sembene no sea ni japonés ni chino, sino sólo un africano, pues hoy en día la moda de atractivo exótico se la llevan los films chinos, japoneses o coreanos, los subsaharianos aún no han llegado a ese nivel de consideración; sin embargo esta película, MOOLAADÉ, es una auténtica joya del cine, sin duda tan buena o mejor que cualquiera de las últimas que hizo Akira Kurosawa, o tan digna y sobrecogedora como cualquiera de las tradicionales, sencillas y emotivas filmaciones que han dirigido el chino Zhang Yimou o la surcoreana Lee Jung-Hyang.

El único problema que tiene el cine negro de directores negros es que, hasta el momento, no se le reconoce la misma sensibilidad y profundidad que al de otras partes del mundo, quizás sólo porque es cine africano, cuando en verdad es tan bueno como el que más y el que menos de otros lugares, al contar sus particulares historias cotidianas.

MOOLAADÉ (palabra tradicional que significa "derecho de asilo otorgado al que huye" y que quien lo otorga pronunciándola y acogiéndose a esa gracia, tiene que ser respetado por todos y no puede nadie actuar contra su asilado, salvo que quiera echarse encima la maldición de la Religión Animista y sus espíritus vengativos). El guión fue realizado por el mismo director Sembene y resulta magnífico, muy bien llevado a cabo y nos hace saltar las lágrimas por clamor, sed y hambre de justicia. En este caso el "Moolaadé" es pronunciado por una mujer para proteger a cuatro niñas que huyen de la práctica de la ablación o mutilación de los genitales que tradicionalmente se le hace en muchos países de África a las niñas cuando tienen entre 7 ó 9 años.

La película es una importante, valiene y valiosa denuncia contra la ablación femenina, por proceder del propio continente africano y de la toma de conciencia de sus intelectuales. Muy recomendable y sensibilizadora. Una película de las que dejan huella en la memoria y en el corazón.

Fej Delvahe
[Leer más +]
27 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Africa tiene un color especial
Efectivamente, no es frecuente encontrarte con películas africanas. Y menos aún que te sorprendan. A mí Moolade me ha sorprendido y fascinado a la vez. Me senté a verla con poca o ninguna expectativa, ni sabía de qué trataba ni si podría gustarme o no. Me enganchó por la vía visual: siempre me han atraído los colores de África y sus gentes (y no me refiero a la piel).

“Moolade” es una película realizada por actores no profesionales. Eso no la hace de menos calidad. La propia protagonista de la película, Fatoumata Coulibaly (que interpreta a Collé Ardo) sufrió la ablación de niña. La historia que cuenta, el ritmo con que se mantiene el argumento, las imágenes, los colores, la música, los gestos, las miradas, los susurros… te van llevando sin que te des cuenta a la realidad, no de la película (que también) sino a la realidad brutal de “ahí afuera”: las tradiciones y supersticiones terriblemente dolorosas y crueles que son cotidianas en algunos países africanos..

“Moolade” es contundente, sólida, honesta, feroz, estéticamente impecable… Diría incluso que es imprescindible. No hay moralina en esta historia, sólo un espejo de una realidad. Ousmane Sembène (octogenario cuando dirigió esta película) no pretende dirigir, sino transmitir una realidad, nos deja un margen muy amplio para la reflexión. No, rectifico: deja un margen estrecho para una reflexión muy amplia.

Es una película de pocas palabras, pero de mensajes sencillos y plenos, donde la rebelión aún es una esperanza. Recomendable, por no decir imprescindible y obligatoria.

Aviso a navegantes: amantes de cine de acción, abstenerse. Es cine social, y también visual (pero no precisamente por los efectos especiales, de los cuales no necesita)
[Leer más +]
19 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil