arrow

Ultimátum a la Tierra (1951)

Ultimátum a la Tierra
Trailer
7,0
17.115
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una nave extraterrestre llega a la tierra con la misión de entregar a los hombres un importante mensaje. El mundo entero queda conmocionado el día en que, sin previo aviso, un platillo aterriza en Washington y de él sale Klaatu, un alienígena de aspecto humano acompañado de Gort, un amenazante robot. La petición que Klaatu hace a todos los gobernantes del mundo es rechazada. Así las cosas, Klaatu decide observar cómo viven los humanos y, para ello, se hospeda en la casa de una mujer (Patricia Neal), madre de un chico, con el que Klaatu entabla amistad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Day the Earth Stood Still
Duración
89 min.
Guion
Edmund H. North (Historia: Harry Bates)
Música
Bernard Herrmann
Fotografía
Leo Tover (B&W)
Productora
20th Century Fox
Género
Ciencia ficción Drama Extraterrestres Robots
8
Más que una película de ciencia ficción
"Ultimátum a la tierra" no sólo debe ser considerada como un clásico de la historia del cine de ciencia-ficción, porque va más allá de eso. Robert Wise esboza con esta historia el perfil de la sociedad norteamericana, aturdida aún por los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial.

Como película de ciencia-ficción, no se le puede reprochar nada: los 'efectos especiales' son espectaculares para su época y las actuaciones son impecables, especialmente la de Michael Rennie como visitante intergaláctico. Pero destaco sobre todo las escenas en las que el visitante extraterrestre toma contacto con la forma de ser de los humanos. Se refleja con ellas una sociedad contradictoria y violenta, propia de la personalidad de nuestra especie: la actitud ante lo desconocido suele ser de desconfianza, y la reacción; violenta. De modo que ¿no será que el verdadero peligro somos nosotros mismos?. No es de extrañar la reacción del visitante extraterrestre en el cementerio, en esa brillante escena, cuando descubre que tantas personas han muerto en el mundo por guerras inútiles y absurdas.

En definitiva, "Ultimátum a la tierra" no es sólo una película de ciencia ficción cogida al vuelo. En un caso parecido, recomiendo "Invasión de los ladrones de cuerpos", donde tambien se tiene lugar un transfondo que va más allá de la simple linea argumental, algo que es de valorar, y que carecen otras películas del mismo género.
[Leer más +]
56 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¿Quién es la verdadera amenaza?
Una nave espacial aterriza en Washington DC y de ella sale un extraterrestre flanqueado por un amenazador robot con una capacidad destructora increíble. Tras ver rechazados sus esfuerzos por reunirse con los líderes mundiales para prevenirles del fin inminente de la Tierra, el extraterrestre Klaatu se lanza a la calle.

Ultimátum a la tierra es una de las primeras películas de ciencia-ficción de todos los tiempos. Rodada a comienzos de los años cincuenta por Robert Wise, un inexperto dentro del género, la obra se presenta como un férreo alegato antimilitarista acorde con las tensiones internacionales vividas tras la segunda guerra mundial entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Desde el primer momento, el film adquiere un tono semidocumental; los primeros veinte minutos de la cinta así lo ratifican, limitándose a narrar la acción fríamente, sin introducir a ningún personaje todavía. En este aspecto, la historia no nos deja un protagonista claro, quizás el emisario intergaláctico Klaatu se erija como el personaje principal de la trama; una trama naturalista, desarrollada en exteriores principalmente y con una gran fuerza dramática a la hora de relatar los conflictos internos de los personajes. Destacan sobre todo los minutos finales, muy bien ajustados al estilo de la obra en general; dejando esa pizca de esperanza para un futuro mejor.

Técnicamente, Wise aprovecha algunos materiales de archivo, como las grabaciones iniciales de la capital norteamericana, junto con un estupendo juego de luces y sombras para crear una atmósfera de realismo, clave a la hora de afrontar el planteamiento de la cinta. El reparto se muestra acertado, sobre todo Michael Rennie, que lleva a cabo una magistral interpretación en el papel de visitante extraterrestre. La banda sonora combina algunas partituras realmente fantásticas de Bernard Herrmann, que emplea el theremin, instrumento poco conocido, como un elemento tonal para lograr una mezcla de estilos, referente de la película.

En conclusión, este título representa una de las primeras incursiones de un gran estudio en el género de la ciencia-ficción; apartándose además de otras muchas producciones, al esbozar a nuestros vecinos galácticos de una forma sociable y natural.
[Leer más +]
36 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1