arrow

Tora! Tora! Tora! (1970)

Tora! Tora! Tora!
Trailer
7,2
13.265
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Diciembre de 1941. Pormenorizado relato del imprevisto e inesperado ataque japonés a Pearl Harbour, que determinó la entrada de los Estados Unidos en la II Guerra Mundial. Tora! Tora! Tora! era la señal de ataque japonesa. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Tora! Tora! Tora!
Duración
143 min.
Guion
Larry Forrester, Hideo Oguni, Ryuzo Kikushima
Música
Jerry Goldsmith
Fotografía
Charles F. Wheeler
Productora
20th Century-Fox
Género
Bélico II Guerra Mundial Pearl Harbor
8
7-12-1941
El siempre interesante Fleischer, y aficionado sin par a la hora de no desdeñar ninguno de los géneros cinematográficos, filmó esta notable película sobre el ataque nipón a Pearl Harbour. Creo que no hará falta en estas breves líneas ninguna comparación sobre la peli de Ben Afleck y cía. La bazofia siempre será bazofia.

Tora! Tora! Tora! es uno de los films bélicos más honestos que yo recuerde. Los tejemanejes que urden políticos y oficiales de ambos bandos son mostrados como un "Documentos TV" pero sin narrador. El montaje brinca del bando americano al ejército japonés durante las primeras dos horas de película, y quien espere tiros y demás gaitas desde un comienzo, supongo que se impacientará al comprobar que los preparativos constan de más entresijos que cualquier puntual acción.

Fleischer muestra con acierto los errores o sutiles casualidades que propiciaron el ataque japonés por sorpresa: mensajes que se quedan en cajones, teléfonos que no responden o equivocaciones infantiles, propias de un enjambre de militares con galones. Retrata a los sodados japoneses con dignidad y sin topicazos. ¿Se imaginan a la Coppola tratando el tema? Pero considero que Fleischer peca de torpeza por no enumerar los motivos que llevaron a los japos a bombardear suelo americano. Hablo del embargo energético y del bloqueo comercial al que EEUU sometió a Japón como ahora lo hace con Cuba, aunque claro, la belicosidad y amplitud de tales ejércitos no es comparable. Tiene dos horas para explicarlo y no lo hace. Bueno, quizá era pedir demasiado.

INTERMEDIO, así puesto de sopetón, aparece tras un largo fundido en negro en la pantalla de cine, televisor, etc... y comienzan las hostilidades. Y el tipo me parece un genio. Y me acuerdo de Pearl Harbour con tanto ordenador y tanta castaña y alucino con lo conseguida que está toda la representación bélica. Aparte claro, de regalarnos unas panorámicas aéreas y generales, unos travellings, una composición de planos (no sólo durante el ataque sino en todo el metraje) y unos efectos especiales de quitarse el sombrero para la época. Y cuando finaliza el ataque, a ningún japo le ha tocado los cojones ningún heroícito tipo Ben Afleck con su cacavión. No. Y se agradece.

Película recomendable a cinéfilos y aficionados a la Historia Militar.
[Leer más +]
70 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Código japonés que anunciaba la sorpresa en el ataque a Pearl Harbor.
Reconozco que “Tora! Tora! Tora!” es una de mis debilidades, se encuentra en el top ten de mis películas bélicas favoritas. Más importante que sus méritos, que son muchos, es la práctica ausencia de vicios y problemas tan habituales en el género (xenofobia, exaltación patriótica desmesurada, retrato desigual de los contendientes, subtramas amorosas para hacerlas más comerciales, inverosimilitud de las situaciones, alegatos morales pacifistas…). Aquí todo es diferente.

Para empezar son dos películas en vez de una. La primera parte hasta en intermedio donde el guión se sumerge en la planificación político-estratégica del conflicto entre los EE.UU. y el Japón. Realmente maravillosa, me es difícil recordar una presentación de los hechos tan erudita, seria, profesional y ecuánime como sucede aquí. En la segunda parte viene la acción, y de la buena. Sencillamente espectacular sin necesidad de macarradas a las que estamos habituados.

Toda ella es un prodigio técnico, con unos efectos especiales excelentes, una dirección artística impecable, una fotografía superior y un montaje de gran nivel. Y posiblemente la lograda calidad de la película venga también de que no hay grandes estrellas, por ahí andan Joseph Cotten y Jason Robards, pero no hay protagonistas. El único protagonista es el conjunto en sí, el ataque japonés a Pearl Harbor.

Una victoria la japonesa que resultó de todo menos decisiva. Ninguno de los tres portaaviones norteamericanos del Pacífico se encontraba allí (el Enterprise, el Lexington y el Saratoga), y la capacidad productiva de los americanos hizo que en un tiempo récord reemplazaran las pérdidas con creces, añadiendo a todo ello unas ganas de venganza y resentimiento contra los nipones que culminarían con la bomba atómica sobre Hiroshima.

Indispensable superproducción histórico-militar de la 20th Century Fox que tuvo gran popularidad en su día (5 nominaciones a los Oscar) y a la que se debería de prestar más atención hoy porque creo que es uno de los paradigmas y faros de cómo se debe abordar el cine bélico.
[Leer más +]
60 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil