arrow

Bathory. La condesa de la sangre (2008)

Bathory. La condesa de la sangre
Trailer
4,3
714
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El truculento cuento de la Condesa Elisabeth Bathory ha sido narrado por historiadores, escritores, poetas, músicos, pintores y directores de cine. La tradición cuenta que la Condesa Bathory fue la mayor asesina de la historia de la humanidad. La condesa torturaba a sus víctimas, solo mujeres, antes de matarlas. Se bañaba en su sangre y les arrancaba la carne con los dientes cuando aún vivían. ¿Pero es eso verdad? En cuatro siglos, no se ha descubierto ningún documento que aclare lo que pasó realmente. Esta película se opone diametralmente a la conocida leyenda. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Eslovaquia Eslovaquia
Título original:
Bathory
Duración
138 min.
Guion
John Paul Chapple, Juraj Jakubisko
Música
Simon Boswell
Fotografía
Ján Duris
Productora
Coproducción Eslovaquia-Hungría-República Checa-Reino Unido-Francia; Eurofilm Stúdió / Film and Music Entertainment / Jakubisko Film Slovakia / Sola Media
Género
Drama Fantástico Vampiros
1
La historia de una mentira
Convertir a este monstruoso ser humano en una segunda parte de Juana la Loca es algo que no podré perdonar al director o al guionista de semejante película. Y es que no quisiera ofender pero esta película es pura basura, no enumeraré todos los errores de fechas, e incluso nombres propios en los que cae la película, eso podía pasar.

Esta película es de las peores historias que he visto jamás.
Insultante.

Personalmente he leído todo lo que hay traducido al español sobre esta asesina en serie y la película no incluye ninguna de las torturas, ninguno de los baños de sangre, su frialdad, su tosquedad y su crueldad.
En ésta película es poco más que una santa y mártir de todo lo que pasa a su alrededor, por no hablar de Ezra Majórova, la Bruja de Miawa que ni siquiera se menciona. La bruja que ocupa el puesto de Darvuila cuando ésta muere.
[Leer más +]
25 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
La condesa no sé si sería una criminal o una angelita (no estuve allí para verlo), pero lo que si se es que esta película es un lujoso y sospechoso engendro.
“Cuanto menos pruebas mayor la leyenda”, con esta frase que es toda una declaración de intenciones arranca la trama, mostrándonos las ruinas verdaderas de lo que fue el castillo de la condesa (interesante e instructivo cuando por medios informáticos vemos transformarse las ruinas en lo que se supone debió de ser el castillo en el siglo XVI), a esta siendo una niña cuando es prometida al también niño Ferenc Nadasdy por aquello se juntar las familias y perpetuar el poder y la alianza entre los diferentes credos húngaros frente al poder turco, todo ello narrado a través de un monje historiador llamado Peter que se supone va a ser el cronista de lo que realmente sucedió (ya saben, aquello tan manido y socorrido de que la historia la escriben los vencedores y que él, cómo humilde y desinteresado cronista, nos va a relatar los hechos tal y como sucedieron), terminando en este punto los créditos iníciales y comenzando la película.
Según lo que aquí se nos cuenta en plan “documentados hechos históricos”, son las guerras, conspiraciones y amoríos (romance con el pintor Caravaggio incluido) sufridos y perpetrados por la condesa Bathory y lo que sufrió la pobre cuando para despojarla de sus pertenencias fue víctima de una conspiración que tenía por objeto acusarla de bañarse en la sangre de sus doncellas, cosa que en realidad no sucedió, ya que aunque en algún que otro arranque de mal genio y/o bajo los efluvios de los brebajes que la administraba la bruja Darvulia fuese capaz de llevarse a alguien por delante, no dejaba de ser una mujer acosada y atormentada, que el rojo en el que se bañaba era producto de unas hierbas (durante todo el metraje se la muestra como experta en hierbas varias) y que el éxito del lugarteniente de su marido, porfiador inmune al desanimo por meterse en la cama de la condesa (y pillar cacho de la hacienda de paso) y conspirador con múltiples recursos, Juraj Thurzo (Karel Roden el socorrido ruso que hace de malo en alguna que otra producción de campanillas), es la causa de que a día de hoy figure en “El libro Guinnes de los records” como “la mayor asesina de todos los tiempos”.
Sigue en spoiler por falta de espacio:
[Leer más +]
22 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil