arrow

El joven Edison (1940)

6,3
376
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Desde que era un niño, Thomas Alba Edison (Mickey Rooney) empezó a realizar sus primeros experimentos químicos en el sótano de su casa. Además, tuvo que ejercer múltiples oficios antes de poder registrar su primera patente. Queda para el recuerdo la escena de la operación de la madre, en que el joven Edison idea un sistema de juego de luces con espejos para iluminar el improvisado quirófano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Young Tom Edison
Duración
86 min.
Guion
Hugo Butler, Bradbury Foote, Dore Schary
Música
Edward Ward
Fotografía
Sidney Wagner (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Drama Biográfico
9
El genio incomprendido que acaba siendo admirado
Película de valores humanos, de buenos ejemplos, de admiración hacia Thomas Alva Edison (Milan, Ohio, 1847 – West Orange, Nueva Jersey, 1931), famoso inventor, científico y empresario norteamericano que sin embargo tuvo una pre y adolescencia donde sufrío mucha incomprensión por parte de su entorno vecinal en la pequeña población donde vivía, hasta tal punto que incluso se le prohibió asistir a la escuela (en su patria chica la gente creía que el joven Thomas estaba "loco" o era un "peligroso idiota"). Sin embargo poco a poco les fue demostrando a los desconsiderados y segregadores, que él era todo lo contrario: un genio autodidacta, un héroe valiente hasta tal el grado de exponer su vida por salvársela a otro.

Una película deliciosa, en blanco y negro, también en versión coloreada, que levanta el ánimo y resulta un acicate para espolear la condición positiva del ser humano.

Muy recomendable.
[Leer más +]
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
EL TONTO MÁS LISTO
No se me ocurria mejor homenaje al gran Mickey Rooney que revisitar una de sus más de 100 películas. Por alguna razón "El joven Edison" permanecia en mi memoria con agrado. Asi pues he vuelto a disfrutar de esta versión coloreada del original de Taurog en el 40. Versión edulcolorada, preñada de valores familiares que no tiene empacho en cambiar los hechos de la juventud del genio de Edison para facilitar el melodrama elogiar la juventud del inventor y acumulador de patentes propias y de otros y hacernos pasar un rato agradable. Supongo que en puertas de la Segunda Guerra Mundial, la evasión y el creer que el esfuerzo y la superación siempre son recompensados era lo propio. Edison se nos presenta como un héroe salvador de vidas. Parece documentado que salvó a un niño de ser arrollado por el tren pero el incidente de evitar el choque de las locomotoras parece que fue todo lo contrario y que una negligencia suya ante el telégrafo estuvo a punto de provocar una autentica colisión. Hecho este que le obligó a iniciar su periplo por Canada y abandonar Nueva Jersey de forma muy diferente a como nos lo cuentan en la cinta.
En cualquier caso la credibilidad del biopic es lo de menos. Enseguida empatizamos con Rooney, su familia y la galeria de personajes gruñones y simpaticos que le rodean. La moraleja es clara y la emoción y la sonrisa tienen su hueco.
Rooney con sus 17 años ya era una estrella, la película tuvo una segunda parte con un Edison adulto interpretado por Spencer Tracy con el que Rooney también nos dejó "Capitanes intrepidos" (Victor Fleming / 1937) y "Forja de hombres" también de Taurog al año siguiente.
Han pasado 74 años y de vez en cuando viene bien dejarse embaucar por ese cine de cine de barrio de sesión continua donde todavia eramos inocentes.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil