arrow

Banquete de bodas (1956)

6,9
459
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jane Hurley (Debbie Reynolds) anuncia a sus padres (Bette Davis y Ernest Borgnine) su próxima boda con Ralph (Rod Taylor) y su deseo de que a la ceremonia asistan sólo los más íntimos. Sin embargo, y a pesar de los escasos recursos económicos de la familia, la señora Hurley intentará por todos los medios darle a su hija la boda que se merece. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Catered Affair
Duración
92 min.
Guion
Gore Vidal (Novela: Paddy Chayefsky)
Música
Andre Previn
Fotografía
John Alton (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Comedia Drama Romance Bodas
8
Pobre banquete
Si estas tranquilo en casa, te gusta el cine clásico y deseas ver una película sencilla pero de personajes bien interpretados. Banquete de bodas es una buena opción.
La hija de una familia pobre se va a casar y todo se vera complicado con la pasión de la madre por hacerle un banquete que esta fuera de sus posibilidades.

Bette Davis mas los actores secundarios redondean una pequeña gran obra.
[Leer más +]
23 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Madre no hay mas que una..... y me tuvo que tocar a mi
Una chica comunica a su familia su inminente boda y su deseo no celebrar mas que una comida para los mas allegados, tan solo los padres y hermanos de los novios, lo cual, en principio es aceptado aunque con alguna reticencia por parte de la madre. Debido a la presión que esta última siente por parte de vecinas, amigas, consuegros y de su hermano y con el fin de acabar con ciertas críticas, cerrar alguna boca malintencionada y también con el deseo que a su hija no le falte la boda que ella nunca tuvo, decide celebrar el banquete de boda al que hace referencia el título. A partir de aquí empiezan los problemas, la novia los tiene con su futuro marido y con su mejor amiga y la que será su dama de honor y sobre todo el padre de la novia, ( no estoy hablando de Spencer Tracy, sino de otro de los grandes, Ernest Borgnine, el mas grande de los llamados actores secundarios junto con Karl Malden, James Coburn, Arthur Kennedy y algún otro) cuya vida de trabajo tan solo le ha dado para ahorrar 4000 dolares, lo justo para comprar con su socio un taxi propio y que intuye que su mujer va a malgastar en una boda que tan solo desean su mujer y su cuñado.
Atención a la magnífica declaración de amor del marido a la mujer ´´llemamos mucho tiempo casados, pero a mi me han parecido un soplo´´. Dicho así no parece nada especial, pero diciéndolo quién lo dice
( un tipo duro y miembro de una pareja que nunca se han dicho te quiero ) la cosa cambia.
Tal vez después de ver la película surga la siguiente reflexión, cada uno debe vivir su propia vida, no la de sus hijos.
[Leer más +]
21 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil