arrow

The Belko Experiment (2016)

The Belko Experiment
Trailer
5,3
1.565
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un grupo de 83 americanos expatriados que trabajan en un edificio de Bogotá (Colombia) se ven atrapados en su lugar de trabajo mientras una voz les hace plantearse dudas morales sobre qué hacer en situaciones límites. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Belko Experiment
Duración
88 min.
Guion
James Gunn
Música
Tyler Bates
Fotografía
Luis David Sansans
Productora
The Safran Company / BH Tilt / Orion Pictures / Troll Court Entertainment / Blumhouse Productions / Ítaca Films / Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Distribuida por BH Tilt. Productor: James Gunn
Género
Acción Terror Thriller
Grupos  Novedad
Blumhouse Productions
5
Terror en la oficina
Hay muchas cosas que podrían haber elevado “The Belko Experiment" (idem, 2017) de una película de terror del montón a una sátira social y profesional exquisita. La premisa, con un grupo de empleados de una gran empresa americano en suelo colombiano que se dedica a contratar americanos para empleos en el extranjero y son encerrados y forzados a matarse entre ellos, es sugerente y da pie a debate sobre la globalización y el americanismo imperante en el mundo. Pero demasiado pronto vemos que el guión de James Gunn no está bien cocinado, y la historia se desvía hacia la violencia y el gore sin saber apreciar y desarrollar los elementos que podrían haber hecho de ésta una comedia negra ácida con tintes social.

La cinta está muy bien introducida con una rumba en español del “I will survive” de Gloria Gaynor y un control de policía que envía a los empleados autóctonos a casa. Con un elenco masivo de 80 empleados que van a servir de carnaza en el segundo acto vamos viendo gotitas de la personalidad de unos cuantos, y resulta sencillo identificar y adivinar qué empleado va actuar de qué manera cuando la orgía de sangre comience. Y lo hace de manera magistral, sin estereotipos y con personas creíbles y normales en estas circunstancias.

Se nos insta a empatizar con Mike (John Gallagher Jr. de 10 Cloverfield Lane) que hará de protagonista y tener a Barry como antagonista, el gran jefe que ejercerá como tal y líder de opiniones a sangre fría. Los secundarios se posicionarán de un bando o de otro mientras el “héroe” grita que nadie debe elegir quién vive y quién muere y el “villano” dice que no tienen otra opción. Y no la tienen porque si no siguen las normas un microchip en su cabeza explota y mueren más personas que si se matan entre ellos.

Lo que podría dar como debate del utilitarismo y muchas más opciones éticas se va pronto al traste ya que los personajes que están retratados como buenos se van del lado del protagonista y los retratados como acosadores sexuales o de moralidad dudosa se van al bando del villano. Y ya no hay más debate. Buenos contra malos. Blanco contra negro. El guión se aleja de cualquier inteligencia y coge un hacha para estamparla en cabezas ajenas. El protagonista es bueno-bueno, pero no sabemos nada de él, no es un personaje tridimensional. Unicamente sabemos que sabe mantener la calma y trata de salvar a todos los que pueda, pero de su pasado o motivación de acciones no tenemos ni idea.

Y es una pena, porque hay buenas ideas en la mezcla, desde el logotipo de la empresa que recuerda al ojo de Gran Hermano que todo lo ve a los slogans de las paredes “Together we are better” o “Bringing the world together”, la cinta podía haber hincado el diente en esa globalización y momento político, pero las opciones de guión hacen que únicamente disfrutemos de una serie de asesinatos sangrientos.

Porque en ellos es donde la mano de Greg McLean (Rogue, Wolf Creek) es donde se ve más cómodo y dónde la cinta acierta como entretenimiento pasajero sin mucho más que pedir. Y como me sucedió en “The Purge: La noche de las bestias”, es esa sensación de lástima generalizada de no saber desarrollar una gran idea y desaprovecharla en algo genérico, que en aquel caso era de asalta casas normal y en éste es un rip-off desacarado de Battle Royale en una oficina.

En resumen, este Belko Experiment llega demasiado tarde y carece de originalidad, muchos momentos nos recuerdan demasiado a Battle Royale, Hunger Games, El Experimento, Cube y hasta Office Space. Es un entretenimiento ligero, pero carente de la suficiente autoridad para dar un golpe sobre la mesa y presentar algo fresco, novedoso y con voz propia. y es una pena porque el material podría haber dado para algo más.

Lo mejor: Es realmente entretenida
Lo peor: Es otro Battle Royale casi 20 años tarde

Valoración: 5/10
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Terrorífico juego mortal.
Nos puede parecer algo extraño incluir The Belko Experiment en el mismo cajón que The Purgue: La noche de las bestias (The Purge. James DeMonaco, 2013), Hostel (Hostel. Eli Roth, 2005) y Perros de paja (Straw Dogs. Rod Lurie, 2011), pero sin duda bebe de esas fuentes. Esto que en principio tendría que ser muy positivo, se va convirtiendo en algo muy previsible conforme avanza la cinta. Incluso la podríamos seguir cerrando los ojos.

Este tipo de cintas tiene un público muy fiel. El hecho de que en pantalla se vayan viendo escenas más bien escabrosas, no quita que las palomitas pasen de un carrillo a otro sin solución de continuidad. No quiero que penséis que estoy catalogando a los fieles seguidores de estas cintas como palurdos, al contrario, la diversión es uno de los motivos por los que se hace cine y el film que analizamos tiene exclusivamente este fin. Son películas con una gran producción y muy bien acabadas, el único inconveniente es que caen en la más absoluta previsibilidad. Buscar algo más se me antoja bastante complicado.

De todas maneras en cada título se intenta innovar. ¿Qué tiene de particular The Belko Experiment? Pues que toda la acción transcurre en las oficinas corporativas de la empresa Belko. ¿Y eso que tiene de particular?, preguntaréis. Una de las respuestas podría ser la metáfora del ambiente de trabajo en muchas empresas, en las cuales te pueden clavar un cuchillo, ficticio claro está, cuando das la espalda a según qué compañero.

Belko Industries tiene su sede corporativa en la ciudad de Bogotá, Colombia. Los 80 empleados de origen estadounidense se encuentran encerrados a causa de un extraño experimento social. A través de unos altavoces, son invitados a participar en un juego donde solo hay dos opciones: matar o morir.

Entretenida cinta de acción con Greg McLean al volante. Tiene algo de terror y gore, mucho gore. El guión corre a cargo de James Gunn que parte de una premisa bastante original, dentro de lo que cabe, para acabar de cuatro patas metido en todos los estereotipos que os podáis imaginar. Destacar la magnífica dirección de actores por el gran número que intervienen sin tropezarse entre ellos. La producción por tanto es de altura, destacando unas escenas gore muy bien resueltas y que no escatiman sangre y otros fluidos del cuerpo humano.

Si nos diera por detallar a todo el elenco no acabaríamos ni mañana, así que os lo voy a ahorrar. Por la importancia de sus roles nombraré a John Gallagher Jr. en un papel de héroe a la fuerza, Tony Goldwyn como el más chungo del portal, Adria Arjona en su interpretación de heroína algo faltada de suerte y finalizamos con un electrizante John C. McGinley.

Buena película totalmente idónea para los amantes de un cine de consumo rápido y a otra cosa mariposa. No intentéis ir más allá. Pasaréis un buen rato, que no es poco.

http://www.terrorweekend.com/2017/07/the-belko-experiment-review.html
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil