arrow

The Newsroom (Serie de TV) (2012)

The Newsroom (Serie de TV)
Trailer
7,5
7.059
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2012-2014). Serie que muestra los entresijos de una importante cadena de televisión por cable, centrada en la redación y en la parte de una TV que no ven los espectadores. Los protagonistas son un veterano presentador (Jeff Daniels), la nueva productora ejecutiva (Emily Mortimer) y otros miembros del equipo. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Newsroom (TV Series)
Duración
50 min.
Guion
Aaron Sorkin, Brendan Fehily, Corinne Kingsbury, Ian Reichbach, David Handelman, Dana Ledoux Miller, Matthew Lopez, Camilla Blackett, Adam R. Perlman, Elizabeth Peterson, John Musero, Michael Gunn, Alena Smith
Música
Alex Wurman, Thomas Newman
Fotografía
Todd McMullen, Barry Ackroyd
Productora
Home Box Office (HBO)
Género
Serie de TV Drama Televisión Periodismo
8
De quijotes y molinos
En lo que toca a la valentía, cortesía; hazañas y asunto de vuestra merced hay diferentes opiniones: unos dicen: «Loco, pero gracioso»; otros, «Valiente, pero desgraciado»; otros, «Cortés, pero impertinente»; y por aquí van discurriendo en tantas cosas que ni a vuestra merced ni a mí nos dejan hueso sano.

‘El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha’ Parte II
Miguel de Cervantes


Toda noticia sufre el escrutinio, interés y asimilación del público al que se dirige. Intenta resistir el análisis por parte de la audiencia dependiendo del tratamiento, interés subjetivo/político/corporativo y, sobre todo, del contenido de la noticia en sí. Aaron Sorkin, que inicialmente pensó en titular la serie “More as this story develops”, ha querido tratar y retratar el ámbito de la noticia desde sus redactores e informadores. Narrar el desarrollo de las historias que se convierten en noticia. Pero al igual que toda noticia ha sido sujeta a interpretaciones y duros análisis. Repetidamente se han ensalzado los fallos de “The Newsroom”: demasiado sermón, poco periodismo, demasiado repetitiva, poca novedad, insuficientemente incisiva con tramas personales muy descompensadas, didáctica y cándida, moralista, maniquea, inverosímil e incluso que trata a los espectadores como si fueran idiotas. Por añadir que incluso se ha llegado a pedir la cabeza de Dev Patel o meterse con la elección del tema de Coldplay (‘Fix You’) que cierra uno de los capítulos…

Las críticas crecieron a tal nivel que el propio Sorkin tuvo que salir en defensa de la serie para declarar que es una ‘ficción’ y ‘fantasía’. Incluso en algunos medios se lanzaron bulos sobre el despido del equipo de guionistas de la serie, que tuvo que desmentir el creador. Entre la vivencia de rentas pasadas, el auto-homenaje y la asimilación, condensación y perfección de “Sports Night”, “Studio 60” y “El ala oeste de la Casa Blanca”, el guionista no hay querido dar esta vez la espalda al show de televisión y utilizarlo de mero telón de fondo. Posiblemente su afán informativo contraste con el equilibrio entre el lado humano y profesional de todos los personajes. La impresión que da la serie es erigirse como un quijote del tubo catódico (tanto fuera como dentro de la pantalla) e indicar lo que es bueno y malo dentro del periodismo, pese a enfrentarse a esos sólidos e infranqueables molinos (y gigantes corporativos).

Es cierto que es una versión idealista pero también una advertencia hacía la frivolidad y poco rigor informativo en la actualidad. Define la televisión en estado puro y halla los nexos entre “Network (Un mundo implacable)” y “Luna nueva” bajo patrones sorkinianos en una realidad pasada y voluble en nuestro presente. Todo cuento debe tener moraleja y “The Newsroom”, como toda serie dispuesta a ser leyenda, no habla sobre la integridad. Efectivamente Sorkin tiene toda la razón: su serie, lamentablemente y vistas sus furibundas críticas contrastadas con la moralidad de los medios (adictos al sensacionalismo) donde trabajan los periodistas que las lanzan, es mera fantasía. Soñemos, pues, con esta utopía convertida en una magnífica serie.
[Leer más +]
32 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Exceso de melaza.
Esta serie plantea una idea interesante: se trata de una crítica del momento presente en EEUU a través de los ojos de una redacción de noticias. Se muestra desde el punto de vista de un republicanismo moderado, que intenta sentar las bases, cada día al parecer más confusas, entre las diferentes ideologías; sobre todo criticando la extrema derecha que hoy se presenta bajo los nombres de los neocon o el tea party.

En este sentido, la serie funciona bien, está bien distribuida en sus ideas y argumentos, al menos la primera temporada (mientras escribo esto la segunda está en curso), y el cásting funciona. Consigue transmitir lo que quiere. Tiene buenos diálogos; no todos, pero los hay buenos.

Sin embargo todo ello lo entremezcla al 50% con las relaciones personales de los trabajadores de la redacción, que si bien puede tener algún interés dramático, consigue extenuar hasta al más pintado. Tiene un exceso de melaza inaudito, que jode cada episodio irremediablemente, y que hace que todo lo que te gusta la parte de noticias odies la otra. No es que esté mal que se muestren las relaciones entre unos y otros, eso es la base sentimental de toda historia... es la manera en que lo hace.

Además, cada personaje, de forma que llega a ser ridícula, se esfuerza en dar la contestación más cortante posible a cualquier cosa que le digan: todos son una especie de superdotados que hablan a la velocidad de la luz, que dan respuestas ingeniosas a todo, y que tienen que quedar por encima con cualquier chorrada. Muy, muy cargante. Acaban pareciéndose todos. Sin contar que, por muy cínicos que sean -o que vayan por la vida- todos, por supuesto todos toditos todos son de buen corazón.

No sé si decir que la serie es recomendable... supongo que cada cual deberá probar y ver qué tal le va.
[Leer más +]
19 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1