arrow

La guerra de las galaxias. Episodio VI: El retorno del Jedi (1983)

La guerra de las galaxias. Episodio VI: El retorno del Jedi
Trailer
7,9
118.988
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Para ir a Tatooine y liberar a Han Solo, Luke Skywalker y la princesa Leia deben infiltrarse en la peligrosa guarida de Jabba the Hutt, el gángster más temido de la galaxia. Una vez reunidos, el equipo recluta a tribus de Ewoks para combatir a las fuerzas imperiales en los bosques de la luna de Endor. Mientras tanto, el Emperador y Darth Vader conspiran para atraer a Luke al lado oscuro, pero el joven está decidido a reavivar el espíritu del Jedi en su padre. La guerra civil galáctica termina con un último enfrentamiento entre las fuerzas rebeldes unificadas y una segunda Estrella de la Muerte, indefensa e incompleta, en una batalla que decidirá el destino de la galaxia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Star Wars. Episode VI: Return of the Jedi
Duración
133 min.
Guion
Lawrence Kasdan, George Lucas
Música
John Williams
Fotografía
Alan Hume
Productora
Lucasfilm. Distribuida por 20th Century Fox
Género
Ciencia ficción Aventuras Aventura espacial Secuela Película de culto Star Wars
Grupos  Novedad
Saga Star Wars
8
El broche final
Hace mucho tiempo, el mundo entero quedó en suspenso tras ver el final de la obra maestra que es "El Imperio contraataca". Un pseudocierre que dejaba las puertas abiertas para enlazar con la que sería la última pieza del puzzle intermedio: una trilogía anterior y otra posterior permanecerían a la espera, pero ahora lo que primaba era conocer el destino de Solo, al hombre tras la máscara que era Vader, si la Rebelión finalmente triunfaría, y, lo más importante, si Skywalker se convertiría por fin en un Jedi, sueño inalcanzable de tantísimos jóvenes de la época.

Ahora con Richard Marquan detrás de la cámara (Lucas de nuevo en tareas de guión y producción), llegó el esperadísimo final a la trilogía espacial: "El retorno del Jedi", un título que varió del originalmente pensado "La venganza del Jedi", debido a las quejas de los fans, que argumentaban que un Jedi no podía conocer la venganza. La inclusión del Hutt gangsteril Jabba y la largamente anunciada llegada del Emperador (un Ian McDiarmid que camufló su rostro por entero bajo capas y capas de maquillaje) fueron las incorporaciones más destacadas, así como la expansión del mito del cazarrecompensas Boba Fett, eterno, este sí que sí (dejando de lado las nuevas películas) rostro enmascarado.

Nuevos planetas a visitar, como la selvática luna de Endor, otros a regresar, como es el enigmático planeta de Dagobah, donde Luke confirmará la verdad sobre el legado Skywalker de boca de Yoda, un ser tan entrañable como complejo, o Tatooine, hogar de los dos soles, en un comienzo para rescatar a Han Solo de su encierro en carbonita, todo un tour de force colmado de acción y aventura, un inmejorable final a esta trama que daba pie a la verdadera historia de este Retorno: la de la redención de Vader, antes Anakin Skywalker, y su retorno a sus principios de caballero Jedi.

Jedi. Nunca una palabra había provocado tantas emociones como la que designa a los caballeros de la paz y la justicia en la galaxia, ahora ermitaños en busca de enmendar sus pasados errores y enfrentar al hijo contra el padre, en un conflicto en que Vader debe resultar muerto para que la paz pueda ser reinstaurada en la galaxia. A pesar de la inclusión de detalles algo infantiles en este último capítulo (veánse los pequeños Ewoks, metáfora sin embargo de un David contra Goliat del espacio), Lucas pudo darse por satisfecho al crear con esta trilogía algo que iba mucho más allá de una cinta de ciencia-ficción. Lo que Lucas nos contó fue una historia de un conflicto entre un padre y un hijo, de lazos entre compañeros, de unión y Fuerza con mayúscula, del renacer de un alma enterrada bajo carcasa. Una épica sobre la luz contra la oscuridad, la verdad contra la mentira, la justicia sobre la venganza. Un canto intemporal a unos nobles valores, que ya existían hace mucho, mucho tiempo, en un galaxia lejana, muy lejana.
[Leer más +]
77 de 90 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La Muerte de "La Guerra de las Galaxias"
Sí, señores, tal y como lo oyen. Esta célebre película no es la gran culminación de la trilogía, es el momento en el que prácticamente dejó de poder aprovecharse. Muchos dicen que es la más floja de las tres, pero es mucho más.

"El retorno del Jedi" es la semilla de la gran cagada de George Lucas que tan criticada sería 16 años después.
Ello se sostiene sobre la sisguientes bases:

- Si el Imperio se hubiera acordado de tapar aquel agujerito, la Estrella de la Muerte aún seguiría de una pieza. Nadie sabe si la hicieron así para instalar un párking para naves, o un auto-service. Tardaron mucho en hacerla, se supone, pero en este nuevo episodio (los personajes no parecen haber envejecido mucho), nos traen una aún más grande. Y han "corregido" el punto débil de la anterior: ya no hay un agujerito por el cual se puedan colar los misiles, hay un gran agujero por donde se puede colar el Halcón Milenario entero. Aaah, y esta vez Darth Vader y el Emperador se quedan dentro. ¡Bien!
- En "El Imperio Contraataca" no se repetía ningún planeta ya visto en la película anterior. Sin embargo, en esta película hay tres planetas, y Dagobah y Tatooine son ya conocidos. ¡Hurra por las grandes ideas! Y cómo no, éste planeta, Endor, es más o menos como Dagobah, pero un poco más seco.
- En "El Retorno del Jedi" todos es VERDE. Dagobah y Endor son verdes. Yoda y Jabba son verdes. La nueva espada láser de Luke es verde. La ropa de los rebeldes es verde. Joder, si hasta el Emperador es verde en alguna escena...
- ¿Qué mejor idea que vencer a los del Imperio con los primos de Winnie Pooh? Y eso que en un principio iban a ser Wookies. Pueden atacar Hoth con grandes máquinas cuadrúpedas, pero aquí, tienen que sevirse sólo de pollos robóticos.
- Luke tiene una hermana melliza, y esta resulta no parecérsele ni en los mocos de la nariz, aunque probablemente en ambos casos sean también verdes.
- A Luke le pidieron que volviera para terminar de entrenarse, pero resultará que no hace la menor falta. Y luego, usando la Fuerza no será capaz ni de detectar una trampa para intrusos preparada por los Ewoks.
- Luke aparece por primera vez considerándose un caballero Jedi, pero no sólo es incapaz de darse cuenta de la trampa del suelo del gran salón de Jabba, sino que permite que R2 cuide de su única espada láser.
- La llegada de los rebeldes a la base Imperial en Endor... ¿no pueden realizarla viajando en naves? Estoy seguro de que unos cuantos cazas rebeldes podrían descender a toda leche contra esa gran antena y reventarla. ¿Y por qué el Emperador deja que consigan una información que conduce concretamente al reactor verdadero?

Señor Lucas, es usted un genio.
Pero aún así, la película mola. El espectacular rescate de Han Solo, el encuentro final entre Luke, Darth Vader y el Emperador... los tres de negro.
Y esa imagen del Ejecutor (la nave personal de Darth Vader que conocimos en la película anterior) insartándose en la Estrella de la Muerte...
[Leer más +]
98 de 140 usuarios han encontrado esta crítica útil