arrow

Evil Feed (2013)

Evil Feed
Trailer
3,6
55
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un grupo de jóvenes luchadores de artes marciales deciden infiltrarse en un submundo de peleas clandestinas donde el derrotado es descuartizado y servido como cena en un restaurante chino cercano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Canadá Canadá
Título original:
Evil Feed
Duración
89 min.
Guion
Aaron Au, Kimani Ray Smith
Música
Alain Mayrand
Fotografía
Steven Deneault
Productora
Titlecard Pictures
Género
Acción Terror Artes marciales
5
El Chorizo enrollado (Eres lo que comes)
Hay guionistas que toman pastillas alucinógenas y productores que los acompañan en sus viajes al más allá, porque si no, no me explico esta tontería que mezcla comedía, drama, terror y acción, unos géneros más que otros, empecemos por el principio.
TERROR: La cosa pinta bien, dos chinos en la cocina preparando comida muy especial, se ven manos amputadas de sus cuerpos, un chica en pelotas sale arrastrada y chillando y un machete impacta y las mata, parece que promete, gore y gente desalmada haciendo de las suyas.
Poco a poco se va escondiendo el terror para pasar a la ACCIÓN Y COMEDIA, unas peleas no del todo mal coreografiadas y unos malos de risa, sobre todo el chino, que para que negarlo tiene su punto cómico, dada su estupidez.
Gente encerrada en jaulas y obligados a luchar por sus vidas y es lo mejor de la película, las peleas, pero en su afán de agradar a todos los géneros pasan de Terror Gore a la comedia, de la comedia a la acción y otra vez al gore, un cacao que no sabes realmente como clasificarla.
Personalmente me quedo con las peleas y el Gore, porque su sentido del humor está muy visto en cualquier comedieta juvenil, pero con los dos géneros nombrados se puede ver y entretenerse en una noche de aburrimiento, pues su 89 minutos no se hacen 120 como en otras películas.

PD: No es para ir recomendándola, pero se deja ver, las peleas no son del todo malas y el gore es su cierta medida y para qué negarlo un puntito de gracia tiene algunas escenas.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Buen provecho
De nuevo nos llevamos una de esas gratas sorpresas que tanto nos gustan al acertar con una película que a priori lleva colgada la etiqueta de "que hago yo viendo ésto". Tras la sugerente portada que hace referencia al Nyotaimori, (o lo que es lo mismo: comer sushi del cuerpo de una mujer desnuda, práctica habitual entre la mafia nipona), se esconde una amalgama de géneros que cuesta de digerir.

Y es que Evil Feed es una mezcla de comedia negra con buenas dosis de gore, algo de erotismo bizarro y artes marciales al estilo humorístico de Jackie Chan. Con tales ingredientes uno necesita haberse tragado las dos temporadas de Masterchef varias veces seguidas para atreverse a preparar el menú.

Kimani Ray Smith, que ha trabajado en numerosos films como especialista de riesgo y actor, además de realizar sus pinitos tras la cámara en cortos o televisión se calza el delantal y consigue de una manera más que loable unir todos los ingredientes para lograr un menú del día sabroso que hará las delicias de aquellos que se sienten a la mesa sabiendo que estamos ante el menú del día, y no en un restaurante tres estrellas michelín.

El primer punto a favor es que Evil Feed es una película muy entretenida, que se encuentra más cómoda en el terreno de la comedia negra, y que la adereza con sangre a borbotones, desnudos y un extra de artes marciales que no tiene un por qué, pero que otorga un gusto especial; y eso que yo no soy nada fan de ese tipo de cine.

El elemento que liga la salsa es un elenco de personajes a cada cual más extravagante, encabezados por Terry Chen en su papel de Steven, el propietario del restaurante donde acaban los derrotados del ring, y donde los buenos se ven obligados a infiltrarse para llevar a cabo su misión.

El picante corre a cargo de Alyson Barh (o Shirleyann Mason), la guapa y celosa novia de Steven, que no duda en utilizar sus encantos para captar la atención de su pareja y ya de paso del público masculino.

El gore se sirve sin mesura y acompaña a todos los platos, perfectamente integrado en el cómico plato principal, dando alguno de los mejores planos de toda la película y contentando a los fans de los géiser de sangre.

El tema de las peleas acaba de dar ese punto salado al conjunto, ofreciendo más carnaza para el divertimiento, las situaciones absurdas y las ganas de higaduillos, y son tratadas de una manera casi ridícula. Aún así, no molesta para nada.

En resumen, una buena propuesta que asegura risas y pasar un buen rato sin darle vueltas a la cabeza, aprovechando ese rumor popular de quién sabe lo que se come en el chino de la esquina.

Rul T.
www.diasdeterror.com
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil