arrow

DiDi Hollywood (2010)

DiDi Hollywood
Trailer
2,8
2.912
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Diana Díaz (Elsa Pataky), una ambiciosa joven que sueña con triunfar como actriz en Hollywood, está dispuesta a todo con tal de conseguirlo. Harta de trabajar sirviendo copas en una discoteca, se va a Miami, pero tampoco allí las cosas son fáciles y sólo encuentra trabajo en la grasienta cocina de un restaurante cubano. Allí, conoce a Nora (Giovanna Zacarías), una cantante aventurera con la que entabla una gran amistad, y a Robert (Luis Hacha), un ayudante de dirección mexicano que se enamora perdidamente de ella. Los tres deciden ir a Hollywood. A pesar de que su vida cambia radicalmente, aprenden una gran lección: lo peor que puede sucedernos es que nuestros deseos se hagan realidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
DiDi Hollywood
Duración
102 min.
Estreno
15 de octubre de 2010
Guion
Bigas Luna, Carmen Chaves Gastaldo
Música
Lluis Lu
Fotografía
Albert Pascual
Productora
Marvarrosa Media S.L / Canica Films / El Virgili Films
Género
Drama
2
Bigas Pollywood, motel de estrés y lascivia
Minuto 28:38, aproximadamente [Nota: atención a la canción escogida para acompañar la secuencia]

Elsa Pataky sube por las escalerillas de una piscina mientras disfruta de un baño apasionado. En el peldaño superior el galán le quita los pantalones impidiéndole salir del agua. Ahora se encuentra completamente desnuda. O eso parece. La cámara, en ese momento de ascensión culinaria, la ha enchufado por detrás –no equivocar con sexo anal– apareciendo “algo” entre los glúteos. Al principio, pensé que este ovni (objeto vaginal no identificado) era un salvaslip de ángulos rectos, pero, al no verlo posteriormente a flote ni tintarse el agua de rojo, intuí que este personaje femenino había fortalecido los músculos del suelo pélvico durante cierto período de tiempo, de febrero a septiembre de aquel año, más o menos, y ahí custodiaba los escasos apuntes de guion.

Llegados a este punto de elucubración recordé las palabras de Bigas Luna en una entrevista:

“Hay unos planos que son un regalo para el espectador. Dicen que ella es la mujer más deseada por todos los españoles. Pues hay una secuencia en el que un maníaco la envuelve en papel transparente. Esas imágenes pasarán a ser de las más importantes de mi carrera dentro del mundo del erotismo”.

El director, con las declaraciones anteriores, parecía indicar que su obra está repleta de simbolismos carnales. Y, por tanto, que esta confusa secuencia era otro regalo de erotismo fetichista con adherencia clitoriana. Surge de esta manera una nueva duda sobre cuál es el objeto misterioso. Las opciones barajadas fueron: una pitillera, 120 gramos de sepia y un router última generación de Telefónica.

Al final rebobiné, aunque aclaro que no fue para recrearme, sino para investigar asunto tan complicado. Sin embargo no hallé respuesta satisfactoria. Pero reflexioné sobre ello, que es una de las metas que busca el séptimo arte. De ahí mi eminente nota.
[Leer más +]
51 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Yo soy la Diana... o Diana al desnudo (y nunca mejor dicho).
Aunque los nombres de sus protagonistas son diferentes, DiDi Hollywood plantea su argumento como si se tratara de una continuación natural de Yo soy la Juani, la anterior producción del director catalán Bigas Luna.

Pero mientras que aquel film, con todas sus taras y defectos, constituía un reflejo inédito (y bastante acertado) de la cultura y las aspiraciones de los jóvenes “poligoneros”, esta secuela no declarada se queda en el cliché manido y en la superficialidad más improductiva a la hora de retratar el ascenso de una españolita en la Meca del Cine.

Bigas Luna, que conoce el mercadeo cinematográfico igual de bien que Almodóvar, ha recurrido a la cotizada cara de la Pataky (además de a otros de sus muchos atributos femeninos) para asegurarse el éxito comercial. Sin entrar a valorar las limitadas cualidades artísticas de la actriz protagonista, esta estrategia será seguramante válida en la taquilla, pero ni deslumbrará ni despistará lo suficiente al espectador mínimamente exigente dentro de la sala, en el momento de percibir las muchas carencias de esta versión cutre de Eva al desnudo.

La pulcra y luminosa realización que luce la película no será tampoco un motivo de peso capaz de ocultar la poca profundidad dramática de todas las situaciones planteadas, la intermitencia de la mayoría de los personajes y la escasa emotividad de un insatisfactorio clímax. Fiasco.
[Leer más +]
59 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1