arrow

Líbranos del mal (Deliver Us From Evil) (2006)

Sinopsis
Documental sobre los escándalos sexuales de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Este turbador documento narra la historia del padre Oliver O’Grady, el más conocido pedófilo de la historia de la iglesia moderna. Depredador sexual compulsivo, carente de remordimientos, O’Grady usó su encanto y su autoridad como líder religioso para violar a docenas de niños de familias católicas en California durante más de 20 años. A pesar de los indicios y las quejas de varios feligreses, la jerarquía eclesiástica urdió un plan para enmascarar sus delitos y desacreditar a sus acusadores, mientras trasladaban al padre O’Grady de parroquia en parroquia. Unos documentos internos de la iglesia demuestran que violó y sodomizó con el pleno conocimiento de sus superiores. La directora Amy Berg, contactó con el padre O’ Grady, y milagrosamente le persuadió para que interviniera en el rodaje del documental. Utilizando su escalofriante testimonio como punto de partida, la película expone el alto nivel de corrupción dentro del seno de Iglesia Católica, y anima a alguna de las víctimas a narrar sus desgarradoras experiencias. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Deliver Us From Evil
Duración
101 min.
Estreno
25 de julio de 2008
Guion
Amy Berg
Música
Mick Harvey, Joseph Arthur
Fotografía
Jacob Kusk, Jens Schlosser
Productora
Lionsgate Films
Género
Documental Religión Abusos sexuales
"Notable documental (...) Berg aborda todos los aspectos de la problemática (personal, social, moral, legal, médica) y se llega a conclusiones que parecen dar en el centro de la diana"
[Diario El País]
"Trabajo, impecable e implacable, que, aparte de testimonios únicos, ofrece datos perturbadores y va al origen de un problema de dimensiones bíblicas."
[Cinemanía]
7
Die Päderastie, der Pfarrer und die Öpfer
Esta crítica va dirigida a la persona que me planteó la explicación del porqué de esta película u otras similares, junto con una reflexión formal sobre mis motivaciones a la hora de verla y recomendarla. Va por ti, Jaroshlav, camarada.

Carta a un posible iluminado:

Primera bombilla: Si hablamos de gustos, yo no puedo hacer nada para generarte ilusión sobre el tema, si, en general, te produce repulsión. Me parece interesante que un pederasta cuente su vida, sus aficiones, sus depravaciones y que se le note cierto brillito en los ojos cuando reconoce que lo que le gustan son los niños, lo dice tal cual.
Segunda bombilla: También me resulta curioso que contraponga sus experiencias con las de sus víctimas para mantener el nivel de odio y repugnancia del espectador en un nivel adecuado. Porque si no lo hiciese así la directora, posiblemente llegaríamos a desarrollar un proceso de empatía con el cura pederasta, emoción que sería aborrecible, lógicamente, pero que no deja de ser un sentimiento muy normal, al conocer a una víctima y su consiguiente humanización.
Tercera bombilla: El motivo para ver esta película es evidente en mi caso. Todo lo que tenga que ver con la profundización de mi conocimiento sobre la condición humana me interesa, a ti seguro que te pasará algo similar, aunque para ello tenga que ver, leer o conocer, simplemente, la vida y obra de seres humanos despreciables como es la del caso de esta película.
Se me han acabado las bombillas, te saco una vela para las conclusiones, así todo se vuelve más solemne: Se producen documentales como este por la misma razón que se ruedan películas sobre asesinos múltiples, obsesos sexuales, corruptelas gubernamentales, para abreviar: la mugre de la sociedad. Se ruedan por morbo, que siempre he pensado que es el primo pobre del interés, pero igual de respetable, porque la cuestión es conocer el mundo en que vivimos y muchas veces hay que meterse en el fango para aprender el camino más corto que nos lleva a la salida.
[Leer más +]
42 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sobrecogedor
Excelente documental que se centra en los abusos que sufrieron 4 niños, que ahora son mayores, por un mismo sacerdote.
El montaje de este documental hace que te enganche durante las dos horas que dura. Además tiene testimonios tanto del proceso judicial, del mismo acusado, como de los obispos que lo defendían.
Me ha impresionado mucho, como los padres de los niños que sufrieron los abusos sexuales, son capaces de contar muy decentemente los hechos desde que conocen al párroco, hasta que se producen los abusos, en donde se derrumban. Son unos testimonios desgarradores.
Además está el testimonio del sacerdote pedófilo, el cual es sobrecogedora la normalidad con que cuenta los hechos.

Este documental no va a dejar indiferente a nadie.
[Leer más +]
23 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil