arrow

Todo vale (1936)

5,4
42
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación de un musical de gran éxito en Broadway. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Anything Goes
Duración
106 min.
Guion
Howard Lindsay, Russell Crouse, Guy Bolton, P.G. Wodehouse
Música
Phil Boutelje, Friedrich Hollaender
Fotografía
Karl Strauss (B&W)
Productora
Paramount Pictures
Género
Musical Comedia
6
COMPARTIENDO TUMBONAS CON BING CROSBY E IDA LUPINO
Efectuar, en estas páginas, el primer comentario acerca de una película, especialmente si se trata de un film de Lewis Milestone, tiene...¿ cómo decirlo?, algo de placer prohibido, de Cortés y Pizarro y de comandante Cousteau, pero también conlleva sus riesgos. ¿Pesará sobre ella algún maleficio tipo Tuthankamon o similar?. O en lenguaje siglo XXI: "¿Tan mala es? ".

No es mala. Solo es del 36. Si. De aquel año de las largas vacaciones. ¿Recuerdan?. Vacaciones en el mar, eso sí, compartiendo tumbonas con Bing Crosby e Ida Lupino, eternamente jóvenes gracias a este elixir de la eterna juventud que es el celuloide. Insisto (y no es ninguna ironía). No es mala. (alguno estará mascullando un inevitable "es peor..." ). Tiene su ambiente retro, muy retro, muy melodías de Broadway y esas pinceladas de humor de época que el tiempo ha convertido en muecas de sonrisa, pero aún así, con todo lo que ustedes quieran, uno no tiene la sensación de haber desperdiciado su tiempo.

Claro que si nada más empezar la proyección y justo sentarnos ante el televisor, aparecen frases como estas:

- Antiguamente vislumbrar una pantorrilla... era algo escandaloso
- Hoy día, ya se sabe:
- TODO VALE
- No hay límites

Pues miramos desconcertados el número del dial, esperando oír a Mariñas decir aquello de ¡Qué te calles, Karmele!. Pero no... El calendario de pared sigue, impertérrito, en el 2009 sin que sus hojas sufran flashback alguno ni tengamos, cual Rod Taylor, el tiempo en nuestras manos.

Estoy por decir que la música de Cole Porter consigue el milagro de ese transporte espacio-temporal. La música, que no las letras, al menos las traducidas, donde se les fue la mano en cuanto a ñoñerías se refiere, insufribles incluso para el 36. Los subtitulados de las canciones empobrecen la nota aunque hay que reconocer que peor hubiese sido el doblaje puro y duro. O sea que al final, agradecidos.

Repito. No es ironía. La película se ve con agrado. Hay números musicales francamente buenos y no es extraño que la obra tuviese su éxito en aquel paraíso de las variedades como era Broadway, que aunque es cierto que la gente era de otra época, tampoco era tonta. Ahora, eso sí, lo del "todo vale", que alguien me lo explique...
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil