arrow

United Passions (2014)

United Passions
Trailer
2,9
47
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Narra la historia de la FIFA, la principal institución futbolística, desde su fundación en 1904 y especialmente centrada en sus tres principales y más conocidos presidentes: Jules Rimet, Joao Havelange y Sepp Blatter. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
United Passions
Duración
110 min.
Guion
Frédéric Auburtin, Jean-Paul Delfino
Música
Jean-Pascal Beintus
Fotografía
Inti Briones
Productora
Leuviah Films / Thelma Films
Género
Drama Fútbol
3
Los chicos de la FIFA son todos geniales, honestos, buenas personas, que solo buscan el bien común…
Titulo alternativo: Oh, Tim Roth, ¿en que te metiste?

Aun sin tener en cuenta el contexto actual, esta es una película muy mala, no aborreciblemente mala, sino aburridamente mala, con una historia y un desarrollo muy predecible, sin emoción –aunque hay varias escenas que intentan manipularnos para que nos emocionen pero terminan siendo ridículas- y donde el futbol sufre una ridícula glorificación, exagerada incluso para los mas fans del deporte rey, como que el Maracanazo sea mostrado como una tragedia, de paso insultando -¿involuntariamente?- a los uruguayos, al mismo tiempo casi no muestra verdaderas escenas de futbol, sino aburridas reuniones de hombres con traje. Todo en un tono muy amateur.

Aunque no es una glorificación tan ridícula como la de la propia FIFA, a sus mandamases como Joao Havelange, interpretado por un actor que me gusta, Sam Neill, aquí haciendo el ridículo tratando de parecer brasileño (¡ja, ja!), o Joseph Blatter, cuyo rol es tomado por otro actor de los que me gustan, Tim Roth, emporcándose por dinero.

Pero obviamente las circunstancias actuales en que esta película aparece la vuelven mucho mas ridícula e infame (por si acaso ha estado recluido en una cueva en el ultimo mes, me refiero al hecho de que varios de los altos cargos de la FIFA han sido detenidos y acusados de corrupción, por, entre otras cosas, dar y recibir sobornos para obtener beneficios de las transmisiones televisivas o para entregar a determinados países la organización de las siguientes copas del mundo) y es que la FIFA se muestra obviamente como una organización limpia, justa, progresiva, incluso antirracista al permitir a la gente morena jugar y ser importante en el futbol, una organización cuyo único fin y recompensa es el deporte limpio.

Como es de esperarse quienes participaron en la película ya han empezado a renegar de ella, como el director, quien ha dicho que sabe que este film será una mancha en su carrera que nunca se borrará, o incluso podría ser el fin de la misma. El se ha defendido diciendo que la idea original era mucho mas critica con la FIFA, incluyendo a un reportero que investigaba las sospechas de corrupción de la organización (rumores que en la vida real existieron durante décadas, los sobornos eran de hecho un secreto a voces) pero que todo eso se perdió al aumentar el presupuesto y aumentar el dinero que la FIFA puso en la película, tomando el control creativo total. Respecto a los actores Tim Roth ha reconocido que solo participo para pagar deudas y prácticamente todos se han negado a promocionar el film, salvo, creo, Gérard Depardieu, quien ha participado en tantas basuras que una mas no le hará daño.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
FIFA: Film Impresentable For Autobombo
Si el fútbol no fuera una de las cosas más importantes de mi vida, diría que esta pobrísima película no tiene nada rescatable. Pero como a la sucesión de imágenes de grandes momentos de la historia futbolística que acompañan los títulos del final, la cierra la de Maradona en andas -de espaldas- con la copa del '86, por lo menos me sirvió para corroborar nuevamente a quien es que se considera el más grande jugador de la historia.
Lamentablemente es mala por donde se la mire: guión, dirección, edición, actuaciones, selección de actores, enfoque del tema, ausencia de personajes fundamentales de las últimas e ignominiosas épocas de FIFA como el inefable vicepresidente Julio Grondona - ya fallecido -, etc. Y para peor, con un cast en el que ninguno de los personajes principales siquiera se parece fisonómicamente a los reales.
No es que no se toquen -superficialmente- los principales temas a lo largo de la historia del ente, pero hay muy poco fútbol, saltos históricos cuyo único objeto ha sido adaptar el guión a los tiempos de un largometraje de mediana duración, escasísimo ahondamiento en el contexto histórico de cada época, intrigas sin intrigas, etc.
En síntesis, un desperdicio. De principio a fin.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil