arrow

Take Shelter (2011)

Take Shelter
Trailer
6,7
16.649
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Curtis LaForche (Michael Shannon) vive en un pequeño pueblo de Ohio con su mujer (Jessica Chastain) y su hija, una niña sorda de seis años. Un día, empieza a sufrir alucinaciones apocalípticas en forma de sueños. Sin saber si sus pesadillas son fruto de una enfermedad mental o verdaderas premoniciones, Curtis se esconde en su seguro refugio antitornados para afrontar una eventual tormenta apocalíptica. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Take Shelter
Duración
123 min.
Estreno
4 de abril de 2012
Guion
Jeff Nichols
Música
David Wingo
Fotografía
Adam Stones
Productora
Sony Pictures Classics
Género
Drama Drama psicológico Cine independiente USA
7
El miedo como catalizador
La potente "Shotgun Stories" (2007) puso a Jeff Nichols el mapa del cine independiente americano más descarnado, ése que no busca conclusiones morales y que sólo refleja instantes y momentos concretos. En aquel debut se unía a un selecto grupo de narradores que desde hacía años nos contaban las cosas sin edulcorarlas, con sus luces y sombras, y cuatro años más tarde vuelve a la actualidad con "Take Shelter", su confirmación como un realizador con voz propia y personalidad. Tras su paso por Sundance y Cannes (donde ganó el FIPRESCI), ha sido ahora la encargada de dar el pistoletazo de salida a la edición 49 del Festival de Gijón. Buena forma de empezar.

"Take Shelter" cuenta la historia de una familia, pero el personaje principal es el miedo como catalizador de todo aquello que nos rodea. El protagonista, un obrero encarnado por Michael Shannon (actor cuyo físico ya inquieta y cuyo mejor papel se puede seguir en televisión en la serie "Boardwalk Empire"), ha estado teniendo una serie de pesadillas que tienen algo en común: todas están azotadas por una tormenta. A lo largo de filme vemos cómo este elemento se usa casi como una metáfora de lo que podría pasar, o de lo que está pasando. Algo malo se cierne y no sabemos si es real, o imaginario. La realidad se confunde con la ficción y con un toquecillo sobrenatural sutil (a lo Shyamalan) la cosa va enrareciéndose. El problema de la película es no saber cómo terminar. Posee dos climax que cambian radicalmente su mensaje, como si el director no supiese qué final ponerle a la historia y no le importe dejar ambos.

Problema menor, sin embargo, porque sus casi dos horas están repletas de destellos de buen cine, bien facturado (Jeff Nichols no es un virtuoso pero tiene ideas visuales potentes), acompañado la imagen con una buena banda sonora potente y sobre todo, gracias a estar interpretado por fuerza con un reparto entregado, encabezado por Shannon (que con su rostro tiene la mitad del trabajo hecho) y por una hermosa Jessica Chastain, que interpreta a su mujer con una naturalidad alarmante. También puede encontrarse en el reparto a otro actor de la "factoría Boardwalk", Shea Whigham, que está igualmente sólido en todo momento. "Take Shelter" es una buena película sobre el miedo y la paranoia, también funciona como drama familiar pero sobre todo, es un ejemplo de cómo el cine independiente puede transitar por vías no tan habituales sin perder su esencia. Aún estando un poco por debajo de su debut, Nichols demuestra que tiene mucho que contar. Por mi parte, ahí estaré para escucharle.
[Leer más +]
138 de 151 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Tormentas imaginarias
Take Shelter es una película de una belleza bizarra. Es uno de los dramas recientes más conmovedores. Es uno de los thrillers más espeluznantes. Ante todo una marcianada. Y si se la sabe apreciar, un pozo sin fin de referencias, de metáforas, de sutilezas. Porque Take Shelter es de esas cintas que crean fascinación, cuyo final conecta con sus primeras escenas por lo que puede vivirse y visionarse en un bucle sin fin. También es una 'película mundo', con una coherencia visual impecable, capaz de construir un imaginario propio y potente. Se la puede considerar una 'película experiencia' porque logra ponernos en un estado de tensión constante, dibujando un crencendo de gran intensidad. Film de culto inmediato y una de las sorpresas más agradables que nos depara este 2012. Acójanse a sagrado y escóndanse en el refugio más cercano porque está a punto de estallar una bomba de buen cine.

Take Shelter es una mezcla de géneros. Hay muchas subtramas dentro de esta historia de un padre que quiere proteger a su familia cueste lo que cueste. Estamos ante uno de los retratos más sorprendentes de la América profunda religiosa y conservadora, supersticiosa y rural. Una gran metáfora sobre la incomunicación verbal y emocional. El recuerdo de un pasado que pesa como una losa y condiciona toda una vida. Una mención a la crisis financiera y el impacto en la sociedad. Una apuesta arriesgada con ecos de apocalipsis religiosa. Una historia mística y elegíaca que cuenta un fin de ciclo y un inicio de etapa. Y por encima de todo, una historia 'de miedo', pero de un miedo casi metafísico: 'el miedo al miedo', terror a lo que vendrá, pánico por repetir los errores de nuestros progenitores.

Nichols logra que todas las piezas de Take Shelter encajen a la perfección, y para mayor mérito juega con las distintas posibilidades de una historia que si bien en su interpretación no todo vale sí es lo suficientemente rica como para dibujar una polifonía de posibilidades y significaciones. Take Shelter hay que pensarla, pero sobre todo sentirla: por eso es tan difícil de explicar una película de tormentas imaginarias, de ciudadanos corrientes reconvertidos en profetas al borde de la locura, de cielos esplendorosos que se despliegan ante los ojos interrogantes de un hombre que no sabe si está viviendo, alucinando o soñando.

No dejen que les cuenten nada antes de verla. Sorpréndanse al leer que Michael Shannon logra la interpretación del año por encima incluso de los aspirantes al Oscar en un cruce fantástico entre el Nicholson de El resplandor y el Gyllenhaal de Donnie Darko. Crean que Take Shelter tiene a la mejor Jessica Chastain vista hasta la fecha. Y no exagero si digo que la noche después de verla no logré pegar ojo. Take Shelter cala los huesos y pone a prueba los cinco sentidos del espectador. Un espectáculo memorable, grandioso y épico.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities
[Leer más +]
113 de 134 usuarios han encontrado esta crítica útil