arrow

El cielo os pertenece (1944)

7,5
64
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Pierre y Teresa comparten la misma pasión por la aviación. Con coraje y obstinación ellos sacrifican todo por el éxito de su empresa, batir el record mundial femenino de aviación de distancia en línea... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Le ciel est à vous
Duración
105 min.
Guion
Charles Spaak, Albert Valentin
Música
Roland Manuel
Fotografía
Roger Arrignon, Louis Page (B&W)
Productora
Les Films Raoul Ploquin
Género
Drama Aviones
10
La mirada de Grémillon
“La belleza es el máximo de expresión con el máximo de orden” Jean Grémillon

Olvidado por buena parte de las antologías del cine francés clásico, Jean Grémillon nos ofrece esta curiosa película, mezcla de costumbrismo y cine documental de aviación, a través de una mirada original y sensible asentada sobre un excelente guion de Charles Spaak, guionista entre otras películas de “La gran ilusión” (1937) de Jean Renoir o “Teresa Raquin” (1953) de Marcel Carné.

Libre versión en formato “biopic” del matrimonio Dupeyron y de la pionera de la aviación Andrée Dupeyron que estableció en 1938 el récord mundial de distancia en línea recta, la historia comienza cuando junto a su marido, un mecánico de garaje y antiguo mecánico de aviones en la primera guerra mundial, cuyo negocio ha sido expropiado por el nuevo aeródromo, deben trasladarse a la ciudad para iniciar una nueva vida.

Historia de una pasión y de la lucha contra la incomprensión y la mediocridad, Grémillon mezcla con suprema elegancia las vicisitudes de esta pareja enamorada, ligera y sensible, que comparten una afición que se convierte en obsesión. Moderadamente feminista, llena de inteligentes elipsis, la película está plagada de detalles de un gran cineasta, maduro, con la sencilla profundidad de los grandes directores, momentos de contenida emoción – todo el capítulo de la espera del marido, cuando el avión de ella ha desaparecido- y sutiles y poéticas sugerencias –como el desfile con cánticos de los expósitos- coronado por el grandísimo trabajo de la pareja formada por Madeleine Renaud y el mítico Charles Vanel. Maravillosa película.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil