arrow

Caótica Ana (2007)

Caótica Ana
Trailer
5,7
12.465
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ana (Manuela Vellés) y su mejor amiga Linda (Bebe) comparten el piso que una mecenas de jóvenes talentos tiene en Madrid, y donde también se refugian otros aspirantes a artistas, entre ellos un chico saharaui y un anglosajón. Antes de llegar a la capital, Ana vivía con un padre hippy, en Ibiza, donde trabajaba de camarera. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Caótica Ana
Duración
119 min.
Estreno
24 de agosto de 2007
Guion
Julio Medem
Música
Jocelyn Pook
Fotografía
Mario Montero
Productora
Alicia Produce / Sogecine
Género
Drama Intriga Romance
"Hipnosis fílmica. (...) extraño viaje, inclasificable, brillante en la forma aunque profundamente ingenuo en el fondo."
[Diario El País]
"Visualmente poderosa, contiene imágenes, momentos, de fuerte atractivo emocional y que sólo se ven lastrados (...) porque anega esas imágenes de texto, las sobre escribe, no permitiéndoles expresarse con naturalidad propia. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
4
Caótica es poco
Católica Ana está organizada en varios capítulos númerados pero, en lugar de empezar por el 1 y tirar palante, empieza por el 10 y va tirando patrás, igual que cuando tu entrenador te está ayudando a hacer abdominales y va contándolas al revés con idea de ayudarte a ver cada vez más cerca la luz al final del túnel.
Y a mí me resultó útil, pues ya me enfrentaba a la peli en busca de un entrenamiento... entrenamiento emocional, concretamente; porque tengo el corazón recio y encallecido y ahora me ha dado por ver pelis cursis a ver si así se me ablanda, que si no no hay manera de comerse una rosca. Pero ya sabía que iba a ser un entremiento duro: la cursilería de Julio Médem no es una cursilería convencional, es una cursilería postmoderna, que marea más, y que viene aderezada con dosis homeopáticas de sangre y violencia para parecer menos repipi.

Durante los capítulos 10, 9, 8 y 7 me resultó moderadamente fácil convencerme a mí mismo de que estaba entrando en la trama, intentaba empatizar con los personajes y abría mi mente todo lo que podía... Pero entonces estaba yo tan tranquilo con la mente abierta cuando veo que empieza a haber corriente de aire y que la película se llena de basura paranormal, almas vagabundas, experiencias místicas y reencarnaciones.
A pesar de las ganas de regurguitar, cierro la boca pero no cierro la mente, ni los ojos... y veo videoclips y anuncios de compresas, y en el capítulo 4 o 3 veo un homenaje a los culebrones venezolanos de toda la vida: "No... lo nuestro es imposible... sabes que yo te amo pero no debemos volver a enrollarnos... porque yo soy... ¡tu madre!"
Cuando termina el capítulo 1 y la peli continúa me acojono pensando que los números enteros son infinitos y que después del 0 viene el -1 y el -2 y el -3.... y que como la peli no es de esas anticuadas con introducción-nudo-desenlace, bien posible es que todavía se alargue tres horas más...
Pero el capítulo 0 es el último de todos, y en realidad es un cortometraje que no pega con nada pero que puede disfrutarse de manera independiente y mola más que todos los otros juntos porque es una explosiva mezcla de suspense, sexo, caca y violencia.

Mi amigo Rodrigo dice que lo de la cuenta atrás era un homenaje a los lanzamientos de cohetes de la NASA, que cuando llega el zero salen disparados igual que salimos disparados los espectadores cuando salen los títulos crédito... Los cohetes muy raramente vuelven a la estación de lanzamiento. Los espectadores me soprendería mucho que volviesemos a pagar 6 leros para verle las tetas a Manuela Vellés.
Exceptuando, por supuesto, aquellos espectadores sensibles que ya tienen la mente abierta y son capaces de apreciar la poesía más allá de un argumento incongruente y unos personajes absurdos. Ellos son los elegidos. Ellos tienen la llave para entrar en Raticulín.

Nota: un cate.
[Leer más +]
185 de 235 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Y pudo ser obra maestra
Caótica Ana es una película descompensada.
Pero empecemos a desmenuzarla, porque realmente Medem no hace una película, sino que más bien firma 10 episodios "artísticos", como salidos de una escuela de cine. Desde ese punto de vista formal, la obra es claramente una avis raris de nuestro panorama de piel de toro y un acontecimiento sin parangón a nivel europeo. De esta forma, Caótica Ana es pieza de museo, por su originalidad (Medem tiene un par al plantear una historia que carece de un algo fundamental que la guíe en sus dos horas de metraje), por su osadía visual, por su barroquismo modernista y por plantear los problemas universales (el mito del salvaje, el choque frontal con la sociedad y los dolores y golpes de la vida, la amistad, el sexo y la mujer como fuente de la vida) como quien cuenta un episodio normal en la vida de alguien.
Por todo ello, Medem firma una obra abstracta pero rica en emociones y sensaciones.
Sin embargo, Caótica Ana adolece de un esqueleto fuerte y firme que la guíe en su devenir narrativo. Y ello, porque Medem elude un guión consistente y con vida propia que eleve la película a obra compacta con o sin su vertiente lúdico-visual al lado. Por ello, como narración, Caótica Ana falla y diluye sus posibilidades de convertirse en obra maestra sin mayores concesiones. Pero me temo que es algo buscado por su director y no un mal viaje de un caótico Medem.

En fin, creo que gustará y horrorizará a partes iguales.

En cuanto a su protagonista, Manuela Vallés, la joven actriz cumple las expectativas con holgura, pero, en mi opinión, no entusiasma en ningún momento, como ocurre con el resto del reparto: ninguno brilla especialmente y tan sólo me ha emocionado una Bebe pletórica, carne de Goya secundario.

En fin, una obra arriesgada, que hay que felicitar por su osadía y planteamiento artístico, pero que está lejos de ser una nueva Los amantes del Círculo Polar (la obra maestra de Medem) o incluso de llegar a los niveles de La ardilla roja o Lucía y el sexo.
[Leer más +]
108 de 155 usuarios han encontrado esta crítica útil