arrow

Perro ladrador, poco mordedor (2000)

Perro ladrador, poco mordedor
Trailer
6,5
570
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Narra la historia de un joven aspirante a profesor que, mientras se piensa el realizar un soborno, intenta deshacerse de un ruidoso perro que vive en el mismo bloque de edificios que él y que se pasa el día ladrando. Desesperado con el can, decide tomar una decisión drástica para que deje de molestarle. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Corea del Sur Corea del Sur
Título original:
Flandersui gae (Barking Dogs Never Bite)
Duración
106 min.
Guion
Bong Joon-ho, Song Ji-ho, Derek Son Tae-woong
Música
Jo Sung-woo
Fotografía
Yong-kyou Cho, Yeong-gyu Jo
Productora
Cinema Service / Uno Film / CJ Entertainment
Género
Comedia Comedia negra Perros/Lobos
"Rara y curiosa comedia coreana (...) se ven sólidas maneras de gran director futuro (...) su cadencia no se ajusta en absoluto a lo que entendemos por comedia en los patrones genéricos del cine occidental. (...) gags montados sobre la mecánica del absurdo y el humor que destilan, más que negro es críptico, y a ratos brutal o cruel"
[Diario El País]
8
COREA DEL SUR Y SU OCCIDENTALIZACIÓN: DE COMERSE LOS PERROS A ADOPTARLOS COMO ANIMALES DE COMPAÑÍA
Bong Joon-ho, construye en esta ocasión una película de un humor negro, fino, crítico y excelente acerca de su propio país Corea, donde presenta la contraposición entre la costumbre de comer carne de perro como manjar exquisito y la costumbre occidental importada de compañia, amor y defensa de este animal, y en el medio de estos polos un hombre mataperros, que mata a todo can que siente cerca suya, porque no soporta a estos animales. La cuestón es que se encadenan una serie de situaciones graciosísimas que hacen reír y provocan pesadumbre, entre el maniático mataperros, una joven defensora de los canes y los tracionalistas acostumbrados a comerse a los perros; con una buena paradoja humorística: la mujer del asesino de perros (que está embarazada y pasa por ese periódo de antojos como comer nueces o apetecerle tener un perrito), va y le lleva uno a su propio hogar, ante sus mismas narices y además por no contrariarla, tiene que convertirse en su cuidador, contra todo pronóstico. Una película muy original y con un argumento muy bien elaborado, donde se resaltan humor y seriedad muy bien entrelazados.

Fej Delvahe
[Leer más +]
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¿Problemas con su perro?
¡Pues no se corte, oiga! ¡Traigánoslo aquí! ¡Lo lanzamos, guisamos e, incluso, recuperamos en cuestión de minutos!
Partiendo de una premisa tan simple como querer matar al perro cojonero del vecino (aunque tan simple, que a nadie se le había ocurrido en años) y llevar a cabo la acción, Bong Joon-Ho desgrana una historia tan cercana al humor negro en sus primeros compases como al drama romántico y más agradable durante los apuntes finales.
Todo ello, lo envuelve el realizador coreano con unos cuantos tintes de acidez por aquí y ciertos descacharrantes momentos por allá, haciendo de ese humor tan peculiar su mejor arma y uno de los principales engranajes para que, a medida que avanza el film, el espectador no sienta como la indiferencia se apodera de él, de su butaca y de sus palomitas. El pack completo, vamos.

Lo mejor de todo, y que últimamente estoy detectando por allí en oriente, es observar como el señor que saltó a la fama con "Memories of murder" y ahora está siendo lapidado por "The host" (por las hordas palomiteras, sin duda alguna), sabe alcanzar a darle la vuelta a la tortilla para que esta no quede excesivamente chamuscada por un lado y luego notemos como por el otro está excesivamente cruda.
Para ello, decide invertir un poco los ingredientes, añadiendo algo más de participación de ciertos personajes por aquí, sazonando con instantes de lo más divertidos y ofreciendo un gracioso reverso para que los de la Defensora de animales no pongan malas caras durante el transcurso total de la cinta.
El final es la pieza suelta que ofrece sentido y nos muestra porque a veces hay que rendirse ante estos orientales, que con poco cautivan y, para colmo, no te terminas preguntando si el guionista recurrió al "Manual de tópicos" (puede encontrarse en las academias Ron Howard) para terminar la historia.
Un hot do...digo... un honroso seis.
[Leer más +]
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil