arrow

Fantasmas de Marte (2001)

Fantasmas de Marte
Trailer
4,5
8.350
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Marte, año 2176. Debido a la superpoblación de la Tierra, el Planeta Rojo se ha convertido en una zona habitada, pero sigue siendo un lugar peligroso. Para colmo, durante una exploración se descubre que una civilización marciana que ha permanecido dormida mucho tiempo, ahora está despierta. En tal circunstancia, un pequeño grupo de policías es enviado a una lejana población minera con la misión de escoltar a un peligroso criminal. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
John Carpenter's Ghosts of Mars
Duración
101 min.
Guion
Larry Sulkis, John Carpenter
Música
John Carpenter
Fotografía
Gary B. Kibbe
Productora
Screen Gems / Storm King Productions
Género
Ciencia ficción Terror Fantástico Acción Fantasmas Western futurista
3
No me vale
No, no me vale. Esta vez no. No me vale eso de que es una película para fans de Carpenter, de que es un autohomenaje referencial, un pastiche del ideario carpenteriano, de que es una gamberrada simpática de las que ya no se hacen, de que es otra muestra del carácter outsider de su director frente al sistema de Hollywood, de que es una divertida recuperación de la serie B más transgresora…lo siento pero NO. Supuestamente solo podrán valorarla positivamente los seguidores del director neoyorquino, de su universo cinéfilo que encuentra consecuencia en este, su último film. Pues bien, yo soy un ferviente seguidor de Carpenter, y, francamente, me resulta completamente imposible defender algo como Fantasmas de Marte, porque no llega, en mi opinión, a alcanzar si quiera un mínimo exigible.

Marte, año 2176. No empieza mal, de hecho me gustó esa primera secuencia en la que el tren recorre el planeta rojo, luego todo se tuerce irremisiblemente, a parte, de que paulatinamente nos vamos dando cuenta de uno de los aspectos más llamativos, esto es, el pobre diseño de producción con el que cuenta la película y que hace inevitable la perdida de cierta credibilidad. Lo más curioso es que según tengo entendido el film contaba con un presupuesto de 28 millones de dólares, ¿en que se empleó? Es un misterio. Afortunadamente, y quizás sea esto lo único destacable, Gary B Kibbe se muestra competente en el apartado fotográfico, y al menos consigue mitigar, en cierta medida, las evidentes carencias de muchos de los decorados, otorgando un digno y por momentos atractivo acabado visual.

Pero la pobreza del diseño de producción no es el problema, es decir, al fin y al cabo es un elemento (ornamental) más, importante, pero no determinante. Yo antepongo por encima, una solidez narrativa, algo que si considero fundamental. Pero tampoco es el caso. El guión de Carpenter es malo, no me molesto en intentar buscar algún sinónimo más benévolo o a aportar alguna idea que argumente la posible deficiencia del esqueleto del film, es que no hay más, el guión es directamente malo. Los diálogos son risibles, los personajes son de una sola pieza, arquetípicos, simples marionetas que Carpenter dispone en el encuadre.

No existe tensión dramática, las escenas de acción no tienen ninguna fuerza, aparecen atropelladamente, deficiente es la narración, y poco mejor es la realización de Carpenter, apática y desganada, con la inclusión de algunos efectismos y cámaras lentas tan gratuitas como innecesarias. Particularmente horribles me parecieron las peleas cuerpo a cuerpo, de las que hay unas cuantas, terriblemente falsas, ¿ensayaron? ¿había alguien encargado de las coreografías?. Con respecto a la música, Carpenter abandona su minimalista sintetizador y se entrega de lleno a una especie de rock metálico y heavy metal cuya función con respecto a las imágenes es más ruidosa que descriptiva.

Decididamente, no me vale.
[Leer más +]
44 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Red Western
Siempre ha sido evidente el fuerte sentido de la autoría que Carpenter ha buscado y conseguido en buena parte de su obra desde los inicios de su carrera. Y este es, sin dudas, una de sus más contundentes muestras. Un relato basado en un grupo de personajes arquetípicos puestos bajo presión; apariencia de serie B aunque con un presupuesto mas holgado; excelente pulso narrativo; diálogos simples, directos y secos pero definitorios de los personajes y una fuerte carga sociopolítica. Carpenter se decanta de nuevo por el homenaje al western hawksiano, situando a los personajes en el paisaje árido y desértico de Marte, en unos decorados de cartón piedra muy acertados por su voluntaria actualización de un poblado minero del oeste. Parece como si en ningún momento pretendiera dar miedo con los supuestos fantasmas de Marte. Los fantasmas recuerdan más bien a los nativos americanos mitificados en tantas y tantas películas, los salvajes indios que cortaban cabelleras y quemaban poblados que en este caso cortan cabezas y hacen explotar los edificios. Y en cuanto a los acosados encontramos un nutrido grupo que básicamente se divide en dos (los agentes de la ley y los criminales) que se verán obligados a interactuar entre ellos para sobrevivir. Pero como suele suceder en tantas películas del director la diferencia entre ambos grupos es mínima y ambigua en métodos y motivaciones. El guión vuelve a hacer un alarde de cinefagia, que a pesar de su clara tendencia auto paródica (mal entendida por muchos) consigue una estructura compleja en base a un largo flashback que a su vez esta compuesto de varios flashbacks mas pequeños que van esclareciendo lo ocurrido, distanciando notablemente al film de Carpenter de las cercanas en el tiempo Red Planet (Planeta Rojo), ciertamente olvidable o la fallida Mission to Mars (a pesar del buen trabajo de De Palma tras la cámara). No llega a trabajos tan sobresalientes como The Thing, Escape from L.A., pero este Ghost of Mars puede incluirse sin problemas entre otras magníficas obras de este gran autor del fantástico al que ya se hecha demasiado en falta.
[Leer más +]
28 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil