arrow

Cabalga con el diablo (1999)

5,8
1.860
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Año 1861, a comienzos de la Guerra de Secesión. Al mismo tiempo que los ejércitos se enfrentan en el campo de batalla, en la retaguardia, los partidarios de la causa sudista practican la guerra de guerrillas. En un lugar de la frontera entre Kansas y Missouri, Jake Roedel y Jack Bull Chiles, dos amigos de la infancia, se unen a un grupo guerrillero. Los actos de crueldad por parte de ambos bandos producirán en los jóvenes una profunda transformación. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ride With the Devil
Duración
145 min.
Guion
James Schamus (Novela: Daniel Woodrell)
Música
Mychael Danna
Fotografía
Frederick Elmes
Productora
Good Machine / Hollywood International Multimedia Group Inc / Maplewood Productions Inc / Universal Pictures
Género
Western Romance Drama Bélico Amistad Guerra de Secesión Siglo XIX
7
¿Por qué elegimos?
Ang Lee tiene una camaleónica capacidad para adaptarse al ambiente realmente sorprendente en todas sus películas. Cualquier día hará un film por ejemplo danés, y seguro que algo podrido olerá.

En "Cabalga con el diablo" nos narra con su delicadeza habitual un retrato particular de la Guerra Civil americana. No nos muestra grandes batallas, ni cómo va yendo la guerra. Es una odisea de unos cuantos jóvenes que eligen bando por diferentes motivos. Por la tierra, por amistad, por lealtad o por lo que sea. Esto es muy habitual en las guerras civiles, que hay mucha gente que se sitúan en un bando porque le toca o por una elección de carácter privado. Luego vienen los "opinadores" y hablan de causas e ideas, cuando los motivos personales y casuales son los que llevan a la mayoría de la gente a elegir, como demuestra perfectamente que un negro pueda comprensiblemente luchar en el bando sudista. Lo mismo muestra Lee con el amor y otras elecciones en esta buena película con una fantástica fotografía y banda sonora. Naturalmente fracasó, hoy va más la pirotecnia o lo pretencioso.

¿Elegimos lo que amamos o amamos lo que elegimos? Tal vez ni nos enteramos, sobre todo cuando el diablo cabalga a nuestro lado.
[Leer más +]
31 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
PARADIGMA DE PELICULA FALLIDA
“Cabalga con el diablo” tiene numerosas virtudes: una sólida base literaria que invita a la épica, medios de producción holgados, un competente equipo técnico y artístico...Pero fallan ritmo y tempo. Los cinéfilos nos quejamos de que a la mayoría de películas les sobran bastantes minutos. Sin embargo, aquí se ha querido hacer una película tipo cuando se requería una duración mucho mayor. Se sabe que la copia que ha llegado a Europa contiene quince minutos menos, pero nos atreveríamos ha afirmar que los productores redujeron el material filmado por Lee y que éste, a su vez, ya eliminó algunos fragmentos de la novela. Es la única manera de explicar un resultado tan deslavazado, inconexo y, en ocasiones, incomprensible que constituye un boceto, un resumen constituido por una sucesión de secuencias medianamente conseguidas pero que unidas dan lugar a un conjunto deshilvanado.
Esta historia de una decepción vital de unos personajes arrojados a un conflicto bélico por lealtad a sus amigos y situados en el bando opuesto al que, por lógica, pertenecerían y por encima de todo un fresco del momento histórico en el que el germen de la americanización actual surgió- motivo por el cual interesó tanto a un Lee, a priori tan ajeno- fracasa en el uso del “tempo” cinematográfico porque es incapaz de hacernos sentir y creer algo tan sencillo cuando se consigue: el paso del tiempo sobre la pantalla. Entre secuencia y secuencia puede haber pasado mucho tiempo pero los momentos de transición literalmente no existen, con lo que además el espectador no se impregna de la evolución de los personajes. Personajes con los que, además, uno no se implica porque no llega a conocerlos. Esto, para colmo, crea una primera sensación de que la película no acaba de arrancar, de centrarse; sensación que se trasforma en deseo de finalización cuando, tras una hora de película, se constata que ese nudo no se va alcanzar nunca. También fracasa en el ritmo narrativo. Encontramos momentos que necesitarían bastante más tiempo del que se les otorga y otros (como el de la decisión de amputarle o no el brazo a uno de los protagonistas) que requerían de menos espacio.
[Leer más +]
21 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil