arrow

Paisà (Camarada) (1946)

Paisà (Camarada)
Trailer
7,4
1.796
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Seis episodios independientes con el nexo común del avance de las tropas aliadas en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Paisà
Duración
134 min.
Guion
Federico Fellini, Roberto Rossellini, Sergio Amidei
Música
Renzo Rossellini
Fotografía
Otello Martelli (B&W)
Productora
O.F.I.
Género
Drama Bélico Neorrealismo II Guerra Mundial Ejército Película de episodios
7
Human soldiers
#1

Unos soldados llegan a una aldea, donde una de las muchachas que reside en ella decide acompañarles para sortear unas minas colocadas por el enemigo. Ante el avance de los demás soldados, uno de ellos debe quedarse con la muchacha para vigilar que no suceda nada. Acto seguido, se inicia una conversación, a trompicones, sencilla, directa, NATURAL...

#2

Un soldado vaga por el pueblo. En una de sus vueltas, entabla una relación con un muchacho de temprana edad, que parece haberle robado el sentido gracias a su espontaneidad. En uno de sus momentos unidos, el soldado puede llegar a sentir las heridas que afligen al niño con total inmediatez. E incluso le DUELEN

#3

Una muchacha busca compañía para pasar la noche tras huir de una redada. A las puertas de un edificio, encuentra a un soldado, al cual decide llevarse con ella. Él, lejos de buscar un vehículo evidente como el flirteo, le recuerda ante su insistencia una historia sobre un amorío que resulta MELANCÓLICA.

[ ... ]

===================

Entre otras, esas son las historias con las que Rossellini nos inmiscuye en "Camarada".
¿Han podido observar alguna similitud entre ellas? En efecto, en todas es partícipe la acción de un soldado. Pero no queda ahí la cosa, ¿han notado algo más? Exacto. Natural, dolor y melancolía serían algunos de los aspectos que hacen de la persona un ser HUMANO, ante todo.
Y desde ahí plantea Rossellini su film, pues la búsqueda de la humanización de la maltrecha figura del soldado es su principal cometido. Un soldado que nunca había reflejado sus inquietudes en pantalla de tal modo.
Probablemente, alguna de sus historias resulta más endeble, pero sólo por su valeroso mensaje merece la pena. Notable.
[Leer más +]
31 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La Liberación.
Alcanza Rossellini en “Paisá” su cine más circunstancial. Aquel que no tenía una planificación clara y que era esclavo de las propias situaciones que se les planteaban a los personajes. Unos personajes, por otro lado, que transitan sobre la inmediatez de los acontecimientos presentados de una manera tan espontánea como real. Y es que Rossellini es más que nunca narrador, cronista con su cámara de la liberación de Italia. Pero narrador en todos los aspectos; en la introducción de todos los episodios o, y más importante, en la forma de utilizar sus imágenes, sus planos. Estos, generalmente medios y generales, harán converger en uno la mirada de director y espectador haciendo que éste último se integre completamente en la propia narración y se convierta un “testigo presencial” de excepción. Una vez llegados a esta simbiosis, el film se transforma automáticamente en la exposición verídica y objetiva a la que Rossellini, sin duda, quería llegar.

Intención buscada y nacida solo de la cabeza de un genio. Basta solo con conocer como Rossellini llegó a ese convento y descubrió a esos mojes, con su sencillez y con su ingenuidad, para incluirlos en un episodio maravilloso y que anticipa claramente a “Francesco, Giullare di Dio”. O como utilizó a un regimiento de soldados americanos estacionados cerca de Roma, incluido su material, sus carros blindados o incluso un grupo de soldados alemanes que tenían como prisioneros. Aspectos afortunados, espontáneos o una mezcla de ambos pero que transforman el film en algo único e irrepetible. También en este sentido volver a destacar el contexto bélico natural donde se rueda, con imágenes de la Roma liberada, de la huída de las tropas alemanas, la presencia de una Florencia desconocida y fantasmagórica o el desembarco de las tropas anglo-americanas en Sicilia.

La evolución de los episodios es clara y nuevamente intencionada, adquiriendo más dramatismo conforme estos van avanzando. En especial los dos últimos, que se reivindican como los de más calidad y que obligan al espectador a tomar conciencia de los hechos presentados, tal y como haría en “Roma, Cittá Aperta” o “Germania Anno Zero” las dos otras obras maestras que completan la trilogía de la guerra de Rossellini. Un Roberto que con estas tres películas regala una visión objetiva como pocas del desarrollo de la Gran Guerra y de los posteriores estragos que causó en territorio europeo. “Paisá”, otra muestra de modernidad que, como sus dos hermanas gemelas, se hace completamente necesaria e imprescindible.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil