arrow

Ella y su secretario (1942)

6,5
162
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El pintor Tom Verney (Fred MacMurray) desea cumplir su sueño de irse a vivir a México. Pero necesita dinero, por lo que acepta el empleo de secretario de la ejecutiva de publicidad A. M. MacGregor (Rosalind Russell), una mujer de fuerte personalidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Take a Letter, Darling
Duración
92 min.
Guion
Claude Binyon (Story: George Beck)
Música
Victor Young
Fotografía
John J. Mescall (B&W)
Productora
Paramount Pictures
Género
Comedia Comedia romántica
7
"Le gusta su trabajo, gano 100 pavos a la semana, no haga preguntas tontas"
Divertida comedia del injustamente olvidado Mitchell Leisen, es practicamente imposible ver un film suyo por la tele y es una pena porque fue uno de los mejores directores de comedia que ha habido, como muestra de ello "Ella y su secretario" en la que Rosalind Russell y Fred MacMurray están maravillosos en sus respectivos papeles, ella como exitosa ejecutiva de publicidad y él como su secretario "personal" que sólo aspira a ganar un poco de dinero para cumplir su sueño de viajar a México. Entre los secundarios destacar a Robert Benchley como un peculiar jefe de la empresa de publicidad. (defenders of the faith).
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La quinta mujer Caldwell
Whistler, aquel famoso artista que pintó a su madre sentada, ese mismo cuadro que según sabemos Mr Bean se cargó restregándolo con disolvente, pues Whistler fumaba. No sabemos si con o sin filtro pero fumaba tabacos Caldwell. Y esto forma parte de la nueva campaña de publicidad para tabacos Caldwell.

Para conseguir ese contrato la Sra A.M. Macgregor, directora de la agencia, necesita la colaboración de su secretario. Y entre ellos surgirá algo más que una estrecha relación laboral, y ese algo dará lugar a esta comedia romántica al más puro estilo convencional.

Es curioso como antes la dependencia de la mujer al hombre podía dar lugar a un auténtico drama, pero si quieren una comedia, inviertan los papeles, que el hombre quede supeditado a la mujer autoritaria y así tendrán por ejemplo, al bueno de Fred MacMurray a las órdenes de la jefa en una divertida película.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil