arrow

Krypton (Serie de TV) (2018)

Krypton (Serie de TV)
Trailer
5,0
351
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ambientada dos generaciones antes de la destrucción del planeta del legendario Hombre de Acero, la serie sigue los pasos del abuelo de Superman mientras éste lucha para restablecer el honor de la familia al tiempo que trata de impedir que el mundo quede sumido en el caos absoluto. Precuela de "Superman". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Krypton (TV Series)
Duración
45 min.
Guion
Ian B. Goldberg, David S. Goyer, Damian Kindler, Lina Patel, Nadria Tucker (Personaje: Joe Shuster, Jerry Siegel)
Música
Pinar Toprak
Fotografía
Simon Dennis, James Mather, Christopher Baffa
Productora
Emitida por Syfy; Warner Horizon Television / DC Entertainment / Phantom Four
Género
Serie de TV Ciencia ficción Fantástico Superhéroes Cómic DC Comics
Grupos  Novedad
Superman
Categorías 1
7
Una serie de ciencia-ficción como Rao manda
Se han hecho por aquí (y en otros medios) críticas injustísimas, hasta disparatadas en mi opinión, sobre esta serie. Dos de ellas, paradigmáticas de esta forma sorprendente de ver las cosas, argumentan lo siguiente: la primera, que el primer capítulo es una mierda; la segunda, que no sale Superman. Y resulta tan absurdo juzgar una serie por su primer episodio (incluso por su primera temporada en ocasiones; acuérdense del bodrioso año inaugural de la subsiguientemente magnífica «Community», por ejemplo), como porque no salga Superman en ella. Vamos a ver, es que la serie no va sobre Kal-El, sino sobre su planeta de origen y, como evidentemente no puede situarse en la actualidad ya que, como todo el mundo sobre la faz de la Tierra sabe, Krypton explotó poco después de que la cápsula con el hijo de Jor-El a bordo escapara de su atmósfera, pues tiene que ser necesariamente una precuela y, por tanto, Superman no puede aparecer en ella porque ni siquiera ha nacido aún.

Por todo lo aducido anteriormente, nos encontramos ante una serie de ciencia-ficción, no de súper tipos, por mucho que aparezca en ella ese eterno secundón de Adam Strange (personaje, por otra parte, perteneciente al sector fantacientífico del Universo DC). Y como serie de ciencia ficción da bastante la talla. Es cierto que empieza lenta, pero necesariamente ha de ser así, puesto que lo que se pretende es presentar una sociedad alienígena con su sistema de gobierno, sus problemas sociales, la manera de vivir de sus habitantes... No es algo fácil de resumir en un episodio, ni en cuatro ni en diez, y sin embargo la serie logra salir aceptablemente bien del empeño, aunque —y en esto sí que coincido cien por cien con algunas críticas— lo que no consigue es transmitir demasiado interés por los diversos personajes que pueblan ese mundo y mucho menos por sus enredos amorosos, que se antojan forzados y artificiales, diseñados para dar pie a algunos giros argumentales más o menos sorpresivos más que por su coherencia y credibilidad. Ni siquiera parece que los actores se lo crean mucho, la verdad, y en eso radica la parte más floja de «Krypton»: las interpretaciones no son precisamente dignas del Actor's Studio, pero también es cierto que ganan credibilidad conforme avanza la serie.

Mención aparte merecen los efectos especiales de los que hace gala la serie: absolutamente espectaculares; desde la apabullante nave de Brainiac hasta las cámaras donde flotan los bebés nonatos kryptonianos, todo rezuma estilo, elegancia y respeto por el diseño clásico de lugares, vestuario, objetos y villanos procedentes de los cómics de Superman. La primera aparición del tirano galáctico en todo su verde esplendor, con esos ojos negrísimos y carentes de toda emoción es un subidón para cualquier fan de los tebeos originales, sobre todo de la magnífica saga que llevaron a cabo Geoff Johns y Gary Frank hace más o menos una década con la que se redefinía el personaje y en la que se han basado claramente los creadores de la serie para dotarlo de imagen y de motivaciones. Chapeau. Y sigo en spoilers, porque el último epìsodio de la primera temporada es tan antológico que no puedo resistirme a desgranarlo en esa sección.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Encuentra su camino
Themyscira, Oa, Krypton, Gotham… Cuatro localizaciones icónicas, con una historia tanto o más profunda que los protagonizas que los habitan. No es por eso extrañar que tarde o temprano se hicieran series donde ellas fueran protagonistas. Tras el buen hacer de Gotham con momentos de auténtico infarto, una galería de villanos difícilmente igualable y una ambientación de gran admiración le llegó el turno a Krypton, el mundo natal de Superman. ¿Logrará alcanzar la excelencia de la producción antes mencionada? Ahora lo veremos.

La primera diferencia está clara. Aquí hemos de recrear una urbe, y un planeta, de una civilización opuesta a la humana y que, para más complicación, ha sido víctima de diferentes retratos a lo largo de 80 años de cómic y adaptaciones audiovisuales. Esto propicia que una parte importante del presupuesto se vaya a escenarios, y no tanto a extras, coreografías, etc. Empiezo por este tema pues es evidente que, de primeras, te echa para atrás secuencias donde Kandor parece una aldea, donde sus fuerzas del orden son escasas y donde algún otro traje canta por su mediocridad. Pero una vez olvidas el asunto y entras en la trama, descubres un gran respeto por el lore del superhéroe que lo empezó todo así como una historia con su propia identidad.

El argumento cualquiera con el tráiler puede visualizarlo. La otrora ciudad más importante de Krypton se enfrenta a su embotellamiento por Brainiac, uno de los mejores villanos de la galería de Superman. Esta historia es bastante célebre pero curiosamente no excesivamente contada en profundidad. Bajo el pretexto de un viajero en el tiempo, el bueno de Adam Strange, aquí se juega a si se cambiará o no el destino, y las implicaciones que eso puede tener en el futuro de La Tierra y la galaxia. Eso le da el primer punto de interés, el segundo llega por indagar en la sociedad kandoriana, en su religión, política; y aunque no tenga la suficiente consistencia por motivos presupuestarios, si se que dejan pinceladas interesantes, líneas que muchos luego podrían seguir en otros medios.

Krypton se configura así como un show bastante atractivo, capaz de atraparte, con pocos minutos de relleno, que busca dar el protagonismo al planeta, a sus gentes, y contar de esta manera de dónde venía Superman. La historia, como decía, termina por enganchar, no hay excesivas tramas y se puede seguir con facilidad si bien habrá giros capaces de sorprender y dejar la puerta abierta a una segunda temporada donde quizás de un salto adelante.

De momento le doy un 7. Cualquier fan de Superman debe verla.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil